«Acabaremos el año siendo un cinco por ciento más pobres»

Francisco José Tato, presidente del Consejo Andaluz de Economistas, considera que los fondos europeos son una oportunidad para cambiar el modelo productivo andaluz

Juanmi Vega @Juanmivegar /
23 nov 2021 / 04:00 h - Actualizado: 23 nov 2021 / 04:00 h.
"Entrevista"
  • Francisco José Tato, presidente del nuevo Consejo Andaluz de Economistas. / Jesús Barrera
    Francisco José Tato, presidente del nuevo Consejo Andaluz de Economistas. / Jesús Barrera

TAGS:

El Consejo Andaluz de Economistas nación en plena pandemia. El momento más complicado, pero a la vez más necesario.

Así es. El nuevo Consejo Andaluz de Economistas es la sucesión del antiguo colegio que había antes. Nosotros hemos vivido un proceso de fusión entre los colegios de economistas y de titulares mercantiles. Eso ha generado los colegios profesionales de economistas. A consecuencia de esa fusión, nosotros hemos creado el Consejo Andaluz de Colegios Profesionales de Economistas de Andalucía.

¿Cuáles son las funciones del Consejo?

Lo que intenta es agrupar a todos los colegios profesionales de economistas de Andalucía. Lo que pretendemos es generar economías de escala para la defensa de los intereses de los economistas y, sobre todo, esa interlocución con otros sectores.

Tenemos muchísimos proyectos que a nivel individual nos serían imposible acometer.

¿Cómo definiría el estado de la economía andaluza?

Andalucía está de moda. El hecho de ser una comunidad con un gran potencial y una estabilidad política bastante importante invita a la inversión.

Reduciendo impuestos o con la simplicidad normativa se ayuda a generar inversión. Eso ocurría hasta ahora, pero la cosa está cambiando. Estamos en fase de aprobación de presupuestos y parece que no van a salir adelante.

Prorrogar unos presupuestos nunca es bueno y menos en este momento. El próximo año llegarán los fondos ‘Next Generation’ y, tener unos presupuestos prorrogados, no es la mejor forma de gestionarlos. Los políticos están en ese tema y eso genera cierta inseguridad.

¿Interesa en España que Andalucía cambie su modelo productivo?

Ese cambio tiene que llegar sí o sí. Los fondos europeos van encaminados a temas de economía verde y de digitalización. No hay alternativa ni posibilidad. Lo que tenemos es que aprovechar las oportunidades que esa digitalización nos va a dar.

El cambio en el modelo productivo no significa abandonar los sectores tradicionales en los que se basa la economía andaluza, pero sí a mejorarlos.

Andalucía tiene que ser la comunidad más importante a nivel europeo en energías verdes. Estas oportunidades nos las brindarán los fondos europeos y tenemos que aprovecharlas.

«Acabaremos el año siendo un cinco por ciento más pobres»
Francisco José Tato y Antonio Morera Vallejo, presidente del grupo Morera & Vallejo.

¿Qué le parece la contrarreforma de la reforma laboral que está intentando hacer el Gobierno?

España tiene problemas de generación de empleo y estos vienen por la rigidez de nuestro modelo. La reforma laboral eliminó gran parte de esa rigidez, de hecho, los ERTE vienen de aquel modelo. Dotar de mayor rigidez al mercado laboral es ir en contra del mismo. Necesitamos contratos que garanticen agilidad para que el empresario contrate. Si no generamos empleo, tenemos un problema de cotizaciones. Europa le está diciendo a España que no la derogue, que la mejore, pero una derogación total no es el momento porque seguimos dotando de incertidumbre al empresario y cuando ésta llega, el empresario se marcha.

Si se da mucha más flexibilidad a la hora de contratar y despedir, puede que el que tenga más problemas sea el trabajador.

Podemos mirar a los Estados Unidos, que tienen un mercado laboral flexible. Eso hace que los empresarios contraten con más libertad.

Hay que salvaguardar los derechos de los trabajadores. No puede haber una flexibilidad del mercado laboral a costa de la pérdida de derechos, pero hay que intentar compatibilizar ambas cosas. Entre el blanco y el negro hay muchos grises. Tenemos que ayudar al empresario para que crea esos puestos de trabajo.

¿Por qué se culpa siempre al empresario de todo?

Quizá sea porque algunos sectores políticos han demonizado al empresario, que es la persona que tira de la economía. El sector público no tiene que crear empleo, lo tiene que hacer el privado. El empresario en Andalucía es una forma de buscarse las habichuelas. El que tenemos aquí es cristalerías Martínez, talleres Ramírez y mercería Juani. Cuando a estas empresas les va bien, el pequeño empresario estaría dispuesto a contratar a alguien, pero lo que no quiere es que esto le suponga una hipoteca de futuro.

¿Cómo se cambia el papel del sector público en el empleo?

Es muy complicado. Eso son errores del pasado que ahora los vamos a sufrir. Tenemos que tener presente que existe un déficit estructural importante que tenemos que solucionar. La deuda pública es el 122% del PIB. Una economía basada en continuo gasto público va a generar más déficit y deuda. Esa deuda hipoteca el futuro de nuestro país.

«Acabaremos el año siendo un cinco por ciento más pobres»

¿Preparan las universidades lo suficiente para poder incorporarse con garantías al mercado laboral?

Yo doy clase en la universidad y se lo digo a los alumnos: aquí tenéis las bases, pero ahí fuera os tenéis que terminar de formar. Nuestros estudiantes salen bien preparados. En la carrera no se puede enseñar de todo, pero sí tienen los conocimientos suficientes para afrontar esos retos.

Cuando llegó la pandemia, la mayoría de economistas alertaban de una gran crisis económica parecida a la de 2008. A día de hoy, los datos dicen que las familias gastarán más durante estas Navidades que en las anteriores a la pandemia. Ahí fallaron muchos economistas.

Los economistas somos expertos en predecir el pasado. La gente piensa que la economía es algo matemático y es una ciencia social. Nosotros predecimos comportamientos sociológicos de las personas y eso es impredecible. Los economistas alertamos de circunstancias, pero en la pandemia era imposible acertar.

En la actualidad vemos los bares llenos y se va a gastar más dinero en las navidades, pero hay muchas cosas que se nos van a poner en contra y nos estamos dando cuenta ahora.

Los bares están llenos porque se ha incrementado el ahorro familiar durante la pandemia. Ahora hay una demanda desorbitada y todos tenemos necesidad de consumir. Esto nos ha llevado a una crisis de las materias primas. Como consecuencia de este problema, se están disparando los precios. Ese déficit de materias primas hace que aumenten los precios y suba la inflación. La inflación es el peor impuesto que puede haber, ya que es el impuesto de los pobres. Una inflación del cinco por ciento, como la que tendremos al acabar este 2021, significa que seremos un cinco por ciento más pobres.

A mí juicio, esta es una inflación coyuntural que no ha venido para quedarse. Cuando los engranajes de la economía vuelvan a reajustarse, volveremos a la senda de precios que teníamos anteriormente.

«Acabaremos el año siendo un cinco por ciento más pobres»

Subir los precios se hace muy rápido, pero bajarlos es casi imposible.

No van a bajar. Por eso vamos a ser un cinco por ciento más pobre.

¿Dejará Andalucía de ser el resort de Europa algún día y pasará a tener otro modelo industrial?

A nivel empresario hay muchas iniciativas. Quizá habría que sentar las bases para que se consoliden aquí las empresas. Yo no soy tan pesimista con Andalucía porque ahora se están dando pasos muy buenos con las empresas tecnológicas en Málaga. ¿Por qué no podemos ser la California del sur de Europa? Tenemos que aspirar a eso. Ahí hay una industria muy pujante.

El sector agroalimentario y de las renovables es muy importante y hay que montar las infraestructuras necesarias para sacarles partido. Ahora tenemos una gran oportunidad con los fondos europeos, pero ya el reparto de esos fondos parece que va a penalizar a Andalucía. La brecha entre los más favorecidos y los menos va a seguir aumentando. Ese reparto no debería de hacerse por motivos políticos.

¿Le interesa al conjunto de la Nación que Andalucía sea la primera región económica del país?

No soy capaz pensar que a alguien le interese que no crezcamos. Puedo pensar que le interese que otras regiones, por el peso político que tienen, crezcan más. Ahora el Gobierno nacional y el autonómico son de signos distintos

Pero cuando eran del mismo color...

Estábamos en la misma situación. Es necesaria una reforma importante del sistema electoral. No puedes dotar a determinadas regiones de tanto poder. Habría que ponderarlo de otra manera, pero eso son otras cuestiones que están al margen de la economía.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla