Los libros no entienden de edad

Títulos para ser leídos en voz alta, para degustar en plena naturaleza, para viajar lejos o dejarnos atrapar por su frescura. En el siguiente artículo podrá encontrar libros para vivir más de una vida, que es, en suma, de lo que trata la literatura

22 may 2022 / 14:38 h - Actualizado: 22 may 2022 / 14:51 h.
"Libros","Libros - Aladar"
  • Los libros no entienden de edad

Pasado el ecuador de la primavera, con las Ferias del Libro en plena ebullición y la campaña de verano a las puertas, la oferta editorial se dispara, por lo que en el siguiente artículo trataremos de seleccionar una serie de títulos para todos los miembros de la familia. Los hay tanto para primeros lectores como para jóvenes y adultos, y todos ellos poseen en común la originalidad, el oficio de sus autores y el hecho de ir un paso más allá en un mercado cada vez más saturado y complejo. ¿Leemos?

Los libros no entienden de edad

Duerme Lee

Fiel a su decidida apuesta por la infancia, y tras la exitosa ‘Operación Pañal’, el grupo SM vuelve a lanzar una campaña de lectura entre los más pequeños, esta vez bajo el lema ‘Duerme Lee’. La misma tiene como objetivo acompañar a las familias en ese momento tan importante para el descanso de sus hijos y ayudarlos, a su vez, a crear hábitos de sueño saludables en casa. Para ello, la editorial ha lanzado unos preciosos packs donde, junto a los cuentos Buenas noches, Pepe & Mila; Un beso antes de dormir; y Pepo se va a dormir, se incluyen unos peluches ideales para que los niños los abracen en la cama mientras sus padres les leen en voz alta. En este caso se trata de un dulce elefante de color celeste y un simpático perrito en pijama. Entre los valores que contienen los cuentos —los cuales destacan por sus cuidadas ilustraciones y su maquetación, con una tipografía apta para los primeros lectores— sobresalen la importancia de los gestos cariñosos en la relación madre-hijo, la vinculación afectiva del niño con sus progenitores o los buenos hábitos en casa, y según la experta Paloma Jover, se recomienda leerlos de manera compartida, sin elevar el tono y regulando la iluminación.

Los libros no entienden de edad

Un lobo llamado Wander

El eco de un aullido resuena en las montañas de Wallowa. Solo y asustado, Wander, un lobo gris de poco más de un año, trata de encontrar a sus padres o a alguno de sus hermanos, de los que no sabe nada desde que una manada rival los atacara por sorpresa. Finalmente, decide alejarse del que hasta ahora había sido su hogar. Durante su viaje, deberá enfrentarse a cazadores, incendios, carreteras y a su enemigo más temible: la soledad. ¿Encontrará el valor para sobrevivir? ¿Será capaz de crear su propia familia? Este es el argumento de Un lobo llamado Wander, una conmovedora novela basada en la historia real de OR-7 —un lobo salvaje cuyo coraje, amor y lealtad nos muestra el lado desconocido de uno de los animales más incomprendidos y bellos de la Tierra—, cuyo estilo, que recuerda al de títulos de referencia como Colmillo blanco, ha sido reconocido por The New York Times. Escrito por la profesora de Escritura Creativa y novelista Rosanne Parry —en la versión española, la traducción viene firmada por Alejandro Schwartz—, e ilustrado de manera delicada por Mónica Armiño, la edición corre a cargo de Errata Naturae, un sello comprometido con el medio ambiente ya desde los propios materiales utilizados para su impresión.

Los libros no entienden de edad

Zona de sombras

Los amantes de la literatura fantástica están de enhorabuena, porque Miguel Palacios, una de las voces autorizadas del género en nuestro país, acaba de sacar nueva novela. Finalista de la VII edición del Premio Internacional Minotauro de Novela Fantástica y de Terror (2010) por Tierra de Nada, ahora nos trae Zona de sombras, la cual rozó con los dedos el IV Premio Somnium de Ciencia Ficción y Fantasía en 2018. Dicho trabajo, publicado por M.A.R. Editor, y con unas excelentes reseñas en las plataformas digitales, aun perteneciendo al género fantástico, posee claras reminiscencias góticas, lo cual lo convierte en un título muy atractivo a ojos de los lectores. Su argumento nos presenta a un equipo de kárate universitario cuyo vehículo, camino de una competición, se avería en una urbanización fantasmal en mitad de la foresta. Tras verse amenazados por unas bestias lampiñas, y pese a las advertencias de un siniestro personaje, los jóvenes acceden a pasar la noche en una mansión victoriana en la que les aguardan todo tipo de sorpresas. Escrito de manera ágil, con un estilo muy actual y dotado de un ritmo vertiginoso, Zona de sombras gustará especialmente a los amantes de los vampiros y las emociones fuertes, los cuales cada vez suman más adeptos.

Los libros no entienden de edad

El puente de Go-Cong

Rodrigo Uría, joven brigada sanitario, es reclutado para una misión secreta en plena década de los sesenta. La unidad médica militar de la que forma parte acabará atendiendo un hospital en Go-Cong, una pequeña ciudad en el delta del Mekong, la zona más caliente de la guerra de Vietnam. Los españoles desarrollarán una extraordinaria labor sanitaria con una población local que acaba por confiar en unos extranjeros que no hablan francés ni inglés y solo vienen a ayudarles. Uría empieza a interesarse por Dang, una mujer vietnamita mayor que él, poco convencional y muy independiente, con la que vivirá una atípica y tórrida historia de amor entre arrozales, soldados convalecientes, civiles mutilados por las minas y olor a aceite fénico y antisépticos. Esta es la interesante premisa de El puente de Go-Cong (Algaida Editores), la novela con la que Emilio G. Romero se ha alzado con el 52º Premio de Narrativa Ciudad de Alcalá de Henares. Un trabajo que homenajea a los protagonistas de la primera misión humanitaria española en el exterior —uno de los episodios más fascinantes y desconocidos de nuestra historia reciente—, y cuya prosa, tan cercana como envolvente, dan pie a un M.A.S.H. español en el que el humor permite trascender el trauma, y donde la tragedia y la crueldad se mezclan con lo cómico.

Los libros no entienden de edad

Una historia ridícula

Calificada por gran parte de la crítica como «obra maestra», la última novela de Luis Landero, Premio Nacional de Narrativa 1990, llega a las librerías tras su espléndido El huerto de Emerson, inolvidable libro híbrido de memoria y lecturas traducido a varios idiomas. En este caso, el protagonista de Una historia ridícula (Tusquets Editores), es Marcial, un hombre exigente, con don de palabra, y orgulloso de su formación autodidacta, que un buen día conoce a una mujer llamada Pepita que no solo le fascina, sino que reúne todo aquello que le gustaría tener en la vida: buen gusto, alta posición, relaciones con gente interesante, etc. Él, que tiene un alto concepto de sí mismo, es encargado en una empresa cárnica, mientras que ella es estudiosa del arte y pertenece a una familia adinerada. Marcial necesita contarnos su historia de amor, el despliegue de sus talentos para conquistarla, su estrategia para desbancar a los otros pretendientes y sobre todo qué ocurrió cuando fue invitado a una fiesta en casa de su amada. Todo esto conduce a un relato donde, a modo de monólogo salpicado de digresiones y reflexiones filosóficas, el personaje invita al lector a que le acompañe por su estrafalaria historia de tintes quijotescos, cuyo final, inefable como todo el trabajo, raya el esperpento.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla