Javier Imbroda, una vida dedicada al baloncesto que acabó en política

03 abr 2022 / 10:52 h - Actualizado: 03 abr 2022 / 10:53 h.
"Liga ACB","Primera División","Selección","Tercera División","PP","Ciudadanos","Copa del Rey","Primera División","Tercera División","Real Madrid","Barcelona","Real Madrid","Málaga","Política","Juegos Olímpicos","La Liga","Juego"
  • Javier Imbroda, una vida dedicada al baloncesto que acabó en política

Javier Imbroda, que fue seleccionador nacional de baloncesto y entrenador del Real Madrid, Unicaja y Caja San Fernando, y consejero andaluz de Educación y Deporte, ha fallecido este domingo a los 61 años, según han informado a EFE fuentes de la Junta de Andalucía.

Nacido en Melilla el 8 de enero de 1961 se diplomó y doctoró en Ciencias de la Educación. Fue jugador de fútbol en Tercera División y de baloncesto en su ciudad natal, convirtiéndose tras su retirada de los terrenos de juego en entrenador de baloncesto de las categoría inferiores del club en el que había militado, pasando también por el banquillo en Segunda y Primera División.

En 1984 fue contratado por el malagueño Club Mayoral Maristas, al que ascendió a Primera B y en la 1987-88 a la Liga ACB. En su debut en la máxima categoría, en la 1988-89 como Mayoral Málaga, fueron decimoquintos, posición que mejoraron en las siguientes campañas.

Con el equipo malagueño renombrado como Unicaja Mayoral, tras la fusión de los dos equipos de esa ciudad, y luego Unicaja Málaga, Imbroda fue subcampeón de la Liga ACB 1994-95 y se situó entre los diez mejores equipos que disputaron el título en las cinco temporadas siguientes. Dejó el Unicaja en 1998 para fichar con el equipo sevillano Caja San Fernando, con el que alcanzó la final de la Copa del Rey de 1999 y fue subcampeón de la ACB 1998-99.

Al mismo tiempo que dirigía el equipo malagueño, fue ayudante del equipo nacional de Lituania en los Juegos Olímpicos de Barcelona, donde lograron el bronce. En marzo de 1995 y hasta 2001 fue ayudante de Lolo Sainz en la selección española, con bronce en el Europeo de Francia 1999 como mejor resultado.

Sustituyó a Lolo Sainz como seleccionador nacional en abril de 2001. Al frente del combinado español, realizó una importante renovación generacional y llevó al equipo a Pau Gasol o Felipe Reyes, con el que logró en septiembre de ese año el bronce en el Europeo de Turquía y quinto en el Mundial de Indianápolis 2002, tras vencer a EEUU.

Antes del Mundial celebrado en 2002 se comprometió como entrenador del Real Madrid, en sustitución de Sergio Scariolo, por lo que en octubre le sustituyeron en el combinado español Moncho López y Joan "Chichi" Creus.

Los resultados con el equipo blanco no fueron los esperados. Cayeron en la primera ronda de la Euroliga y quedó fuera de los puestos para la disputa del título liguero 2002-03, por lo que el 30 de mayo de 2003 fue destituido.

Alejado de los banquillos durante unos años, fue comentarista en Televisión Española (2003-06), dirigió su empresa Bosmar y publicó el libro "Si temes la soledad no seas entrenador. Apuntes desde un banquillo" (2004). Además, en noviembre de 2018 se presentó el libro "Entrenar para dirigir", del que es coautor.

Volvió a las canchas en 2006 como seleccionador español Sub'20 y desde noviembre de ese año entrenó al Grupo Capitol Valladolid, al que pese a las dificultades económicas logró mantener en la ACB. Sin embargo, lo dejó en mayo de 2008 cuando el equipo perdió la categoría. Su siguiente destino fue el ViveMenorca, entre febrero y mayo de 2009, que también descendió de la ACB.

Fue el cierre a su carrera como entrenador, con 605 encuentros dirigidos en ACB, de ellos 315 victorias. De su palmarés como técnico destaca su elección como mejor entrenador del año de la AEEB en las temporadas 1994-95 y 1998-99.

Regresó a Málaga donde presidió el Club de Baloncesto del Novaschool y entre 2011 y 2017 fue director de Deporte del Ayuntamiento de Málaga. Además, desde 2014 presidió la Fundación que lleva su nombre, dedicada a la atención a niños en riesgo de exclusión en Málaga, y en 2015 fundó y fue director de 'scouting' de la consultora de recursos humanos Mind Company Sport (MCS).

Se lanzó a la carrera política, siguiendo los pasos de su hermano, Juan José Imbroda, que fue presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla con el PP, en 2018 y consiguió un escaño en el Parlamento de Andalucía, como independiente, encabezando la lista de Ciudadanos por Málaga.

Tras el pacto de su partido con el popular Juanma Moreno como presidente andaluz fue nombrado consejero de Educación y Deportes dentro del Gobierno regional de coalición de PP y Ciudadanos.

Entre los muchos reconocimientos recibidos se encuentran el premio Raimundo Saporta de la Asociación Española de Entrenadores de Baloncesto (2013).


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla