Boughaleb el Attar, hispanista y embajador de Marruecos en Cuba, reconocido con el Premio Emilio Castelar a la labor internacional

Desde su anterior puesto como consejero político de la Embajada de Marruecos en Madrid promovió la constitución del Club de Amigos de Marruecos. Trabajó 8 años como consejero político en la Embajada en España para mejorar los lazos entre España y Marruecos, países vecinos unidos por la historia y la cultura, y ahora trabaja en Cuba por el fortalecimiento de las relaciones después de 37 largos años de ruptura diplomática

06 oct 2021 / 15:06 h - Actualizado: 06 oct 2021 / 15:09 h.
"Libros","Historia","Pasión","Física","Divulgación","Empresas","Construcción","Radio","Historia","Formación","Tráfico","Congreso de los Diputados","Iberdrola","Política","Guerra Civil Española","Infancia","Primavera","Canal Sur","Pandemia","Editorial"
  • Su presentación como embajador de Marruecos con el presidente cubano Díaz Canel, y el ministro de Exteriores cubano (2018).
    Su presentación como embajador de Marruecos con el presidente cubano Díaz Canel, y el ministro de Exteriores cubano (2018).

Los Reales Alcázares de Sevilla se visten de gala este viernes, 8 de octubre de 2021, para acoger la entrega de la undécima edición de los Premios Emilio Castelar, concedidos por la Asociación Progresistas de España, en reconocimiento a la labor de personas, empresas y organizaciones comprometidas en la defensa de las libertades, el progreso de los pueblos y la construcción de una sociedad mejor y más justa.

Como 'antiguo alumno' de El Correo de Andalucía, periódico en el que desempeñé buena parte de mi carrera profesional primero como redactor jefe y después como subdirector entre los años 1988 y 2001, quiero detenerme con este artículo en glosar la importancia de la figura de uno de los galardonados, el hispanista marroquí Boughaleb el Attar, actual embajador del Reino de Marruecos en Cuba, que ha sido reconocido con este prestigioso reconocimiento en la categoría Internacional.

Pese a que Marruecos y España son países vecinos que han compartido historia, memoria y cultura centenarias, lamentablemente se echa en falta un mayor reconocimiento mutuo ya que persisten prejuicios atávicos que impiden una mayor permeabilidad que genere impulsos de progreso y desarrollo para sus respectivos pueblos. Es por ello que cuando especialmente desde España se reconocen los méritos profesionales, académicos o de compromiso social de un personaje marroquí se hace necesaria la divulgación y la proyección de su perfil para general conocimiento de la población.

Boughaleb el Attar, hispanista y embajador de Marruecos en Cuba, reconocido con el Premio Emilio Castelar a la labor internacional
Celebración oficial en La Habana del 1º de Mayo con su esposa Latifa (2019).

Y esto es lo que pretendo hacer con Boughaleb el Attar, un ilustrado y polifacético hombre de paz y concordia que siempre se ha destacado por su pasión por la cultura española, en la que se formó desde su más tierna infancia en Alcazarquivir, ciudad emblemática del antiguo Protectorado español que le vio nacer en 1949. Allí como profesor de lengua española en su juventud, trasladó a sus alumnos esa especial sensibilidad hacia lo español, convirtiéndose sin saberlo en pionero de una tendencia que en la actualidad, medio siglo después, hace que las élites marroquíes prefieran educar a sus hijos en colegios españoles.

Personalmente tuve la ocasión de conocer por primera vez a Boughaleb el Attar en un seminario bilateral sobre la participación marroquí en la Guerra Civil española celebrado en Tetuán en febrero de 2009 y organizado por el Centro para la Memoria Común y el Porvenir de Marruecos, presidido desde su fundación por Abdesslam Boutayeb. Posteriormente he coincidido con él en varios encuentros bilaterales tanto en Marruecos como en España habiendo podido constatar sobradamente su solvencia intelectual como investigador y su profundo compromiso y decidida apuesta por la mejora de las relaciones políticas, económicas y sociales entre ambos países.

En su faceta política como socialista, El Attar fue concejal en el Ayuntamiento de Casablanca y llegó a ser diputado en el Parlamento marroquí cuya mayoría sustentó hace dos décadas el Gobierno progresista presidido por Abderramán Yusufi (1998-2002), recientemente fallecido, con quien trabajó estrechamente en la Cámara, siendo de facto su 'mano derecha'.

Boughaleb el Attar es actualmente un prestigioso diplomático que representa al Reino de Marruecos como embajador en Cuba desde junio de 2018, aunque previamente durante 8 años desarrolló una importante labor en la Embajada de Marruecos en España como consejero político, siempre en la línea persistente de no cejar nunca en el empeño de perseguir por todos los medios la mejora de las relaciones bilaterales, uno de cuyos resultados más palpables fue su proyecto de impulsar la creación del Club de Amigos de Marruecos en España, constituido en enero de 2015, en un lugar tan emblemático como el Congreso de los Diputados en Madrid, donde promovió un gran coloquio de varios días sobre las transformaciones democráticas en Marruecos con la 'primavera árabe' como telón de fondo.

Boughaleb el Attar, hispanista y embajador de Marruecos en Cuba, reconocido con el Premio Emilio Castelar a la labor internacional
En el centro el día de la constitución en el Congreso de los Diputados de Madrid del Club de Amigos de Marruecos (2015).

Historiador, escritor, profesor, periodista, político y actualmente diplomático. Así pues, Boughaleb el Attar es un intelectual marroquí de ideología progresista muy comprometido con su tiempo, un hombre de paz y de concordia que defiende la interculturalidad muy apreciado y considerado en Marruecos que ha dejado huella profunda en España, donde desplegó una intensa actividad de acercamiento y reconocimiento entre los pueblos y la clase política hispana y marroquí, a través de múltiples iniciativas, contribuyendo de manera proactiva a limar asperezas, superar malentendidos y a profundizar en las tradicionales buenas bilaterales entre ambos países.

Hace ya 8 años, en 2013, tanto él como yo participamos como coautores aportando por separado el resultado de nuestras investigaciones en la más ambiciosa iniciativa editorial realizada hasta ahora sobre la historia común entre Marruecos y España, promovida por la compañía energética Iberdrola en tres tomos lujosamente encuadernados bajo el título 'El Protectorado español en Marruecos: la historia trascendida', que también puede consultarse en Internet.

Boughaleb el Attar, hispanista y embajador de Marruecos en Cuba, reconocido con el Premio Emilio Castelar a la labor internacional
Su presentación como embajador de Marruecos con el presidente cubano Díaz Canel, y el ministro de Exteriores cubano (2018).

Pero lo más importante de su deriva profesional final, es que desde hace más de 3 años representa al Reino de Marruecos en Cuba, habiendo sido designado embajador por su gran conocimiento de la cultura hispánica, así como por su gran solvencia intelectual y sus dotes diplomáticas. No era fácil ocupar ese puesto, ya que Cuba y Marruecos habían roto sus relaciones diplomáticas hacía ya demasiado tiempo. Rehacer una relación diplomática después de casi cuatro décadas no era tarea fácil, pero si alguien podía hacerlo era Boughaleb el Attar, que ha conseguido en este escaso tiempo -condicionado además por las limitaciones impuestas por la pandemia mundial del Covid'19- normalizar los lazos y promover proyectos comunes de progreso para ambos países a un lado y otro del Atlántico, en el contexto del fortalecimiento de la relación con este gran país caribeño que ahora afronta con dignidad los desafíos de las sanciones impuestas por la Administración norteamericana.

Su actual presencia en La Habana como embajador es, sin duda, un acierto de la diplomacia marroquí, al tiempo que supone un reconocimiento de facto a su formación como hispanista y a sus habilidades políticas persuasivas, ya que era difícil encontrar a una persona ideal para restablecer las relaciones diplomáticas rotas desde hacía 37 años entre Marruecos y Cuba. Y El Attar no ha defraudado.

No quiero concluir este artículo, en el que no he querido abrumar más a los lectores de El Correo enumerando más detalles sobre el vasto currículum de este gran amigo de España que es Boughaleb el Attar -como libros, publicaciones, etc.-, sin felicitarlo de corazón desde la distancia, ya que lamentablemente la falta de normalización total del tráfico aéreo entre Cuba y Europa, impide su presencia física en la entrega de premios Emilio Castelar este viernes 8 de octubre, y sin dar la enhorabuena a la Asociación Progresistas de España por tan acertado reconocimiento a la labor internacional para un personaje que encarna el diálogo intercultural y las relaciones de paz y progreso con tres continentes.

Rafael Guerrero Moreno

Periodista e historiador

Director del programa 'La Memoria' de Canal Sur Radio


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla