viernes, 22 octubre 2021
11:32
, última actualización

La Dana se marcha y el tiempo se estabiliza el primer fin de semana de otoño

25 sep 2021 / 11:24 h - Actualizado: 25 sep 2021 / 11:25 h.
$hmKeywords_Schema
  • La Dana se marcha y el tiempo se estabiliza el primer fin de semana de otoño

La DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos), que ha causado graves inundaciones los últimos días, abandona poco a poco la Península por el norte y deja tras de sí un tiempo más estable, con lluvias que se desplazan hacia el nordeste y temperaturas cálidas para el primer fin de semana de otoño.

Las predicciones de la Aemet (Agencia Estatal de Meteorología) aseguran que la inestabilidad continuará predominando en la Península este viernes, de manera que continuarán las lluvias y las tormentas localmente fuertes aunque en esta ocasión afectarán sobre todo a la zona centro, donde es posible que se produzcan acumulaciones importantes de precipitación.

En la jornada de hoy viernes hay siete comunidades en alerta amarilla (riesgo) por acumulaciones de lluvia que podrían alcanzar los 30 litros por metro cuadrado en una hora en el caso de la provincia de Ávila.

Mañana sábado Aragón será la única comunidad autónoma que mantendrá nivel de aviso amarillo durante todo el día y ya el domingo llegará "un cambio de tiempo importante" que dejará los cielos más despejados y hará que suban las temperaturas, según ha informado Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

De momento este viernes la Península permanecerá bajo los efectos de la DANA que propiciará chubascos intensos por la tarde en la zona centro y en puntos de Castilla y León, aunque también habrá precipitaciones menos intensas en Andalucía oriental, Comunidad Valenciana, Galicia y resto de la Meseta.

Además, Del Campo ha explicado que a partir de la próxima tarde-noche es posible que los chubascos intensos afecten también al norte del Galicia y a Navarra.

El sábado continuará la inestabilidad en Aragón y sobre todo de madrugada en ambas Castillas, Navarra y La Rioja, aunque en éstas últimas la lluvia irá remitiendo a medida que empiece la jornada.

Según Del campo, mañana todavía será, en general, un día desapacible, con precipitaciones más intensas en el área pirenaica y el este de la meseta sur y chubascos y tormentas de madrugada, desigualmente repartidos por amplias zonas de la Península, sobre todo en los cuadrantes noroeste y sureste.

En este primer sábado otoñal las temperaturas máximas tienden a bajar en el centro y noroeste peninsulares, así como en el Pirineo, mientras suben en el resto de la Península. Las mínimas, por su parte, suben en el noreste y extremo suroeste y bajan en el resto.

Para el domingo la Aemet pronostica un cambio importante en lo meteorológico, con precipitaciones débiles sólo en puntos del Pirineo y al oeste de Galicia, donde podrían aumentará al final del día con la llegada de un frente atlántico que provocará también allí vientos del suroeste con intervalos fuertes.

Las temperaturas suben ese día pero en general el ambiente se mantendrá fresco en la mitad occidental y en el oeste de la Península y cálido en área mediterránea.

Respecto a la próxima semana, la Aemet prevé tiempo estable, sin apenas lluvias excepto en el extremo norte, donde podría haber algunas lloviznas y alisios en Canarias los primeros días.

Rubén del Campo ha adelantado que la llegada del "veranillo de San Miguel", alrededor del próximo 29 de septiembre, traerá tiempo seco y estable y calor al sur de la Península, donde es posible que se alcancen los 30 o 32 grados en valle del Guadalquivir, ambiente cálido en general en el sureste y más fresco en el noroeste.

En cuanto a Canarias, los vientos alisios tiende a reforzarse los tres primeros días de la próxima semana y a disminuir su intensidad a partir del jueves, acompañados de posibles precipitaciones en el norte de las islas y un descenso de las temperaturas al principio, seguido de tiempo seco y termómetros al alza a finales de la semana.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla