viernes, 13 diciembre 2019
16:52
, última actualización
Presupuestos de Andalucía

El día que Vox no iba de farol

Vox quiso hacerse ver y sabía que los presupuestos de la comunidad andaluza era un pastel demasiado jugoso como para dejarlo pasar ante la debilidad numérica del Gobierno andaluz.

14 jun 2019 / 08:04 h - Actualizado: 14 jun 2019 / 08:24 h.
  • Los consejeros andaluces de Economía, Rogelio Velasco(Cs) (i), y de Hacienda, Juan Bravo(PP) (c), y los diputados de Vox Alejandro Hernández (2i), Manuel Gavira (2d) y Francisco Serrano (d) estrechan sus manos durante el acto de la firma del acuerdo alcanzado. EFE/Julio Muñoz
    Los consejeros andaluces de Economía, Rogelio Velasco(Cs) (i), y de Hacienda, Juan Bravo(PP) (c), y los diputados de Vox Alejandro Hernández (2i), Manuel Gavira (2d) y Francisco Serrano (d) estrechan sus manos durante el acto de la firma del acuerdo alcanzado. EFE/Julio Muñoz

Cuando Vox Andalucía presentó el 6 de junio en el registro del Parlamento la enmienda a la totalidad a los primeros presupuestos no socialistas, en el Gobierno -PP y Ciudadanos- se encendieron todas las alarmas porque supo que este partido no iba de farol.

Vox había anunciado cuatro días antes en una rueda de prensa que presentaría una enmienda a la totalidad con propuesta de devolución del proyecto de Presupuestos porque "lejos de ser unos presupuestos del cambio, son un mero ejercicio de continuidad", que podían haber sido presentados por un Gobierno del PSOE y Ciudadanos.

"Estos presupuestos se alejan de todo lo que se dijo que se iba a hacer", dijo el portavoz de Vox, Alejandro Hernández, cuando anunció la enmienda y se comprobó que el reglamento del Parlamento obliga a votar todas las enmiendas de manera conjunta, por lo que a la de este partido se sumarían la del PSOE y la de Adelante.

Sabedor de que sin sus doce diputados el Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos no pueden sacar adelante ninguna ley en la Cámara y sobre todo la más importante -la de presupuestos-, el partido que dirige en Andalucía Francisco Serrano ya había amagado hace unos meses con no apoyar un texto cuando aún ni se había elaborado.

Este amago sonó entonces como un brindis al sol porque el texto presupuestario quedaba lejos pero el 6 de junio la fotografía de los dirigentes de Vox entregando en el registro de la Cámara la enmienda a la totalidad, PP y Ciudadanos comprendieron que habría que negociar con este partido para sacar adelante las cuentas.

La coincidencia con las negociaciones que mantienen todas las formaciones políticas para gobernar en diversos territorios tras las elecciones municipales ayudó a espolear el "precio" que habría que pagar a Vox, un peaje que populares y naranjas sabían que estaban marcando desde la dirección nacional del partido ultraderechista.

Vox quiso hacerse ver y sabía que los presupuestos de la comunidad andaluza era un pastel demasiado jugoso como para dejarlo pasar ante la debilidad numérica del Gobierno andaluz.

Y el resultado es un documento firmado por PP, Cs y Vox con 34 medidas para avanzar en "una nueva política presupuestaria que refleje el Gobierno del cambio en Andalucía". Por primera vez, un documento firmado por los tres partidos Hasta la fecha, Ciudadanos presumía de haber pactado solo con los populares.

La retirada del veto a los presupuestos tiene contrapartidas que se deberán plasmar en las enmiendas parciales a las cuentas que se deberán debatir a partir de ahora. Y las enmiendas parciales no son más que detraer unas partidas de un lugar para colocarlas en otros. En total, un impacto de 2,1 millones en un presupuesto de 36.495 millones de euros.

Si se desconociera que en el argumentario de Vox chirría todo lo relativo a asuntos como la inmigración o violencia de género probablemente no llamaría la atención que en el acuerdo rubricado hoy se recoge que se detraerán 600.000 euros destinados a asociaciones de promoción e inserción de inmigrantes para invertirlos en un plan de infraestructuras para reformar y mejorar las sedes judiciales.

En cuanto a la violencia de género, Vox arranca incorporar el término "violencia intrafamiliar", que actuaría de complemento y no de sustitutivo del primero. La "violencia intrafamiliar" incluye al resto de los miembros de la familia como los hijos y los abuelos, una bandera que ha ondeado Vox desde su creación.

Respecto al programa Memoria Democrática, el documento señala que "se desarrollará estrictamente para realizar actuaciones de recuperación en fosas, investigación y localización de fosas, y banco de ADN", y también se prevé un compromiso algo peculiar como el de la creación del Proyecto 1492: un nuevo mundo.

Este proyecto es "para la puesta en valor de la herencia histórica que conllevó tanto el descubrimiento de América y otras gestas posteriores como la circunnavegación de la tierra".

Medidas de carácter fiscal, de eliminación de entes públicos y la puesta en marcha de más auditorías, además de "racionalizar" el sector público andaluz, aparecen en el documento firmado hoy y que debe ser de obligatorio cumplimiento en el trámite de las enmiendas parciales. Será el momento de comprobar si Vox iba de farol.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016