sábado, 21 septiembre 2019
20:01
, última actualización

Andalucía se deja saborear por el turista

Isla Mayor ha sido escenario de la presentación de esta campaña, que divide la comunidad andaluza en diez sectores distinguidos por la calidad de su gastronomía

19 sep 2018 / 20:13 h - Actualizado: 19 sep 2018 / 20:14 h.
  • La presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el alcalde de Isla Mayor, Juan Molero, a la llegada de la casa consistorial. / El Correo
    La presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el alcalde de Isla Mayor, Juan Molero, a la llegada de la casa consistorial. / El Correo
  • Los arrozales son la estampa clásica de Isla Mayor. / F.C.
    Los arrozales son la estampa clásica de Isla Mayor. / F.C.
  • Andalucía se deja saborear por el turista

Las ocho provincias andaluzas están representadas en la campaña Andalucía, paisajes con sabor, una iniciativa que se presentó en Isla Mayor, con la que se quiere reforzar la imagen turística de la comunidad, aunque vinculado a la gastronomía.

La acción promocional ha dividido Andalucía en diez destinos de oriente a occidente, mediante una inversión de 270.000 euros, que hará que los visitantes puedan elegir entre la ruta del Jabugo de Huelva, la del Vino y el brandy de Jerez, la de los frutos tropicales y el ron de la costa granadina, la del atún rojo de almadraba, la de tradición marinera onubense, la del arroz en Sevilla, las vinícolas del Condado de Huelva, la serranía de Ronda y Málaga, de la provincia de Sevilla y Montilla-Moriles.

Diez destinos presentados en Isla Mayor, con la satisfacción de su alcalde, Juan Molero, que explicó en el acto oficial la importancia de los arrozales de su pueblo, con 40.000 hectáreas, que da una idea del peso que tiene este producto en la localidad, junto a otro bastión de su economía: el cangrejo rojo. «Doñana es lo que es gracias al cultivo del arroz, donde tiene aquí su despensa y alimento», manifestó, no sin antes indicar su confianza en cambiar la tónica de la economía local, ya que hasta ahora «no tenemos una tradición ni rutina de turismo».

El presidente de la Federación de Arroceros, Mauricio Soler, recuerda que «nos encontramos en un verdadero paraíso que esperamos que puedan disfrutar desde el día de hoy», ante las múltiples oportunidades que esta nueva ruta ofrece al pueblo.

De hecho, como explicó la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, la idea pretende, entre otras cosas, «romper la estacionalidad, facilitando incluso el acceso a zonas turísticas hasta ahora desconocidas», apoyando a sectores del turismo que están creciendo, y permitiendo «mejorar la calidad del empleo turístico, incluso teniendo en cuenta los datos turísticos, que citan que se ha superado lo que parecía insuperable, y esta campaña va encaminado a ello».

Desde octubre, la campaña tendrá presencia en veinte medios de comunicación nacionales y autonómicos, mediante una primera inversión de 120.000 euros, para luego iniciar una segunda fase con 150.000 euros de presupuesto «con la que tendremos presencia en todas las ferias internacionales, donde Andalucía va a llevar su marca con sabor, convencida de que supondrá un repulsivo para el turismo natural».

«La ventaja de que Andalucía tiene un turismo que fideliza mucho al visitante», señaló, no sin antes destacar la importancia de que la idea tendrá para pueblos como Isla Mayor «con productos como el cangrejo rojo, una tradición que genera riqueza y empleo». Así, «tras momentos duros, y hay que ayudar, y el Gobierno andaluz va a arrimar el hombro y poner las herramientas que sean necesarias». En este sentido, citó el turismo como herramienta «para que no haya despoblación» en los pueblos pequeños, con la generación de empleo, la ayuda a la implantación de empresas y al fortalecimiento de las ya instaladas y la existencia de servicios públicos de calidad como colegios y centros de salud. «Parte del trabajo que se ha hecho ha permitido fijar la población al territorio, y ahora toca seguir construyendo», concluía Díaz.

Con todo, se trata de situar a la gastronomía como uno de los principales estandartes de la marca turística del destino en las acciones de promoción que se realizarán para ello, formando un catálogo de itinerarios vinculados a los productos de la tierra, las denominaciones de origen o la mezcla de cultura, tradición e innovación.

De hecho, se trata de sacar al turista de los circuitos turísticos tradicionales, ofreciéndoles la oportunidad de conocer «otra Andalucía», basada en las delicias gastronómicas de las ocho provincias. Una vez que se tenga esa pinza, el resto de los atributos turísticos de cada zona hará el resto para fidelidad al visitante y hacer que repita.

El turismo gastronómico es uno de los segmentos claves para Andalucía, ya que se trata de una oferta que responde a las nuevas demandas de los viajeros, que buscan experiencias y singularidades en los destinos. En este sentido, esta tipología atrae cada año a la comunidad analiza a cerca de 65.000 visitantes, siempre con el valor añadido de que la gastronomía es una de las cosas mejor valoradas por los viajeros, que le dan a los productos andaluces una media de 8,2 puntos sobre diez a la hora de valorar su estancia.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016