Menú

Grandes pérdidas patrimoniales

Juan José García de Vinuesa, Demetrio de los Ríos, Antonio Halcón y Vinent y José Hernández Díaz, fueron grandes sevillanos con páginas negras en la historia de la ciudad

18 nov 2017 / 08:23 h - Actualizado: 18 nov 2017 / 11:34 h.
"Historia","Historia"
  • Puerta Real, una de las derribada en 1864. / El Correo
    Puerta Real, una de las derribada en 1864. / El Correo
  • Fachada del Ayuntamiento antes y después (1868-1878). / El Correo
    Fachada del Ayuntamiento antes y después (1868-1878). / El Correo
  • Fachada del Ayuntamiento antes y después (1868-1878). / El Correo
    Fachada del Ayuntamiento antes y después (1868-1878). / El Correo
  • Acueducto de los Caños de Carmona (1171-1912). / El Correo
    Acueducto de los Caños de Carmona (1171-1912). / El Correo
  • Tres casas palacios de la plaza del Duque, destruidas. / El Correo
    Tres casas palacios de la plaza del Duque, destruidas. / El Correo
  • Tres casas palacios de la plaza del Duque, destruidas. / El Correo
    Tres casas palacios de la plaza del Duque, destruidas. / El Correo
  • Tres casas palacios de la plaza del Duque, destruidas. / El Correo
    Tres casas palacios de la plaza del Duque, destruidas. / El Correo

TAGS:

Cuatro grandes hombres de la política y la cultura sevillana entre 1860 y 1970, tienen, sin embargo, páginas negras en sus brillantes biografías. Fueron estos personajes, los alcaldes Juan José García de Vinuesa (1859-1865), Antonio Halcón y Vinent, conde de Halcón (1909-1913) y José Hernández Díaz (1963-1966), junto al arquitecto y arqueólogo Demetrio de los Ríos (1868-1878).

Juan José García de Vinuesa (Sevilla, 1816?-1865), fue el responsable del derribo de la mayoría de las puertas de la ciudad, algunas de ellas joyas arquitectónicas que pudieron ser mantenidas, como la mayor parte de la muralla almohade también abandonada hasta arruinarse.

Antonio Halcón y Vinent, conde de Halcón (Sevilla, 1865-1963), tiene en su debe haber sido el alcalde que derribó el acueducto de los Caños de Carmona en 1912, una reliquia almohade datada en 1171, de la que sólo restan tres pequeños lienzos en la Puerta de Carmona y al final de la calle Luis Montoto, en Ranilla.

José Hernández Díaz (Sevilla, 1906-1998) fue el alcalde que, en unión de Antonio Sancho Corbacho, capitular de Cultura, y Rodrigo Medina Benjumea, capitular de Urbanismo, autorizaron la destrucción de casi todos los edificios de la plaza del Duque, entre ellos las casas palacios de Cavaleris, del conde de las Torres de Sánchez-Dalp y del marqués de Palomares (Almacenes del Duque). Un auténtico «crimen arquitectónico».

Demetrio de los Ríos (Baena, Córdoba, 1827-Sevilla, 1892), realizó entre 1868-1878 la polémica reforma que destruyó la fachada renacentista proyectada en 1527 por Diego de Riaño, con arcadas y logia. La primera imagen del Ayuntamiento, custodiada en el Laboratorio de Arte de la Universidad de Sevilla, muestra cómo era la primitiva fachada Este del Ayuntamiento tal como fue realizada por Diego de Riaño (1527-1534) y continuada por Juan Sánchez (1535-1560), Hernán Ruiz II (1561-1569) y Benvenuto Tortello (1569-1571). Puede verse en este precioso grabado el trazado primitivo con las dobles arcadas del cuerpo central de la fachada. La segunda fotografía fue captada a principios del siglo XX por Juan Barrera Gómez, y puede verse la fachada Este reformada a partir de 1868 y finalizada en 1878, por Demetrio de los Ríos, reforma que provocó airadas polémicas por la pérdida de la fábrica primitiva.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos