viernes, 20 septiembre 2019
19:05
, última actualización

La bruja escondida

Estupendo cómic de Molly Knox Ostertag, continuación de ‘El niño brujo’. Brujería aunque sobre todo valores positivos y arrimados a la parte luminosa de la realidad, personajes en busca de la verdad y de la bondad y una trama ágil y más que entretenida

01 jun 2019 / 19:37 h - Actualizado: 03 jun 2019 / 12:28 h.
  • Portada de ‘La bruja escondida’. / El Correo
    Portada de ‘La bruja escondida’. / El Correo

Esta es la segunda entrega que hace Molly Knox Ostertag de una trama que tiene por protagonista a Aster –un niño brujo que pertenece a una familia en la que esa brujería es cosa de mujeres o eso, al menos, parecía un poco antes- a su amiga Charlie, a la extraña y oscura Ariel y a la abuela de Aster.

La novela gráfica es continuación de El niño brujo en todos los sentidos. Argumentalmente y en calidades narrativas y artísticas. El trazo de Molly Knox Ostertag es claro, preciso y agradable. El color convierte cada página en una especie de refugio para el lector que busca en este cómic diversión, entretenimiento y valores que le hacen ser merecedor de atención.

La amistad, la integración, la perseverancia, la mirada clara y la bondad como valor que ordena todos los demás, es sobre lo que se sustenta la narración y sobre lo que crecen los personajes.

La historia que cuenta la autora no carece de gran interés y los chicos y chicas de 8 o 9 años disfrutarán mucho con ella. Aster se enfrenta a una prueba definitiva en su vida y en su condición de brujo. Charlie vuelve a meterse en líos sin quererlo. Y Ariel llega al instituto con el paso cambiado aunque la magia blanca puede siempre con la más oscura. La luz se enfrenta a las sombras que siempre acechan.

Destaca en este cómic el uso que la autora hace de las páginas. Con una estructura irregular, Molly Knox Ostertag busca el sentido y la continuidad narrativa eliminando los márgenes o exagerándolos como por ejemplo para destacar la oscuridad de la noche o de la trama. Y destaca una edición cuidadísima de HarperKids que sigue acertando con cada título que vamos conociendo.

Buen libro que hará disfrutar a los jóvenes lectores.

Calificación: Muy bueno.

Tipo de lectura: Muy fácil, amena y, por momentos, inquietante.

Tipo de lector: A partir de 8 años.

Personajes: Redondos, muy bien perfilados.

Argumento: El mal no tiene sitio en este mundo. Siempre vence la bondad.

¿Dónde puede leerse?: Por las noches, en la cama.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016