martes, 19 noviembre 2019
14:47
, última actualización

El narcotráfico se burla de Zoido durante su visita oficial a La Línea

Unos encapuchados roban una ‘narcolancha’ del depósito judicial antes de la llegada del ministro

19 feb 2018 / 19:18 h - Actualizado: 19 feb 2018 / 20:13 h.
  • Vista del depósito judicial de Conil de la Frontera tras la sustracción de la narcolancha. / Isabel Laguna (Efe)
    Vista del depósito judicial de Conil de la Frontera tras la sustracción de la narcolancha. / Isabel Laguna (Efe)

Las organizaciones criminales del Campo de Gibraltar se comportan como si esta comarca fronteriza fuera su feudo, cada vez más como si el Estrecho fuera el río Grande, mientras el Estado da muestras de controlar cada vez menos. El último ejemplo: la visita a la comarca del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, coincidió con el asalto a un depósito judicial para retirar de allí una narcolancha incautada. Hace pocas semanas veinte encapuchados asaltaron un hospital para liberar al capo.

El domingo por la noche fueron varios encapuchados quienes de nuevo burlaron a las fuerzas de seguridad en la provincia de Cádiz al robar, horas antes de la visita del ministro, una narcolancha del depósito judicial de Conil de la Frontera.

Poco después, acompañado del delegado del Gobierno, Antonio Sanz, y de otros altos mandos policiales, Zoido ofrecía una rueda de prensa para presumir de la última operación contra una banda de narcotraficantes saldada con 16 detenciones y la intervención de cuatro toneladas de hachís, además de una estación de radar, casi 100.000 euros en efectivo, tres escopetas, una pistola, dos embarcaciones neumáticas, dos tractores, once coches y dos motos.

Los periodistas, sin embargo, prefirieron preguntar por el nuevo desafío protagonizado por tres individuos presuntamente relacionados con el narcotráfico que sobre las diez de la noche del domingo asaltaron el depósito situado en la N-340 (carretera Cádiz-Barcelona) a la altura de Conil para recuperar una lancha rápida con la que traficaban con estupefacientes. Los autores del robo maniataron al vigilante de seguridad quien, pasada la medianoche, alertó de la sustracción del camión en el que estaba cargada la embarcación.

Zoido aseguró que ya ha sido localizado este camión. Fuentes policiales precisaron a la agencia Europa Press que la embarcación, de 12 metros de eslora y equipada con tres motores de 350 caballos, aún no ha aparecido ni tampoco han sido detenidos los autores del robo.

Zoido se defendió: «No es competencia del Gobierno los depósitos judiciales», y manifestó que la investigación de la Guardia Civil sigue abierta, para añadir que si han sido capaces de localizar el camión en pocas horas, «también podrán culminar la investigación». «Impunidad de los narcotraficantes, cero», insistió. También señaló que el Gobierno trabaja para limitar el uso de las narcolanchas. «Queremos que se cambie la normativa para que no puedan existir». Zoido explicó que estas lanchas «no son de recreo por el diseño que tienen y por la motorización con la que vienen equipadas». Su prohibición la demandan desde hace años los implicados en la lucha contra la droga.

También este lunes, la Policía Nacional informó de la detención de un hombre en la Línea de la Concepción (Cádiz), pueblo considerado uno de los puntos más calientes del narcotráfico en Europa, por su presunta implicación en un delito de atentado. El hombre fue sorprendido con 3.500 cajetillas de tabaco de contrabando procedente de Gibraltar y golpeó al policía que finalmente lo detuvo.

Sindicatos y miembros de las Fuerzas de Seguridad reclaman desde hace tiempo cambios legislativos y que se declare la zona de especial singularidad, lo que implicaría el despliegue permanente de unidades especializadas.

Las organizaciones criminales del Campo de Gibraltar se comportan como si esta comarca fronteriza fuera su feudo, cada vez más como si el Estrecho fuera el río Grande, mientras el Estado da muestras de controlar cada vez menos. El último ejemplo: la visita a la comarca del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, coincidió con el asalto a un depósito judicial para retirar de allí una narcolancha incautada. Hace pocas semanas veinte encapuchados asaltaron un hospital para liberar al capo.

El domingo por la noche fueron varios encapuchados quienes de nuevo burlaron a las fuerzas de seguridad en la provincia de Cádiz al robar, horas antes de la visita del ministro, una narcolancha del depósito judicial de Conil de la Frontera.

Poco después, acompañado del delegado del Gobierno, Antonio Sanz, y de otros altos mandos policiales, Zoido ofrecía una rueda de prensa para presumir de la última operación contra una banda de narcotraficantes saldada con 16 detenciones y la intervención de cuatro toneladas de hachís, además de una estación de radar, casi 100.000 euros en efectivo, tres escopetas, una pistola, dos embarcaciones neumáticas, dos tractores, once coches y dos motos.

Los periodistas, sin embargo, prefirieron preguntar por el nuevo desafío protagonizado por tres individuos presuntamente relacionados con el narcotráfico que sobre las diez de la noche del domingo asaltaron el depósito situado en la N-340 (carretera Cádiz-Barcelona) a la altura de Conil para recuperar una lancha rápida con la que traficaban con estupefacientes. Los autores del robo maniataron al vigilante de seguridad quien, pasada la medianoche, alertó de la sustracción del camión en el que estaba cargada la embarcación.

Zoido aseguró que ya ha sido localizado este camión. Fuentes policiales precisaron a la agencia Europa Press que la embarcación, de 12 metros de eslora y equipada con tres motores de 350 caballos, aún no ha aparecido ni tampoco han sido detenidos los autores del robo.

Zoido se defendió: «No es competencia del Gobierno los depósitos judiciales», y manifestó que la investigación de la Guardia Civil sigue abierta, para añadir que si han sido capaces de localizar el camión en pocas horas, «también podrán culminar la investigación». «Impunidad de los narcotraficantes, cero», insistió. También señaló que el Gobierno trabaja para limitar el uso de las narcolanchas. «Queremos que se cambie la normativa para que no puedan existir». Zoido explicó que estas lanchas «no son de recreo por el diseño que tienen y por la motorización con la que vienen equipadas». Su prohibición la demandan desde hace años los implicados en la lucha contra la droga.

También este lunes, la Policía Nacional informó de la detención de un hombre en la Línea de la Concepción (Cádiz), pueblo considerado uno de los puntos más calientes del narcotráfico en Europa, por su presunta implicación en un delito de atentado. El hombre fue sorprendido con 3.500 cajetillas de tabaco de contrabando procedente de Gibraltar y golpeó al policía que finalmente lo detuvo.

Sindicatos y miembros de las Fuerzas de Seguridad reclaman desde hace tiempo cambios legislativos y que se declare la zona de especial singularidad, lo que implicaría el despliegue permanente de unidades especializadas.

SIN NOTICIAS DE QUIENES ASALTARON EL HOSPITAL

Zoido defendió el dispositivo de seguridad en el Campo de Gibraltar a preguntas de la prensa en el Congreso el día 7 de este mes tras el asalto de encapuchados a un hospital para liberar a un narco relacionado con Los Castañas, uno de los clanes que dominan el tráfico de hachís en la zona. Ese día señaló que «dentro de poco» habría detenciones, aparte del arrestado en la huida desde servicio de urgencias. Detenciones que aún no han llegado.

El titular del Interior volvió a pedir ayer la implicación de todas las administraciones para, según subrayó en Twitter, hacer frente a un problema en el que influyen el desempleo y aspectos sociales y educativos.

Según sus datos, desde enero de 2017 hasta ahora se han incautado más de 183.000 kilos de hachís, se ha detenido a 518 personas y se han intervenido 490 vehículos en el Campo de Gibraltar. Interior ha insistido en esta idea al subrayar que la «eficacia policial» ha conseguido incrementar un 300 por ciento las incautaciones de cocaína y un 45 por ciento las de hachís.

Los policías y guardias civiles destinados a la zona piden, por su parte, más medios y efectivos ante la constatación de que las bandas de narcos cada vez se enfrentan con mayor virulencia a los agentes.

También reclaman juzgados especializados y sentencias «ejemplares» para poner fin a la sensación de impunidad. Como ejemplos: el clan de Los Castañas ya ha sido varias veces golpeado sin ser desarticulado. O el de Abdellah El Haj, marroquí al que se conoce como Messi, que pactó su entrega en noviembre tras una fianza de 80.000 euros, lo que provocó la indignación policial.

ALCALDE «CONTENTO»

El alcalde de La Línea de la Concepción, Juan Franco (La Línea 100 x 100), agradeció ayer la «preocupación» que ha mostrado el Gobierno central «ante los últimos acontecimientos». Asimismo, Franco se mostró «contento» ante la supresión de las narcolanchas así como que vamos a tener un refuerzo continuado de la Guardia Civil y de la Policía Nacional».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016