Elecciones andaluzas 2022

Las dudas de la izquierda frente a un Moreno consolidado

La convocatoria de junio arroja muchos interrogantes sobre unos comicios en los que los partidos configuran un mapa político marcado por la polarización, por sus crisis o por encontrarse en proceso de construcción

26 abr 2022 / 04:00 h - Actualizado: 26 abr 2022 / 04:00 h.
"Elecciones","Elecciones andaluzas 2022","Juan Espadas","Pedro Sánchez","Juanma Moreno","Teresa Rodríguez","Juan Marín","Macarena Olona"
  • El presidente de la Junta, Juanma Moreno en una imagen de archivo. EFE/Miguel Ángel Molina
    El presidente de la Junta, Juanma Moreno en una imagen de archivo. EFE/Miguel Ángel Molina

Despejada la incógnita. El escenario electoral andaluz ha abierto el telón para dar paso a una campaña en la que la oposición presenta dudas con algunos nuevos liderazgos frente a un candidato consolidado que busca la reelección. El 19 de junio, domingo, Andalucía irá a las urnas después de meses de incertidumbre.

El impacto de la inflación en la economía andaluza, acentuada por la guerra en Ucrania, y la necesidad de que la comunidad cuente con un nuevo presupuesto que sustituya al actualmente en vigor, que es el del 2021 prorrogado, ha pesado en el relato del presidente, Juanma Moreno, una decisión difícilmente separable de la última encuesta del CIS andaluz.

Pero la convocatoria de junio arroja muchos interrogantes sobre unos comicios en los que los partidos configuran un mapa político marcado por la polarización entre bloques, por sus crisis o por encontrarse en proceso de construcción.

Ciudadanos, socio de coalición del PP en la Junta, no quería elecciones, su intención era ganar tiempo por las pésimas encuestas que le auguran convertirse en un partido casi testimonial (de 21 a 2 escaños).

El eventual desplome electoral de este partido aporta una seria preocupación en el PP-A de Moreno, que ha pasado de plantear su preferencia por repetir un gobierno con la formación que lidera Juan Marín a defender una mayoría suficiente que le permita un ejecutivo en solitario.

La coalición PP-Cs ha sido descartada por los naranjas. El PP-A cuenta ahora con 26 diputados en la Cámara autonómica, pero el Barómetro Andaluz de la Fundación Centra (3.600 encuestas), le otorga una mayoría de 43 o 44 diputados, más representantes que toda la izquierda, aunque para gobernar con estabilidad necesitará a Vox, al menos para sacar adelante la investidura de Moreno.

Sin candidato designado, todo apunta a Macarena Olona, Vox sería la tercera fuerza al pasar de los 12 diputados conseguido en 2018 a 22 escaños.

La posible suma entre PP y Vox superaría holgadamente los 55 representantes en los que está fijada la mayoría absoluta en el Parlamento de Andalucía y permitiría repetir un acuerdo como el de Castilla y León, al que Moreno no es proclive.

Para ello, tendría que recomponer el divorcio político con un partido que ha sostenido a su gobierno con varios acuerdos presupuestarios en la legislatura que está a punto de concluir.

Vox ya ha avanzado que llegado el caso recurrirá a su "aliado natural, al PP," para impedir que gobierne la izquierda en Andalucía.

El reto de Juan Espadas

Por primera vez en su historia en la oposición, el PSOE-A de Juan Espadas, sitúa su objetivo en recuperar el Gobierno andaluz, para lo que necesita movilizar a los casi 400.000 andaluces que decidieron no votar en 2018, convencer a parte del electorado de centro y esperar a que los partidos a su izquierda obtengan un resultado que le permita un pacto.

El renovado PSOE-A cuenta en su favor con el apoyo del potente aparato de Ferraz y del Gobierno de Pedro Sánchez, cuyos dirigentes y ministros aumentarán su presencia en Andalucía, y está centrando su estrategia en lo que considera la "incapaz" gestión de Moreno y en avivar su posible acuerdo con la "extrema derecha".

En contra, tiene el tiempo para consolidar la alternativa y el conocimiento de su candidato, ya que poco más de la mitad de los andaluces sabe quién es Juan Espadas, según el mismo sondeo, que le otorga al PSOE-A entre 30 y 31 diputados, frente a los 33 de 2018.

Más dudas genera el intento de unidad de la izquierda, aún en construcción, para presentarse en una sola papeleta electoral.

IU, Podemos, Más País Andalucía, Verdes Equo e Iniciativa del Pueblo Andaluz están en un proceso para elaborar un programa y cerrar candidaturas y han llegado a un acuerdo de mínimos, probablemente con la marca "Por Andalucía", pero sin candidato.

El tiempo apremia, especialmente para esta futura coalición y para Vox, los únicos partidos que no han designado candidatos ante la proximidad de una campaña electoral, que se desarrollará entre el 3 y el 17 junio.

Mientras, la coalición Adelante Andalucía se presenta en solitario con Teresa Rodríguez de candidata a la Presidencia de la Junta por tercera vez.

El resto de partidos ya tiene cabeza de cartel: Juanma Moreno (PP); Juan Marín (Ciudadanos); Juan Espadas (PSOE) y Teresa Rodríguez (Adelante Andalucía).


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla