sábado, 21 septiembre 2019
15:22
, última actualización

El 28F marca el paso de la negociación PSOE-Podemos

Díaz hará el debate del Estado de Andalucía el mismo día en que Sánchez defienda su investidura en Madrid. Los socialistas andaluces impulsan una moción en todos los ayuntamientos para que el partido morado ‘se retrate’ a favor de la unidad territorial

15 feb 2016 / 15:55 h - Actualizado: 15 feb 2016 / 16:02 h.
  • La presidenta andaluza, Susana Díaz, a su llegada a un desayuno informativo en Sevilla donde ha presentado al presidente del Parlamento autonómico, Juan Pablo Durán. / EFE
    La presidenta andaluza, Susana Díaz, a su llegada a un desayuno informativo en Sevilla donde ha presentado al presidente del Parlamento autonómico, Juan Pablo Durán. / EFE

La coincidencia de los tiempos políticos, que nunca son casuales, ha hecho que el futuro gobierno de España se dirima en torno al 28 de febrero, día de Andalucía. Con esa fecha en mente, símbolo no sólo de la autonomía sino de la igualdad de oportunidades de todos los españoles vivan donde vivan, el PSOE de Susana Díaz ha puesto en marcha una potente campaña publicitaria cuyo objetivo confeso es reafirmarse en el espíritu del 28F, como cada año. Pero éste no es un año cualquiera. Mientras se acerca el 28F, se aproxima también el debate de investidura del socialista Pedro Sánchez, que será el 2 de marzo. Entre ambas fechas, los 195.000 militantes del PSOE tendrán que votar si refrendan el acuerdo de gobierno que haya alcanzado la dirección con otras formaciones, y luego será el comité federal quien dé el visto bueno definitivo. La consulta a las bases del PSOE será el 27 de febrero (los tres días antes estará habilitada la votación on line), la reunión del comité federal, máximo órgano de decisión entre congresos, será el 29 de febrero o el 1 de marzo. Pero aún hay una coincidencia mayor y más sintomática. El Parlamento andaluz, a petición de la presidenta Susana Díaz, ha programado un debate general sobre la situación política y social de Andalucía el 2 y 3 de marzo, el mismo día que tendrá lugar el discurso de investidura de Pedro Sánchez en el Congreso. El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, ha asegurado este lunes que la fecha del pleno extraordinario se ha propuesto pensando en el 28F, y no en la coyuntura política nacional. “No sabíamos la fecha” del debate de investidura, ha dicho, aunque la dirección federal del PSOE ya había anunciado antes que sería la primera semana de marzo, previsiblemente el mismo día 2 (también se habló del día 7). De modo que mientras Sánchez pronuncia su oferta de gobierno en Madrid, en el Congreso de los Diputados, Díaz hará un balance de los últimos seis meses de legislatura en Andalucía, un mensaje implícito que para muchos en el partido significa la confirmación de que ha dado un paso atrás en sus aspiraciones a la política nacional, y que “su compromiso es con Andalucía”.

Susana Díaz ha pronunciado una frase esta mañana durante una conferencia que muchos de los presentes, miembros de su Gobierno y partido, han entendido como un “repliegue táctico” en su supuesta ambición de aspirar a la secretaría general del PSOE (el congreso está previsto a final de mayo) y, por ende, a la presidencia del Gobierno: “Lo mejor que le puede pasar a España en estos momentos es que Pedro Sánchez pueda formar un gobierno estable”. Díaz nunca ha dicho públicamente que aspire a suceder a Sánchez y no se siente forzada a decir lo contrario ni descartar nada a priori. Es un debate constante en los medios de comunicación en el que ella, dice, “no está”. De cara al 28F, el PSOE andaluz va a impulsar una campaña publicitaria en los medios con el lema “Yo con Andalucía”, que recuerda mucho al lema electoral de Díaz en las pasadas elecciones autonómicas: “Yo con Susana”.

En lo que sí dice estar la presidenta andaluza es en la defensa de la unidad territorial de España y la igualdad de oportunidades de todos, una bandera que ha defendido con uñas y dientes con un propósito diáfano: advertir, prevenir y limitar lo posible cualquier acuerdo político con Podemos. El partido de Pablo Iglesias, consciente de la debilidad interna del PSOE, está forzando los términos de esa negociación, hasta el punto de que esta mañana ha presentado una contrapropuesta a Sánchez que incluye como “imprescindible” y “objetivo estratégico” el referéndum por la autodeterminación de Cataluña, que se celebraría en la primera mitad de la legislatura. Antes de conocer el contenido programático de Podemos, Cornejo anunciaba que en los próximos días el PSOE-A llevará a todos los ayuntamientos andaluces una moción en Pleno para reafirmarse en la “unidad y cohesión nacional”, y una denuncia de “cualquier intento de imponer que se atente contra la igualdad de todos los ciudadanos”. Así, los grupos municipales socialistas obligarán a las marcas afines a Podemos en sus ayuntamientos a retratarse a favor o en contra de la unidad territorial, es decir, a favor o en contra de la consulta catalana. “Alguien plantea ya que no es posible el café para todos”, dijo Cornejo en referencia a unas palabras del líder de Podemos, “quizá es porque piensan que para otros siempre quedará el agua del fregadero, principalmente para los andaluces”, sentenció.

La consulta catalana está vetada por el comité federal del PSOE, de ahí que Cornejo haya considerado hoy una especie de provocación que Podemos mantenga esta idea en su oferta de gobierno. Los socialistas andaluces mantienen vivo su recelo visceral a cualquier acuerdo con el partido morado, más aún en formato de gobierno de coalición, y no descartan que la situación política desemboque en unas nuevas elecciones generales. Conocida ya la fecha de la investidura: 2 de marzo, para la mayoría absoluta, y 5 de marzo, para la mayoría simple, se sabe ya cuándo serían los comicios en caso de que nadie logre formar gobierno: el próximo 26 de junio.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016