Menú

La Junta reactiva los cursos de formación

Cuatro años después de que fueran suspendidas las ayudas, el BOJA publica hoy los requisitos de la nueva convocatoria

07 jun 2016 / 08:48 h - Actualizado: 07 jun 2016 / 11:26 h.
"Formación","Fraude formación","Susana Díaz","José Sánchez Maldonado"

El BOJA publica hoy tanto la orden para la puesta en marcha de los cursos de formación, cuatro años después de que fueran suspendidos cuando saltó el caso que investiga el fraude cometido en sus concesiones y que actualmente está siendo objeto de estudio en una comisión de investigación en el Parlamento de Andalucía. Esta ley acomete una «reforma integral del sistema» y otorga un «nuevo marco jurídico» a las diferentes ofertas de formación que tanto empresas como Administraciones Públicas ponen a disposición de las personas trabajadoras, ocupadas y desempleadas. El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía también publica la Orden de 2 de junio de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio que regula los programas de Escuelas Taller, Casas de Oficios, Talleres de Empleo y Unidades de Promoción y Desarrollo en la Junta de Andalucía.

La semana pasada tanto la presidenta de la Junta, Susana Díaz, como el consejero, José Sánchez Maldonado, adelantaron que esta semana saldría esta nueva convocatoria y dieron a conocer, en el marco de la comisión parlamentaria que investiga la concesión de estas ayudas entre 2002 y 2012, algunos de los nuevos requisitos con los que se pretende evitar que vuelva a producirse este descontrol. En concreto, la orden se adapta al nuevo régimen de entrega de fondos al prever el pago de un 25 por ciento en el momento de la concesión (y no el 75 por ciento como hasta ahora), un 35 por ciento del importe concedido una vez acreditado el inicio de la acción formativa y el 40 por ciento restante una vez finalizada y justificada la actividad formativa subvencionada (hasta ahora era del 25 por ciento). La segunda novedad, más relevante, es que no podrán concurrir a estas ayudas aquellas empresas y entidades que hayan sido sancionadas por prevaricación, cohecho o algún otro delito de corrupción.

Además, «tras la experiencia de anteriores convocatorias, en aras de alcanzar una mayor eficacia y agilidad en la tramitación de los proyectos a la vez que se revisa su contenido, dada la cantidad y complejidad de los expedientes, se establece un plazo de seis meses para adoptar y publicar la resolución del procedimiento de concesión de las subvenciones», determina la orden.

Podrán ser beneficiarios de las subvenciones destinadas a las acciones formativas dirigidas a trabajadores ocupados y a las acciones formativas dirigidas a trabajadores desempleados, las entidades de formación, públicas o privadas, acreditadas o inscritas en el correspondiente registro para impartir Formación Profesional para el empleo.

Estos programas estarán financiados, en su totalidad, con transferencias finalistas de la Administración del Estado, «sin perjuicio de que dichos créditos puedan estar cofinanciados por fondos de la Unión Europea en el porcentaje previsto en el Programa Operativo», aunque precisa que esos extremos quedarán fijados en las respectivas convocatorias.

La Junta recuerda que el procedimiento de concesión de estas subvenciones, en todo caso, se iniciará de oficio y se tramitará en régimen de concurrencia competitiva. Los solicitudes deberán aportar, entre otra documentación, una memoria del proyecto, que incluya un plan, presupuesto de gastos y de ingresos, estudio de seguridad y salud laboral básico, identificación del entorno, identificación de la entidad promotora, fecha prevista para el inicio, finalización y duración del proyecto, o declaración responsable de que dispone de las licencias y autorizaciones de las distintas administraciones para el total desarrollo del proyecto, entre otras cuestiones.

Los proyectos de escuelas taller constarán de una primera etapa de carácter formativo de iniciación, cuya duración mínima será de seis meses, y otra segunda etapa de formación en alternancia con el trabajo y la práctica profesional. La duración de ambas etapas no será inferior a un año ni superior a dos, divididas en períodos semestrales. Por su parte, los talleres de empleo tendrán una duración mínima de seis meses y máxima de un año, dividida en períodos semestrales.

Estas dos órdenes publicadas este martes, que supondrán la puesta en marcha de la programación de las acciones formativas, entran en vigor este miércoles.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos