martes, 15 octubre 2019
13:04
, última actualización
Política

Marín quiere volver a ser ‘amigo’ de Susana Díaz

El vicepresidente de la Junta le gustaría "recuperar la amistad" con la expresidenta de la Junta si deja «la trinchera». desvela que apenas ha hablado con ella tras las elecciones autonómicas

25 feb 2019 / 09:10 h - Actualizado: 25 feb 2019 / 09:21 h.
  • El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín (Cs), corta la cinta de la salida en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) de la primera etapa de la 65ª edición de la Vuelta Ciclista Andalucía-Ruta del Sol EFE/Román Ríos
    El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín (Cs), corta la cinta de la salida en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) de la primera etapa de la 65ª edición de la Vuelta Ciclista Andalucía-Ruta del Sol EFE/Román Ríos

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha reclamado al PSOE-A que "deje de posicionarse en la trinchera" y que sea "útil" para los andaluces desde la oposición, a la par que ha afirmado que le gustaría "recuperar la amistad" con la expresidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, con quien apenas ha hablado tras las elecciones autonómicas del pasado 2 de diciembre.

En una entrevista con Europa Press, el líder andaluz de Ciudadanos (Cs) ha lamentado que actualmente no tiene ningún tipo de relación con la dirigente socialista, toda vez que entiende que recuperar esa amistad "sería bueno", aunque asume que no depende sólo de él.

"Con Susana Díaz he mantenido una relación cordial, normal, hasta que ha llegado un momento en el que ha decidido romper esa relación y no lo entiendo, y lo lamento", ha sostenido el vicepresidente, que ha revelado que esto, además de públicamente, también se lo ha comentado a ella personalmente, así como ha asegurado que su mano está tendida "siempre" tanto para ella como para los otros líderes de la oposición, Antonio Maíllo (Adelante Andalucía) y Francisco Serrano (Vox).

«Bendodo ha sido un descubrimiento»

Con quien sí sigue manteniendo un contacto fluido es con su antecesor en el cargo, Manuel Jiménez Barrios, "al que aprecio muchísimo y con el que tengo una relación magnífica", todo "a pesar de que el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, diga ahora que le he puesto los cuernos", ha bromeado en alusión a su relación actual con el número tres del Gobierno andaluz, el consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo.

Tras confesar que su relación con el presidente de la Junta, Juanma Moreno, "es buena", Marín ha destacado que Bendodo ha sido "un descubrimiento" para él porque no se conocían al margen de haber realizado alguna visita institucional a la Diputación de Málaga, institución que presidía el ahora consejero de Presidencia.

"Tenemos una relación muy buena, de entendimiento y sobre todo creo que es una persona con mucha lealtad y con mucho compromiso a esta encomienda que nos hemos dado los dos", ha sostenido el vicepresidente del Ejecutivo andaluz, que cree que compartir tareas con Bendodo "va a ser un trabajo agradable".

Sobre las críticas del PSOE-A

Entretanto, sobre las críticas de los socialistas a cuenta de que el PP-A y Cs hayan alcanzado el Gobierno andaluz gracias al apoyo prestado por Vox, Marín ha afeado al PSOE-A que "cuando era el socio de Susana Díaz desde la oposición, en la pasada legislatura, decían que Cs era un partido de centro, leal, en el que se podría confiar y que cumplía su compromiso, y ahora, 40 días después, dicen que somos la derecha, el tripartito o incluso el tridente de derechas".

"Como que me da lo mismo pero sin el como", ha apostillado el líder andaluz del partido naranja, que ha asegurado que sigue defendiendo el mismo proyecto "cuando estaba en la oposición apoyando al PSOE-A que ahora en coalición con el PP-A" y esto, según ha remachado, "es coherencia".

Ha incidido en que sigue considerando al PSOE-A "un partido constitucionalista, que tiene mucho que aportar y que sabe qué es gobernar", de ahí que espera que la "herida" del 2D que lo situó en la oposición "cicatrice lo antes posible y se dé cuenta que ahora tiene un papel de oposición y que probablemente los ciudadanos le agradecerían que sean útiles y no que solo se posicione en la trinchera".

Cs, garantía para no retroceder en derechos

En cuanto a Vox, después de que su senador se negara a firmar en la Cámara Alta una declaración institucional relativa al 'Día contra la LGTBIfobia en el Deporte', Marín ha dicho que no comparte "en absoluto" ese tipo de posicionamientos, toda vez que ha asegurado que Cs "es una garantía de que en Andalucía no se dará ni un paso atrás en derechos y, especialmente, del colectivo Lgtbi".

"No va a haber mayorías para derogar ningún derecho y supongo que tampoco el PSOE-A las apoyaría", ha proseguido el dirigente de Cs, que ha dicho no compartir esos planteamientos del partido de Santiago Abascal, al igual que no comulga con otros tantos como los relativos a la deportación de inmigrantes, por ejemplo.

De hecho, Marín cree que el PSOE-A y Adelante Andalucía tienen una reacción "completamente innecesaria" alertando de que "pudieran darse unas circunstancias que en ningún momento se han planteado" en cuanto a un presunto retroceso de derechos, dado que ambas formaciones critican que Vox sea el sostén del Gobierno del PP-A y Cs. Esa reacción sería entendible, a juicio de Marín, si el Ejecutivo defendiera alguna iniciativa que cuestionara "un ápice o milímetro" estos derechos pero eso es algo, como ha garantizado, que no ocurrirá.

Sobre el acuerdo que firmaron el PP-A y Vox para la investidura de Juanma Moreno, Marín ha considerado que es "una declaración de intenciones" pero "no hay mucho concreto en esas medidas" que, como ha recalcado, comparten dichas fuerzas "pero Cs no".


Todos los vídeos de Semana Santa 2016