Menú

La FSO triunfa en Sevilla a ritmo de superhéroes

La gira ‘Krypton’, con la que la orquesta especializada en música de cine recorrerá la geografía española hasta 2023, recaló en el Auditorio Fibes en puertas de la Navidad. Dirigido por el valenciano Constantino Martínez-Orts, el concierto incluyó piezas dedicadas a Superman, Batman o el Capitán América

19 dic 2022 / 09:32 h - Actualizado: 19 dic 2022 / 09:35 h.
"Música","Música - Aladar"
  • La FSO en un momento del concierto. / Fotografía Iván Puente
    La FSO en un momento del concierto. / Fotografía Iván Puente

Un año más —y ya hemos perdido la cuenta—, la Film Symphony Orchestra conquistó al público sevillano con un concierto de bandas sonoras que costará tiempo olvidar. Si hace unos meses el éxito de la gira ‘Fénix’ les obligó a repetir cita en el auditorio de Fibes, en esta ocasión los músicos dirigidos por Constantino Martínez-Orts volvieron a demostrar que no hay pieza que se les resista ni espectador al que no deslumbren. Y es que su capacidad para evocar momentos de acción, tensión o drama —lógicamente ligados a nuestros recuerdos fílmicos— es tan efectiva que no basta con escucharlos una vez... ni dos, ni tres. Por esa razón, cada una de sus comparecencias en la capital andaluza se salda con un triunfo absoluto, el cual se materializa no solo con las entradas agotadas sino también en los decibelios de los aplausos y las sonrisas de satisfacción al abandonar el recinto. Ojalá los conciertos de música clásica obtuviesen la mitad de frutos que las partituras creadas para el séptimo arte.

En esta ocasión, el director valenciano optó por un programa dedicado a los héroes y los superhéroes que responde al nombre de ‘Krypton’. No hace falta ser un lince para adivinar de dónde procede el título. De hecho, cuando las luces del público comenzaron a menguar y los componentes de la FSO iniciaron el concierto a ritmo de John Williams, todos los congregados en la sala volamos hasta el planeta donde nació Superman en la, probablemente, mejor adaptación rodada sobre el personaje de cómic —la dirigida por Richard Donner en 1978—. Si maravillosa fue la interpretación de ‘El planeta Krypton’ no menos lucida fue la ‘Obertura’ de ‘El Cid’, una de las composiciones más notables de ese genio de la música fílmica llamado Miklós Rózsa. En este sentido, Martínez-Orts acertó a servir los dos primeros platos sin solución de continuidad, pues qué duda cabe que Williams bebió del compositor de ‘Ben-Hur’ para dar luz a sus célebres melodías —basta con escuchar las marchas de ‘Indiana Jones’ y ‘Star Wars’ o la trompetería de ‘Superman’ para comprobarlo—.

Del negro de Gotham al rojo de ‘Los Increíbles’

Tras este inicio fulgurante, la FSO continuó con su recorrido nostálgico con ‘Batman’, la icónica partitura de Danny Elfman con la que Tim Burton reinventó el género de superhéroes a finales de los ochenta. Equilibrados en todos y cada uno de los giros de la pieza, a su finalización los músicos dieron paso a la eléctrica partitura que el canadiense Christophe Beck compuso en 2015 para Ant-Man’, el simpar hombre-hormiga creado por Scott Lang y Hank Pym. Y del universo Marvel a otra pequeña joya de la música para celuloide: ‘Braveheart’. De la banda sonora creada por James Horner —una delicia absoluta—, Constantino Martínez-Orts rescató ‘Por el amor de una princesa’, tema con el que pudimos evocar el romance entre el soldado escocés William Wallace y la princesa Isabel de Francia —para siempre con los rostros de Mel Gibson y Sophie Marceau—. A esta interpretación, donde la cuerda cobró un especial protagonismo, le siguieron la versión de concierto del tema principal de ‘Iron Man 3’, de Brian Tyler, la ‘Suite’ de ‘El Caballero Oscuro’, compuesta por James Newton Howard en colaboración con Hans Zimmer —gran cuerda y apuntes electroacústicos—, y el tema principal de ‘Thor: El mundo oscuro’, creada asimismo por Tyler. Para completar la primera parte del concierto, el director valenciano —siempre locuaz en sus presentaciones—, regaló a los miles de asistentes las vibrantes melodías de los ‘Títulos finales’ de ‘Capitán América: El primer Vengador’, obra del laureado Alan Silvestri; la preciosa banda sonora compuesta por el Michael Kamen para ‘Robin Hood: Príncipe de los ladrones’ —la FSO interpretó brillantemente una ‘Suite’ del fenómeno de 1991—, y las jazzísticas notas con la que Michael Giacchino puso color a ‘Los Increíbles’ —de nuevo la orquesta optó por reunir las melodías más logradas de la película a través de una ‘Suite’, cuyo remate es un brillante ‘fast-swing’—.

Jarre, Silvestri, Zimmer... y una sorprendente Toprak

Tras el merecido descanso, el equipo liderado por Martínez-Orts puso en marcha el tradicional concurso con el que los espectadores volvieron a emocionarse mientras tecleaban el teléfono móvil, y acto seguido dio inicio una segunda parte repleta de obras maestras: desde la ‘Obertura’ de ‘Lawrence de Arabia’, la irrepetible partitura de Maurice Jarre, a los ‘Títulos principales’ de Danny Elfman para el ‘Spider-Man’ de Sam Raimi. Seguidamente, la FSO puso a prueba su valía con las memorables ‘El último mohicano’, de Trevor Jones —una vez más los violines pudieron lucirse interpretando los ‘Títulos principales’— y ‘Conan el bárbaro’, de Basil Poledouris —¡menuda exhibición de metal!—.

Con el público de Fibes completamente entregado, el programa de ‘Krypton’ continuó con la ‘Suite’ de ‘La máscara del Zorro’, pieza con aires hispanos de James Horner para la película protagonizada por Antonio Banderas, y el ‘Tema principal’ de ‘Capitana Marvel’, obra de la compositora turco-estadounidense Pinar Toprak —por cierto una gran amante de los cómics de superhéroes—. Para entonces, el concierto superaba con creces las dos horas de duración, pese a lo cual Martínez-Orts presentó al respetable las tres últimas piezas: ‘Los Vengadores’, de Alan Silvestri, ‘Black Panther’, de Ludwig Göransson —con la sorprendente introducción de instrumentos africanos previamente presentados por el director—, y ‘El Hombre de Acero’, de Hans Zimmer. En todas ellas la orquesta demostró su valía con una gama de acentos difíciles de igualar.

Antes de que el personal abandonase el auditorio de Sevilla Este —el concierto sucedió a la final de la Copa del Mundo de Fútbol y el entorno se hallaba ambientado desde primeras horas de la tarde—, Constantino Martínez-Orts se sacó de la chistera unos excelentes bises —‘Superman’, y la recurrente ‘Cantina Band’ de ‘Star Wars’, ambas de John Williams— los cuales pusieron el broche de oro a una velada pre-navideña absolutamente redonda.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos