domingo, 20 junio 2021
21:06
, última actualización
La cara oculta

La Cara Oculta - Un año menos dos días

Podría sonar a condena de ladrona de caballos, pero es algo distinto, aún con el rostro embozado

12 feb 2021 / 08:43 h - Actualizado: 12 feb 2021 / 08:50 h.
"Libros","Cómic","La cara oculta"
  • La Cara Oculta - Un año menos dos días

El pasado 14 de febrero, con las redes colapsadas con mensajes de corazones y frases cursis, «Aladar Cultural» tuvo a bien publicar la primera entrada de «La Cara Oculta».

Fue una presentación, un manifiesto y una declaración de intenciones. Marqué unos objetivos que tenía claros en mi cabeza y que creía, y aún creo, que eran necesario en el panorama actual de la prensa española.

Quería hablar de autores independientes y de los títulos de pequeños sellos editoriales, y de ilustradores, de cómic alejado de lo mainstream, pero también de otros tablones que tratasen temas similares, de booktubers, de eventos que no reciben casi atención en otros periódicos, de revistas y de artesanos.

Todo demasiado friki, demasiado raro, demasiado minoritario para que interesase a cabeceras que se apañan muy bien con los rebotes de las agencias de noticias o con las notas de grandes grupos de comunicación.

Es normal, bajar a la trinchera de la creación en nuestro país es costoso, en algunos momentos, frustra. Los pasadizos de estos bajos fondos no son aptos para todo el mundo y, ademas, hay que trabajarlo.

Me he topado en varias ocasiones con autores e incluso editores que, ante mi requerimiento de información o de una copia para medios de determinada obra, me han contestado con desconfianza, creo que temerosos y escamados ante la posibilidad de que su creación o producto pudiera despertar algo de interés mediático.

Me he quedado en espera de respuestas que no han llegado, o tenido que aguantar impertinencias de seudo sellos que me han recriminado que mi verdadera intención era obtener sus referencias de forma gratuita cuando les he presentado este pequeño espacio que realizo para vosotros cada semana.

He recibido críticas hacia mis críticas cuando estas no dejan de ser meras opiniones subjetivas con el formato de reseña divulgativa. Me he enterado de comentarios de detractores que intentaban con sus ataques la absurda y ridícula pretensión de elevarse a la categoría de enemigos (¡?).

Me he enfrenado a la desidia de las redes sociales, tanto por parte de unos lectores que, si bien echaban un ojo a los textos, no han considerado conveniente compartir enlaces ni citar fuentes.

Me he cruzado con personalidades divas; con compañeros (por tarea; que no por vocación) que me han mirado por encima del hombro aupados gracias a la altura del medio que les contrata y no a sus propios méritos.

También he tenido la suerte de poder firmar con toda libertad en un medio más que centenario y con todo el apoyo posible por parte de Gabriel Ramírez Lozano que nunca me ha puesto un pero por marciano que fuera el tema propuesto. He podido hablar de obras y de gente de la que siempre había querido hacerlo y expresar mi opinión sobre diversos temas al cobijo del rótulo de «El Correo de Andalucía».

Hoy podría haber dado cifras y recordar títulos y autores en esta entrada, pero es que eso me aburre mucho y no quiero caer en ello. Ya creo que me permito demasiado al dedicarme a mí misma esta columna con mis reflexiones.

Pero, bueno, es que quería celebrar «La Cara oculta» cumple un año... menos dos días.

La Cara Oculta - Un año menos dos días

La aventura continúa en una semana.

Besos de carmín, nenas y nenes.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla