sábado, 19 junio 2021
23:21
, última actualización

«En plena noche»: Un thriller a golpe de rock

Tras sorprender a crítica y público con «El mentiroso», Mikel Santiago, considerado uno de los mejores autores de suspense a nivel internacional, presenta una nueva novela ambientada en el País Vasco. Misterio, nostalgia y una banda sonora de lujo son sus principales ingredientes

10 jun 2021 / 15:22 h - Actualizado: 10 jun 2021 / 15:27 h.
"Libros","Libros - Aladar"
  • Mikel Santiago, autor de ‘En plena noche’.
    Mikel Santiago, autor de ‘En plena noche’.

«A los veinte salimos a la vida a competir como en una carrera de Fórmula 1. A los treinta parece que hay algunos ganadores y perdedores claros, pero a los cuarenta es como si la vida nos equilibrase». Esta sentencia, extraída del capítulo 48 de En plena noche, ejemplifica el tono que Mikel Santiago imprime a la que es su sexta novela, un thriller con mayúsculas cuya trama nos traslada a Illumbe, el pueblo de la costa vizcaína con el que nos atrapó en su anterior trabajo, El mentiroso, y que ha marcado un antes y un después en su trayectoria. Para empezar, no es necesario leer aquel relato para sumergirse en este, aunque, en nuestra opinión, resulta recomendable. Y es que si el literario municipio de Urdaibai veía la luz por primera vez en El mentiroso —aunque ficcional, bebe de lugares reales del País Vasco como Bermeo, Mundaka o Bakio— en la nueva novela se convierte en una pieza fundamental, tanto desde el punto de vista urbano como sociocultural.

«En plena noche»: Un thriller a golpe de rock

En cuanto al argumento, En plena noche tiene como protagonista a Diego León, una estrella del rock que no está atravesando su mejor momento, que decide regresar a su pueblo natal, Illumbe, tras ser informado de la muerte de un componente de su banda de juventud, Deabruak. Este ha perecido en un extraño incendio, el cual podría estar relacionado con la desaparición veinte años atrás de Lorea, quien fuese novia del rockero. No en vano, la policía nunca logró esclarecer lo ocurrido con la chica, que fue vista saliendo a toda prisa de la sala donde el conjunto dio su último concierto, como si huyera de algo o de alguien. Después de aquello, Diego León emprendió una carrera de éxitos en solitario y jamás regresó al pueblo. Tras dos décadas sin pisar el pueblo, su reencuentro con los antiguos amigos es difícil: ninguno de ellos sigue siendo la persona que fue. Mientras, crece la sospecha de que el incendio no fue accidental. ¿Es posible que todo esté relacionado y que, tanto tiempo después, Diego pueda encontrar nuevas pistas sobre lo que pasó con Lorea?

Más allá de su pulso narrativo, su combinación de drama y suspense, y su vertiginoso final, En plena noche es un logrado ejercicio nostálgico que hará disfrutar especialmente a los lectores nacidos en la década de los setenta, pues su trama, aunque ambientada en el presente, vuelve constantemente a 1999, año en que tuvieron lugar los acontecimientos claves de la historia que se nos narra. De este modo, además de sumergirnos en el último periodo del siglo XX de una manera vibrante, Mikel Santiago hace un ejercicio de reflexión casi autobiográfico con el que consigue atraparnos y aun emocionarnos en muchos de sus párrafos. No en vano se trata de su novela más personal, y esto se nota desde el arranque. Merced a sus recuerdos, todos los que como el escritor fuimos adolescentes en los noventa, reviviremos muchas de las costumbres y usos de entonces, pero sobre todo nos empaparemos del espíritu de libertad reflejado en la música pop y rock, a la que Santiago concede un lugar de privilegio. Esta, que como es lógico salpica las más de seiscientas páginas del libro, viene representada a través de artistas legendarios, tanto de esa época como de décadas anteriores, desde Los Secretos a Bruce Springsteen, pasando por The Black Crowes, Led Zeppelin, The Beatles o Ariel Rot. Por cierto que dicha banda sonora, así como otros materiales relacionados con la novela, son accesibles desde la web del escritor .

Aunque no cabe duda de que En plena noche es sobre todo una brillante novela de misterio. Uno de esos trabajos que enganchan desde la primera página y que te obligan a leer y leer hasta conocer la resolución del caso. En eso, el de Portugalete, tras más de un millón de ejemplares vendidos en todo el mundo, ha demostrado ser un maestro, y lo que es mejor, con cada trabajo parece depurar aún más su técnica, bebiendo de genios del suspense como Stephen King, Anthony Shaffer o Alfred Hitchcock, pero aportando un estilo fresco, canalla y personalísimo que lo eleva como uno de los mejores autores de thriller del momento. Tras el impacto que supusieron La última noche en Tremore Beach y El mal camino, el salto de calidad de El extraño verano de Tom Harvey y La isla de las últimas voces y la sofisticación de El mentiroso, En plena noche es la confirmación de que estamos ante un autor infalible, cuya trayectoria, aun sin presentar fisuras, crece con cada proyecto. Tanto si lo conocen como si no, prueben con esta o cualquiera de sus novelas. Les aseguro que no se arrepentirán.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla