sábado, 21 septiembre 2019
20:01
, última actualización

«Una bala con mi nombre»: El asesino que llevamos dentro

Susana Rodríguez Lezaun entrega una nueva novela. Esta vez, se trata de un thriller que avanza a ritmo vertiginoso y no deja respirar al lector. Novela policiaca de corte clásico, bien desarrollada y bien resuelta

12 sep 2019 / 13:11 h - Actualizado: 12 sep 2019 / 17:57 h.
  • Susana Rodríguez Lezaun. / Fotografía de www.eitb.eus
    Susana Rodríguez Lezaun. / Fotografía de www.eitb.eus

Esta es una novela de trama. Todos los esfuerzos de su autora, Susana Rodríguez Lezaun, se centran y concentran en contar una historia en la que el crimen, la codicia, la tensión narrativa y, sobre todo, Zoe Bennett (protagonista del relato), son esenciales; una historia con la que queda claro que todos podemos convertirnos en un asesino despiadado de un día para otro.

Desde la primera línea, el ritmo es endiablado, todo sucede sin dar un solo respiro al lector. La autora, además, es astuta al salpicar el libro con páginas en los que la violencia, los giros argumentales y las escenas de cama subidas de tono, hacen imposible cerrar el libro. Las piezas de la trama se colocan con exactitud y con cierta alegría respecto a los tiempos y al tempo. No se fuerzan las cosas y esto es algo muy de agradecer.

Una bala con mi nombre es una novela policiaca. No es una novela negra. En ella prima la acción y el disfrute del lector. El misterio o el suspense no dejan de ser anecdóticos y solo funcionan como vehículos al servicio del eje central del texto. Es uno de esos libros que se convierten en un atractivo regalo de navidad para lectores jóvenes que tratan de encontrar la diversión en la lectura o para adultos que se quieren tomar un respiro respecto a la realidad.

La autora no trata de transitar zonas de gran expresividad lírica. Tiende más a entregar información bien colocada a lo largo del relato. Los tonos son medios y los alientos más bien cortos, lo que provoca que la lectura sea muy accesible. Los diálogos se convierten en zonas expositivas con las que provocar un avance argumental. Nada de conflictos o fricción de logos. Los diálogos justifican la evolución de la trama y da cierta libertad a Susana Rodríguez Lezaun para tomarse algunas licencias.

«Una bala con mi nombre»: El asesino que llevamos dentro
Portada de ‘Una bala con mi nombre’. / El Correo

Es posible que, salvo en el perfil de Zoe Bennett, el dibujo de los personajes quede algo difuminado. Y es posible que el final sea algo previsible. Pero lo que es seguro es que el libro gustará y, con un poquito de suerte, se venderá bien. Este título es otro acierto más de HarperCollins, una editorial que tiene muy claro qué lector busca y no juega a ser lo que no es.

Calificación: Buena, entretenida.

Tipo de lectura: Muy fácil, poco exigente.

Tipo de lector: El que busca diversión y una buena historia.

Argumento: El mundo se puede convertir en un disparate porque todos llevamos un asesino dentro, porque hay una bala con nuestro nombre en algún lugar.

Personajes: Salvo Zoe Bennett, algo desdibujados.

¿Dónde puede leerse?: En la puerta de un museo.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016