lunes, 18 octubre 2021
00:00
, última actualización

Ruega por nosotras

23 nov 2015 / 17:41 h - Actualizado: 23 nov 2015 / 17:44 h.
"Libros - Aladar"
  • Ruega por nosotras

Consuelo García del Cid Guerra presenta en su nueva obra Ruega por nosotras una realidad terrible y olvidada por la sociedad española.

El Patronato de Protección a la Mujer fue una institución nacida en plena dictadura franquista que, bajo una apariencia maternal, piadosa y muy nacional católica, hizo que muchas jóvenes españolas perdieran su identidad, su libertad y su condición de mujer plena.

Este organismo velaba por las mujeres que se señalaban como caídas o en riesgo de caer; es decir, querían dignificar la moral de la mujer, especialmente de las jóvenes, para impedir su explotación, apartarlas del vicio y educarlas con arreglo a la religión católica. Pero esto ¿qué era exactamente? Pues, después de leer este libro, se puede concluir que cualquier mujer caída o en riesgo de caer (ya la definición en estos términos de una mujer es sospechosa, arcaica y vergonzosa) era una madre soltera, una mujer abandonada por su marido y entregada por este a la institución, jóvenes que escapaban de casa, chicas que vestían faldas más cortas de lo normal o cualquier mujer que tuviera la desgracia de estar en el punto de mira de las encargadas de marcar a cada una de ellas y hacer que ingresaran. Eso de velar se traduce de una forma, también, más que dudosa: rezar; no permitir una comunicación fluida con las familias e, incluso, entre las internas; trabajar de forma gratuita para empresas privadas... En fin, una maravilla más de una de las épocas más oscuras y crueles de la historia de España.

El libro analiza el trabajo de las órdenes y congregaciones religiosas que colaboraban con el Patronato, aporta un buen número de testimonios de algunas afectadas, señala datos que nos llevan al escándalo del tráfico de niños que ya conocemos desde hace algún tiempo, describe con detalle esos colegios que eran verdaderas cárceles.

Es un buen libro con el que podemos indagar sobre la razón por la que injustamente la mujer fue y sigue siendo una especie de ser humano de segunda categoría respecto al hombre. Es un buen libro para recordar o conocer lo que pasó durante años en España.

La pena es que la edición del libro está muy descuidada. No se entiende cómo es posible que una primera página presente varías erratas. No se entiende que el libro entero esté lleno de ellas. Hacer referencia a un atentado en el que murieron 18 personas y convertirlo en 118, que el año 2014 pase a ser 2104, el mes de marzo sea farzo, etc., no es algo que podamos comprender bien. En cualquier caso, meritoria la obra de la incansable Consuelo García del Cid Guerra. ~

Calificación: Bueno
Tipo de lectura: Ligera.
Tipo de lector: Interesados en no perder la memoria.
Argumento: Las injusticias no dejan de serlo aunque se traten de olvidar.
¿Dónde puede leerse?: Lejos de un internado.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla