Menú
miércoles, 21 septiembre 2022

El andalucismo se une por el Día Nacional

Desaparecido el Partido Andalucista, tres formaciones han tomado su testigo y ya se han convertido en partidos políticos

04 dic 2016 / 00:18 h - Actualizado: 04 dic 2016 / 00:22 h.
"4D: Autonomía andaluza","Pilar Távora"
  • Joaquín Bellido, coordinador de Andalucía x Sí. / El Correo
    Joaquín Bellido, coordinador de Andalucía x Sí. / El Correo
  • Pilar Távora, coordinadora de Izquierda Andalucista. / J. L. Montero
    Pilar Távora, coordinadora de Izquierda Andalucista. / J. L. Montero

Aunque los expertos coinciden en apuntar que el nacionalismo andaluz sólo se despierta cuando se siente en desagravio respecto a otras comunidades autónomas, hasta el 12 de septiembre de 2015 Andalucía ha contado siempre con un partido que, con mayor o menor presencia en las instituciones, ha exigido otros reconocimientos para esta tierra. La disolución del Partido Andalucista hace poco más de un año, en un congreso celebrado en Antequera (Málaga) tras los malos resultados electorales cosechados en los comicios autonómicos adelantados y peores perspectivas para las generales, ponía fin a 40 años de vaivenes en las siglas, pese a haber logrado representación hasta en el Parlament de Cataluña en los noventa. El PA desaparecía pero no el andalucismo.

De aquellas siglas, han surgido al menos tres iniciativas distintas con objetivos similares pero planteamientos y caminos diversos. Somos Andaluces y Andalucismo de izquierdas –dentro de la confluencia Unidos Podemos que formaron IU y el partido de Pablo Iglesias para la repetición electoral– ya se presentaron a las elecciones generales del 26 de junio. Completa el cuadro la Plataforma Andalucía por Sí, que el pasado 5 de noviembre celebró un congreso constituyente para convertirse también en partido político.

Sin embargo, por primera vez en 39 años, tras aquel 4 de diciembre de 1977, las distintas siglas andalucistas se han unido para participar juntas, bajo un único lema Andalucía Soberanía, en la manifestación que hoy recorrerá el Centro de Sevilla, desde el Prado de San Sebastián hasta la Plaza Nueva, junto a Podemos-Andalucía e Izquierda Unida. El objetivo es «colocar Andalucía en el debate que se está produciendo a nivel nacional», apunta Antuan Vargas, coordinador nacional, junto a Pilar Távora, de Izquierda andalucista, un partido constituido formalmente el pasado 23 de octubre y que ya ha recibido el reconocimiento oficial por parte del Ministerio del Interior.

Pese al éxito que supone la «convocatoria unitaria» de esta manifestación, Vargas explica que la de hoy será el «pistoletazo de salida» de la del próximo año: «Queremos sembrar para que dé frutos». Y es que, subraya, pese a todos estos años de autonomía, «las cifras en Andalucía son muy parecidas a las del Tardofranquismo. Andalucía sigue siendo el territorio de Europa con más paro y el 50 por ciento de la población infantil vive en el umbral de la pobreza».

Izquierda Andalucista aspira a recuperar aquel espíritu del 4D, «concienciar y formar a los andaluces de que esta lucha no es algo extravagante; de que hay una política exclusiva de Andalucía, dentro de la pluralidad del Estado español».

Andalucía x Sí ha vivido este mismo proceso con más calma. Nacido como una plataforma ciudadana con un manifiesto al que se han ido adhiriendo progresivamente hasta cerca de 3.000 andaluces de todas las provincias, aprobó convertirse en partido hace un mes. Sin renunciar a tener presencia en el Parlamento Andaluz y, sobre todo, en el Congreso de los Diputados – «Andalucía tiene 61 diputados pero todos recibiendo órdenes de un partido estatal»–, ha comenzado ya a presentar iniciativas: «En lugar de estar detrás de una pancarta, buscamos propuestas y soluciones para los andaluces», afirma su flamante coordinador nacional, Joaquín Bellido, que pone como ejemplo la presentación de la primera iniciativa legislativa municipal por una ley de la pobreza energética ante el Parlamento Andaluz. Ahora tienen que lograr que, al menos, 25 plenos municipales la aprueben por mayoría absoluta.

Bellido coincide con Vargas en el análisis de los logros andaluces en los últimos 40 años: «No es normal que tras 40 años de democracia, el problema de las ocho provincias siga siendo el paro. La agricultura es un problema, la pesca se ha descapitalizado. En Educación seguimos siendo los últimos del informe PISA... Seguimos siendo la Andalucía del tópico», lamenta.

En cualquier caso, tanto unos como otros ven en esta jornada una oportunidad y reclaman que el 4D sea el Día Nacional de Andalucía.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos