miércoles, 28 julio 2021
13:18
, última actualización

«La lista de invitados»: Reinventando a Agatha Christie

Lucy Foley da una vuelta de tuerca al universo de Agatha Christie con «La lista de invitados» (Harper Collins), thriller ambientado en la costa oeste de Irlanda que ha alcanzado el número uno en ventas en el Reino Unido y Estados Unidos

14 jul 2021 / 12:04 h - Actualizado: 14 jul 2021 / 12:10 h.
"Libros","Literatura","Libros - Aladar","Literatura - Aladar"
  • «La lista de invitados»: Reinventando a Agatha Christie

Lugar de mitos y leyendas, de reinas piratas que navegan por sus mares salvajes, de gigantes que luchan entre sí en sus montañas, de místicos caballos blancos e islas malditas por una niebla sobrenatural, Connemara es un verdadero paraíso para los amantes de la Irlanda más atávica y cautivadora. Por esta razón, así como por la conexión directa que Lucy Foley posee con este inefable rincón atlántico, decidió ubicar en él La lista de invitados (Harper Collins), el mejor thriller del año para el New York Times, que ha alcanzado el número uno en las listas de los libros más vendidos tanto en Reino Unido como en Estados Unidos.

Su argumento nos traslada hasta Inis an Amplóra, islote ficticio que bebe de islas auténticas de Irlanda, donde un matrimonio regenta un espacio de celebraciones que incluye hotel, ruinas históricas y un cementerio salpicado de cruces celtas al pie de un acantilado. En suma, un rincón apartado de la civilización que resulta ideal para celebrar una boda romántica, pero que a su vez evoca el lugar donde Agatha Christie situó la trama de su famosa novela Diez Negritos. En este caso los contrayentes son Jules Keegan, la directora de una exitosa revista online, y Will Slater, protagonista de un popular programa de televisión. Ambos elaboran una lista de invitados en la que no faltan sus familiares, compañeros de trabajo y mejores amigos, sobresaliendo Olivia, hermana y dama de honor de la novia, Johnno, padrino del novio, Charlie, maestro de ceremonias, y Hannah, la esposa de este. Todos ellos asistirán a un fin de semana inolvidable donde, más allá de los canapés, las copas de champán y el vestuario elegante, deberán lidiar con los elementos —un temporal amenaza la isla durante la noche de bodas—, las viejas rencillas, los secretos del pasado que afloran durante la celebración... y el inevitable cadáver.

«La lista de invitados»: Reinventando a Agatha Christie
Lucy Foley, autora de la novela.

En suma, La lista de invitados es una de esas novelas que gustará a los amantes del género policiaco pero también del thriller y el domestic noir, pues sus capítulos, cortos pero intensos, recogen lo mejor de la tradición iniciada en la antigüedad por autores como Sófocles y elevada a la categoría de arte en el XIX por maestros de la talla de Edgard Allan Poe, Arthur Conan Doyle, Wilkie Collins o Raymond Chandler. No obstante, como la propia autora reconoce, su principal referente es la Dama del Misterio, Agatha Christie, de la que toma elementos como el jugoso elenco de personajes, el escenario exótico y la implicación del lector, los cuales, mezclados en su particular coctelera, dan como resultado un producto sorprendente por muchas razones. No en vano, a diferencia de la autora de Muerte en el Nilo, Lucy Foley, quien antes de dedicarse la escritura estudió literatura inglesa y trabajó como editora de ficción, deja a un lado el clásico juego de pistas que conducen hasta el asesino, para trabajar de manera más concienzuda la psicología de sus personajes; tanto, que podríamos decir que «disecciona» sus mentes, permitiendo al lector sumergirse en la psique de cada uno de ellos a través de diferentes capítulos narrados en primera persona. Esto no solo le otorga un estilo particularísimo al experimento, sino que contribuye a conectar con el lector, quien desde el primer instante se convierte en partícipe de la historia.

Por si fuera poco, La lista de invitados, lejos de la estructura clásica de presentación, nudo y desenlace, comienza in media res, esto es en medio de la «tormenta» que desencadena la resolución del misterio, constituyendo un punto de partida poderoso para enganchar a su lectura. Deudora de títulos como Asesinato en el Orient Express, de las atmósferas de Henry James o el pulso narrativo de Kate Morton, el mayor logro de Foley reside en ir mucho más allá de lo que suelen hacerlo los whodunnit al uso, y esto es merced al dibujo preciso de las piezas, su hábil disposición sobre el tablero y la reinvención de las normas consustanciales a dicho género.

«La lista de invitados»: Reinventando a Agatha Christie
Portada de ‘La lista de invitados’. / El Correo

Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla