jueves, 20 enero 2022
22:02
, última actualización
Ecoperiodismo

Inicio (oficial) de la sequía

La CHG declarará oficialmente la «situación excepcional por sequía extraordinaria». La previsión es que esta sea uno de los periodos de escasez más duros de los últimos tiempos

Ricardo Gamaza RicardoGamaza /
31 oct 2021 / 04:00 h - Actualizado: 31 oct 2021 / 04:00 h.
"Ecoperiodismo","Sequía"
  • Foto. EFE
    Foto. EFE

La cuenca del Guadalquivir entra en sequía. Esta semana la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir declarará oficialmente la “situación excepcional por sequía extraordinaria”. La previsión es que esta sea uno de los periodos de escasez más duros de los últimos tiempos. Ya se han producido restricciones de agua en la provincia de Sevilla y los expertos reclaman inversiones inmediatas por parte de un Gobierno andaluz que no se da por aludido.

En el año 1977 la malvasía cabeciblanca estaba prácticamente abocada a la extinción en Andalucía. Sólo quedaban 22 ejemplares de este pato singular de pico azulado. El último reducto poblacional de este ave encontró su particular oasis en tres lagunas de la provincia de Córdoba: Zóñar, Amarga y Rincón, con unas aguas que le sirvieron a esta especie para sobrevivir y multiplicarse evitando su desaparición. Pero hoy la laguna del Rincón está seca y su suelo cuarteado. Es un efecto visible de la sequía que ahora inicia su periodo más duro, pero también una señal de atención de lo que se avecina, ya que esta laguna no se secaba completamente desde 1995, tras la gran sequía andaluza que se inició en 1992 y que además de afectar a los ecosistemas ocasionó graves problemas de suministro de agua doméstica, con un desabastecimiento impensable para la época.

Esta semana el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir dará oficialmente por hecho el estado de sequía en la mayor cuenca andaluza con la firma de la “declaración de la situación excepcional por sequía extraordinaria”, que será el prólogo de la declaración de sequía por parte del Estado español. Es la izada de la bandera roja ante una situación que era previsible y sobre la que se han llevado a cabo algunas medidas por parte de los operadores públicos de agua, que han promovido la elaboración de planes de sequía para sus territorios.

En este sentido, Babiano ha destacado que en durante estos años muchos operadores públicos de agua como EMASESA, Emproacsa, Huesna, Aguas de Cádiz, Chiclana Natural o Lucena han elaborado o están finalizando sus Planes de Gestión de Riesgo de Sequía a través de un proceso de participación. “Estos operadores, sin duda, gestionaran esta sequía adoptando medidas técnicas de gestión que ya han sido debatidas, consensuadas y defendidas por los ciudadanos”, explica el gerente de AEOPAS.

En efecto, la mayoría de estos planes contemplan, en situaciones como la actual se iniciaría una serie de actividades de concienciación ciudadana para informar y pedir un uso responsable del consumo de agua en los hogares. Por este motivo el pasado jueves el en el Ayuntamiento de Lucena (Córdoba) han presentado una fuerte campaña de concienciación ciudadana que pretende alcanzar un ahorro de un 7% en el uso del agua.

Sin embargo, el gerente de la Asociación que aglutina a las empresas públicas de agua en España (AEOPAS), Luis Babiano, apunta que “hay una grave situación de precariedad en el suministro de agua en muchas poblaciones rurales de Andalucía, que requieren inversiones urgentes por parte del Gobierno andaluz y del Estado”.

“Se ha avanzado mucho en estos años en planificación, prevención, adaptación y coordinación institucional en Andalucía”, explica Babiano, “pero hay que realizar inversiones inmediatas si queremos que este año hidrológico no tenga un gran impacto socioeconómico en los municipios medianos y pequeños”.

Pero el Gobierno andaluz no se da aún por aludido con el grave problema de sequía que ya tenemos encima y que requiere urgentes decretos de sequía que contemplen actuaciones de emergencia para municipios de las provincias de Córdoba, Jaén, la Sierra de Huelva, Cádiz y Sevilla. Hay que recordar en este sentido, que las competencias de las cuencas hidrográficas andaluzas, salvo en el caso de la cuenca intracomunitaria del Guadalquivir -cuya gestión depende del Estado- son exclusivas de la Junta de Andalucía.

Mientras el Gobierno andaluz actúa lento, la sequía sigue su devastador proceso en localidades como Aguadulce y Pedrera, len la Sierra Sur de Sevilla, donde ya en verano tuvieron que empezar a aplicar cortes en el suministro de agua potable de lunes a jueves de 00:00 a 06:00 horas. Aunque en estos términos municipales no es algo nuevo enfrentarse a esta escasez estival debido al consumo de agua de piscinas, lo que si es nuevo es que no se haya producido la recuperación de otras anualidades, cuando tras la temporada de baño los pozos recuperaban su nivel y se acababan las restricciones. Esta año la sequía ya obliga a que de lunes a jueves el agua siga sufriendo restricciones. Cortes de agua por horas que afectan en estas localidades a más de 7.000 vecinos: 5.000 de Pedrera y unos 2.000 de Aguadulce.

Donde la Junta de Andalucía ha levantado la bandera de alerta es en el Campo de Gibraltar, donde ya ha culminado el proceso de decreto de situación de sequía prolongada o excepcional, lo que abre la puerta a la adopción de diferentes medidas, entre ellas posibles restricciones en el suministro. La Orden publicada en el BOJA el 14 de octubre, refleja que los embalses de la comarca (Charco Redondo y Guadarranque) tienen unas reservas almacenadas que solo garantizan el abastecimiento «para poco más de un año». De hecho, a fecha 28 de septiembre de 2021 disponían de 56,56 hm³ y esta semana Charco Redondo está a un 25,86% (21,10 hm³) y Guadarranque, a un 36,48% (31,99 hm³). El citado decreto define como condición para la declaración de «excepcional sequía» cuando no se dispone de los recursos suficientes para satisfacer las demandas previstas con una garantía de al menos dos años (si coincide en el tiempo con una situación de sequía prolongada) o al menos un año (si esa situación no es persistente).

La Comisión para la Gestión de la Sequía de la Demarcación Hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, reunida con fecha 14 de septiembre de 2021 en sesión virtual, emitió por unanimidad un informe favorable a la declaración de excepcional sequía en la comarca que se refiere a todos los municipios excepto Tarifa (que pertenece a otra zona de regulación), que es el que ha conducido a esta decisión final de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

La Junta ya consideró que el año hidrológico 2021-2022 comenzaría en el Campo de Gibraltar «con una situación de alerta o escasez severa para el abastecimiento de una población superior a los 250.000 habitantes, lo que se traduce en una garantía de abastecimiento ligeramente superior al año». En el periodo 2020-2021 ya acumulaba dos años con precipitaciones que se situaban sistemáticamente por debajo del 50-60% de la media histórica, llegando incluso al 25% de este valor en algunas áreas. Esta sequía prolongada provocó que las aportaciones a los embalses de Guadarranque y Charco Redondo se situaran en valores extraordinariamente bajos del 15% de la media histórica en el año hidrológico 2019-2020 después de un año 2018-2019 en el que fueron del 30% de dicha media. Las aportaciones de comienzos del año 2021 permitieron pasar de un volumen almacenado inferior a 41 hm³ a principios de enero de 2021, inferior a las demandas correspondientes a un año, a algo más de 80 hm³.

El decreto establece que «la gestión de los episodios de sequía requiere actuar no solo desde el punto de vista de la demanda, adaptando ésta a la evolución de la situación hidrológica», sino que en una situación excepcional como la que vive la comarca, urge «la ejecución de infraestructuras hidráulicas de cualquier naturaleza correspondientes al ciclo integral del agua de uso urbano con el objetivo último de aumentar la garantía del abastecimiento humano, movilizando recursos adicionales en aquellos casos donde sea factible o, en su caso, actuando sobre las infraestructuras existentes al objeto de mejorar las eficiencia de las mismas y las conexiones existentes entre distintos ámbitos que puedan existir”.

Para abandonar la situación de sequía excepcional es necesario que los embalses del Campo de Gibraltar registren un volumen total embalsado superior a 76,7 hm³durante un período superior a dos meses.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla