jueves, 23 septiembre 2021
23:41
, última actualización

Estudiantes andaluces en cuarentena tras el macrobrote de Mallorca

175 estudiantes de la Península han sido trasladados al “hotel puente” de Palma por su relación directa o indirecta con el macrobrote de viajes de estudios

28 jun 2021 / 04:00 h - Actualizado: 27 jun 2021 / 21:10 h.
"Salud pública","Consumo","Viajes","Hoteles"
  • Europa press
    Europa press

La consellera balear de Salud, Patricia Gómez, ha informado este domingo de que los 175 estudiantes de la Península que han sido trasladados por el Govern al “hotel puente” de Palma, por su relación directa o indirecta con el macrobrote de viajes de estudios, tendrán que hacer 10 días de cuarentena.

Gómez ha explicado que la Conselleria de Salud y Consumo empezó un rastreo masivo en cuanto tuvo conocimiento del brote y detectó por medio de una agencia de viajes de estudios a 268 jóvenes de entre 17 y 18 años.

Provienen de Galicia, el País Vasco, Andalucía y Madrid, están todavía de viaje en varios hoteles de Mallorca y podrían haber tenido una relación directa o indirecta con el brote.

“La decisión fue identificar a estos alumnos, hablar con los monitores, y trasladarlos al hotel puente para hacerles una prueba PCR”, ha añadido en declaraciones a los medios frente al centro de Salud de La Vileta. Entre el sábado y el domingo han sido trasladados 175, y ya se conoce el resultado de la PCR de 78 de ellos, de los que 33 han dado positivo y 45 negativo.

Entre los positivos, 9 de ellos presentaban síntomas y han sido trasladados “por un principio de precaución y por prudencia” al Hospital Son Espases, dado que el hotel puente, el Palma Bellver, no está medicalizado, “algunos con fiebre, dolor de garganta y malestar general, alguno con fiebre alta, de más de 38,5 con síntomas leves”.

Gómez ha explicado que la Dirección General de Salud Pública ha aprobado una resolución sobre esos más de doscientos jóvenes, “con los nombres y apellidos de todas estas personas, para poder trasladarlos, porque en este momento suponen un peligro para la salud pública de nuestros ciudadanos”.

“No nos consta que haya personas contagiadas de las islas relacionadas con estos brotes”, ha recalcado la consellera.

El Govern informó de que los brotes se originaron en un concierto de reggaeton en la Plaza de Toros de Palma y en diferentes fiestas en barcos y hoteles. Gómez ha explicado que “se consideró contacto estrecho a cualquiera de los estudiante que hubieran estado y participado en alguna de esas actividades”.

Según la consellera, si el primer grupo de 31 estudiantes a los que se hizo PCR no hubiera habido ningún positivo, podrían haber regresado y hecho la cuarentena en sus comunidades, pero al darse un volumen elevado de positivos, “hace que todo el grupo es contacto estrecho, porque han estado participando durante todas las actividades durante todos los días”, ha detallado.

Ha precisado que los 175 que están en el hotel puente forman parte de distintos grupos y hoteles “en cada uno estos grupos hay bastantes positivos, que indican que todos los compañeros son contactos estrechos y por lo tanto estas personas se tienen que quedar aquí a hacer la cuarentena”.

Para los 93 estudiantes que aún permanecen en sus hoteles se ha establecido un protocolo de control, en colaboración con la Delegación de Gobierno en Baleares, para que queden aislados en sus habitaciones, a la espera de autorización paterna o bien a que ellos mismos accedan, para ser trasladados a la hotel puente donde se les realizaría la prueba diagnóstica.

La consellera ha indicado que “se les ha pedido prudencia y que se queden en sus habitaciones” para separarlos de las demás personas porque “se han dado algunas situaciones no deseadas”.

Gómez ha admitido que “es una situación delicada” y ha asegurado que la Conselleria se mantiene en contacto con las familias y con las autoridades sanitarias de las distintas comunidades para informarles.

“Lo estamos haciendo de una manera pacífica. Tenemos a los profesionales volcados en tratar de convencerles”, ha dicho sobre los que no quieren ser trasladados al hotel puente. “En otras ocasiones hemos tenido que hacer ingresos forzosos y esperemos no tener que llegar a ello”, ha asegurado.

Ha precisado que “un traslado forzoso es en contra de la voluntad de la persona y eso requiere un actuación policial y han de ser mayores de edad”.

Gómez ha dicho que está a disposición de las familias que han asegurado que los jóvenes están secuestrados “para aclarar cualquier situación”.

La consellera balear de Salud ha subrayado que “es importante que todos entiendan la gravedad de la situación y el volumen de este brote, que es uno de los brotes con más número de casos desde el principio de la pandemia”.

Acerca de su aislamiento ha explicado: “Como autoridad sanitaria no podemos permitir que una persona que ha estado en contacto con positivos y que no sabemos si es positiva, dado el volumen de positivos que estamos teniendo, que viaje, que coja un avión o un transporte público. Es un riesgo importante para la salud”.

La Conselleria intenta averiguar cuántos estudiantes de viajes de estudios quedan aún en Mallorca, al margen de los 268 de una misma agencia de viajes.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla