sábado, 21 septiembre 2019
07:29
, última actualización

Doñana rebosa

Las precipitaciones del otoño han contribuido a la inundación de la marisma dejando una Doñana rebosante. Aunque 2016 se va a cerrar por debajo del índice de precipitaciones medio de esta zona, la Junta defiende el «buen estado» del parque

Ricardo Gamaza RicardoGamaza /
17 dic 2016 / 22:20 h - Actualizado: 17 dic 2016 / 22:21 h.
  • La inundación de la marisma alcanza ya el 80 por ciento. / Ricardo Gamaza
    La inundación de la marisma alcanza ya el 80 por ciento. / Ricardo Gamaza
  • Doñana rebosa
  • Doñana rebosa

En lo que va de año hidrológico, han caído en Doñana y su entorno algo más de 300 litros por metro cuadrado, lo que no hace que este sea un año especialmente lluvioso, ya que la cantidad media de lluvias en este entorno es de 550 litros por metro cuadrado. Aunque este año se ha calificado como «normal» por el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, durante una visita institucional realizada con periodistas esta semana, lo cierto es que el nivel de inundación de la marisma es espectacular y costaba cruzar el Parque Nacional sin encontrar, incluso en zonas no inundables, profundas láminas de agua.

«El estado hídrico de Doñana depende básicamente de la cantidad de precipitaciones y su distribución a lo largo del año, como es sabido», ha explicado Fiscal quien ha criticado que «en los últimos tiempos se ha cuestionado y se ha criticado el estado de Doñana; y eso se debía a que no había llovido». «Incluso a lo largo del verano han salido determinadas informaciones, a mi juicio absolutamente injustas, que denunciaban que Doñana se secaba porque a mediados de septiembre la marisma estaba seca... como siempre», ha aseverado el titular andaluz de Medio Ambiente. «Ha bastado un otoño normal de precipitaciones para que tengamos una inundación de la marisma».

Según datos del Espacio Natural Doñana, la inundación de la marisma alcanza ya el 80 por ciento, de manera que el análisis de la dirección del espacio es que se trata de un año «excelente de inundación de la marisma». El estado de las aguas superficiales de Doñana hacen también prever a la Consejería de Medio Ambiente que los datos de la invernada de avifauna que ahora comienza sean «magníficos».

Con todos esos datos, José Fiscal no dudó en calificar el estado general de Doñana de «excelente», si bien aclaró que «esto no significa que no tengamos problemas: Los tenemos y son importantes, pero nos estamos enfrentado a ellos, corrigiéndolos y adoptando medidas, en algunas ocasiones muy duras, para que Doñana no sólo no esté en peligro sino que el estado que ahora tiene se mantenga y no corra ningún riesgo; esa es nuestra intención y es absolutamente firme».

El consejero recalcó que «incluso el presidente del Consejo de Participación de Doñana –el científico Miguel Delibes– ha dicho que el estado de Doñana es bueno». En cualquier caso, Fiscal aclaraba que «más allá de lo que digamos quería que lo comprobásemos in situ para que visitando el terreno directamente se tenga la mejor prueba del estado del Parque».

La visita institucional a Doñana que se ha celebrado al final de esta semana con altos cargos políticos como la alcaldesa de Almonte y el propio consejero, se llevó a cabo con periodistas –entre ellos un equipo de Ecoperiodismo– y se realizó un recorrido desde el arroyo de La Rocina, considerado uno de los principales pulmones hídricos de Doñana, hasta la zona de reserva biológica, la zona de máxima protección del Espacio Natural, cuyo acceso está casi restringido en exclusiva a los investigadores acreditados para estudiar la zona. Durante el trayecto el agua estuvo presente y en gran cantidad, junto a una gran presencia de fauna silvestre.

Sin embargo, los más críticos con el estado de Doñana, la organización ecologista WWF-España, sostienen que aunque son importantes las aguas de lluvia no hay que olvidar que en época de falta de agua el estado de Doñana depende de la carga que tenga del acuífero, que está sobreexplotado «como ha indicado oficialmente la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y el Instituto Geológico y Minero de España que hablan de mal estado cuantitativo del acuífero en toda la zona», según Felipe Fuentelsaz, coordinador de WWF en Doñana.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016