viernes, 20 septiembre 2019
11:35
, última actualización

La Junta asesora al Gobierno griego de Syriza en materia energética

Una delegación del Ejecutivo de Alexis Tsipras, referente político de Podemos, se ha reunido con la Consejería de Empleo para conocer el programa de Construcción Sostenible

09 may 2016 / 14:25 h - Actualizado: 09 may 2016 / 16:24 h.
  • Un momento de la reunión de ambas delegaciones. / El Correo
    Un momento de la reunión de ambas delegaciones. / El Correo
  • Un momento de la reunión de ambas delegaciones. / El Correo
    Un momento de la reunión de ambas delegaciones. / El Correo

El Ejecutivo andaluz que preside la socialista Susana Díaz asesora al Gobierno griego de Syriza en materia vivienda y construcción energética. Una delegación del gabinete de Alexis Tsipras visitó a finales del mes de marzo Sevilla para reunirse con los responsables del programa andaluz de Construcción Sostenible que dirige la Agencia pública de la Energía, competencia de la Consejería de Empleo. El departamento de José Sánchez Maldonado emitió este domingo un comunicado que pasó algo desapercibido, hasta que este lunes ha sido el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, quien ha destacado la visita del equipo del Ejecutivo de Tsipras, concertada y auspiciada por la propia Comisión Europea.

La colaboración entre administraciones es bastante común, incluso entre gobiernos de distinto signo político, como es el caso. Pero ésta llama la atención por el especial contexto político en el que vivimos. Los socialistas españoles y Syriza son rivales de primer nivel y su rivalidad tiene unas connotaciones muy significativas: el partido de Tsipras, muy vinculado emocional e ideológicamente a Podemos y a IU, llegó al Gobierno de Grecia hace algo más de un año alzándose sobre la indignación ciudadana de los griegos, y sustituyendo al partido que durante 40 años había representado la hegemonía de la izquierda en el país heleno: el Pasok, el partido socialista griego. El hundimiento del Pasok, fruto de una mezcla explosiva de desgaste de sus líderes, corrupción interna y crisis económica, es el fantasma que acecha al PSOE desde que la indignación ciudadana cristalizó en un nuevo partido: Podemos, aparentemente más a la izquierda que los socialistas. El líder de la formación morada, Pablo Iglesias, proclamó que el triunfo de Tsipras en Grecia sería un preámbulo de su victoria en España. El presidente heleno hizo campaña con Podemos para las últimas elecciones generales, aunque otros miembros de su partido también respaldaron la candidatura de Alberto Garzón en IU. Podemos se presentaba como el Syriza español, la formación violeta daría el sorpasso al PSOE, igual que Syriza se lo había dado al PSOK, y Tsipras era un estandarte para los de Pablo Iglesias por su rechazo rebelde a transigir con los violentos recortes en el gasto público que la Comisión Europea imponía a Grecia. Sin embargo, la deuda del país era tan devastadora, que finalmente Tsipras claudicó con el drástico plan de ajuste que le imponía Bruselas, previo convocatoria de un referéndum vinculante que sirvió para amarrarle al poder, pero que mostró que sin claudicar ante la Troika, Grecia sería ingobernable. El mito griego se esfumó, y Pablo Iglesias fue poco a poco dejando de referenciar y de reverenciar a Tsipras. Durante todo ese tiempo, y más especialmente en la campaña de las últimas elecciones generales en España, la oposición a Podemos, y más fervientemente el PSOE, utilizó a la inversa el nombre de Syriza y de la debacle económica en Grecia para atacar al partido de Iglesias.

Pero todo esto es el uso partidista de un momento político en el que lo nuevo parecía haber llegado para comerse al bipartidismo viejo en toda Europa. Entretanto, y sin que los partidos dejen de enfrentarse unos con otros, las administraciones colaboran en paralelo, sirviendo de modelo y ejemplo para algunas cosas, y para otras no. La presidenta de la Agencia Andaluza de la Energía y secretaria general de Innovación, Industria y Energía de la Junta, María José Asensio, junto con la directora gerente de la Agencia Andaluza de la Energía, Natalia González, han recibido a una delegación griega formada por miembros del Ministerio de Economía, Desarrollo y Turismo -Alexandros Charitsis, Evgenia Fotoniata, Eleftherios Papavassilopoulos y Panagiotis Korkolis-, que han acudido a Andalucía, a instancias de la Comisión Europea (iban acompañados en su visita el representante del Fondo Europeo de Inversión, José Romano), para “conocer los proyectos emblemáticos” llevados a cabo en la región, como el Programa de Impulso a la Construcción Sostenible. También se han interesado por el modelo energético sostenible que se lleva a cabo en la comunidad, incidiendo en aspectos como la planificación energética y la financiación de actuaciones.

El programa de Impulso a la Construcción Sostenible es “uno de los proyectos por el que más interés” ha mostrado la delegación griega, según la Junta, como “ejemplo impulsado por una administración pública para apoyar, mediante fondos europeos, a uno de los sectores pilares de la economía andaluza y sobre el que la coyuntura económica ha tenido gran repercusión”. En Grecia el sector de la construcción ha sido tradicionalmente uno de los motores de crecimiento de su industria, llegando a suponer el 20 por ciento del PIB nacional antes de la crisis, según señalaron los representantes griegos durante la reunión. Gracias al programa de Construcción Sostenible se han llevado a cabo más de 36.000 actuaciones de mejora energética a través de 8.000 empresas colaboradoras que han movilizado cerca de 250 millones de euros de inversión, y recientemente ha obtenido el reconocimiento de la Comisión Europea a través de la concesión del Premio Regiostars 2015.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016