jueves, 28 mayo 2020
13:57
, última actualización

Más de 20 detenidos tras intervenirse 15,7 toneladas de tabaco ilegal

En uno de los registros, los policías localizaron también una infraestructura utilizada para albergar peleas de gallos.

08 mar 2020 / 11:16 h - Actualizado: 08 mar 2020 / 11:18 h.
"Investigación","Empresas","Comercio","Tráfico","Teléfonos móviles","Valencia","Málaga","Contrabando","Distribución","Policía Nacional","Alquiler","Tabaco"
  • Más de 20 detenidos tras intervenirse 15,7 toneladas de tabaco ilegal

La Policía Nacional, en el marco de la operación 'Picapica', han desmantelado en las provincias de Málaga, Sevilla, Córdoba, Valencia y Madrid a dos organizaciones criminales dedicadas al contrabando de tabaco, operación que se ha saldado con 24 detenidos, quienes ya han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Málaga, y la incautación de un total de 15.737 kilos de tabaco en sus modalidades de hoja a granel y picadura en 19 registros en domicilios y naves industriales, mercancía valorada en 2.717.348 euros.

Según detalla en una nota de prensa el cuerpo policial, ambas organizaciones estaban compuestas por súbditos españoles y afincados en Sevilla y Córdoba, que se dedicaban, entre otros actos ilícitos, al contrabando de tabaco en hoja o picado, consiguiendo la mercancía a través de empresas pantalla, simulando labores de comercio internacional, declarando que la adquisición de la hoja de tabaco estaba destinado a usos fitosanitarios.

El origen de la investigación se sitúa en julio de 2019, cuando los agentes en sus funciones de prevención del tráfico ilícito de vehículos recuperaron una furgoneta que figuraba como sustraída. En la inspección del vehículo se comprobó que portaba multitud de bidones de plástico como carga, los cuales tenían adherida etiquetas identificativas del contenido de los mismos, siendo aparentemente cloro para piscinas.

Dado que la zona de carga de la furgoneta desprendía un fuerte olor a tabaco, inspeccionaron el interior de los recipientes, constatando que realmente ocultaban bolsas termoselladas de picadura de tabaco destinadas al contrabando. Asimismo, varios de los recipientes contaban con etiquetas de una importante empresa de paquetería en los que rezaba que la mercancía era devuelta al remitente.

Las pesquisas permitieron identificar a varias personas que conformaban una organización criminal asentada en Sevilla dedicada al contrabando y distribución ilegal de tabaco. Fruto de las mismas los agentes localizaron una nave industrial situada en un polígono de la zona oeste de la capital malagueña, donde operaban y enmascaraban el tabaco en bidones para desde allí ser distribuido a través de diferentes empresas de paquetería.

Los investigadores consiguieron interceptar un gran número de envíos que se encontraban en tránsito, de lo que se deducía que la organización delinquía a nivel nacional. Así las cosas, determian su 'modus operandi', el rol que desempeñaba cada miembro en la organización, el estatus que ostentaban cada uno dentro de la misma y localizaron varios almacenes y domicilios en los que redistribuían el tabaco para entorpecer la labor de los policías y en caso de ser aprehendidos que solo una parte de la mercancía se viera comprometida.

OTRA ORGANIZACIÓN ASENTADA EN BULGARIA

El principal encartado adquiría importantes partidas de hoja de tabaco a granel a través organizaciones asentadas en Bulgaria e Italia, simulando labores de comercio internacional. Para ello, compraban la mercancía a través de una empresa pantalla declarando usos fitosanitarios (abono o fabricación de pesticidas) y así eludir los controles aduaneros.

Desde finales del pasado año se intensificaron las reuniones entre la organización y sus análogos búlgaros, a la vez que aumentaron la búsqueda de naves en alquiler y agencias de paquetería en Madrid y Córdoba. Todo indicaba que estaban preparando una importante compra de partida de tabaco.

VARIAS INTERVENCIONES POR PARTE DE LOS AGENTES

A lo largo de la operación, los agentes detectaron diversos envíos de importantes dimensiones, viéndose obligados a intervenir las partidas de hoja de tabaco. Estas intervenciones permitieron a los agentes identificar a nuevos miembros de la organización criminal, la cual, a pesar de las incautaciones realizadas, continuó con el montaje de la infraestructura. Asimismo, se detectó que iniciaban contactos con una nueva organización asentada en Córdoba por lo que los investigadores tuvieron que desdoblar indagaciones para abarcar a ambas organizaciones criminales.

El operativo se ha saldado con un total de 24 detenidos, 19 registros entre domicilios y naves industriales ubicados en las provincias de Sevilla, Córdoba, Málaga, Madrid y Valencia, la incautación de un total de 15.737 kilos de tabaco en sus modalidades de hoja a granel y picadura por valor de 2.717.348 euros, una pistola modificada, inhibidores de radiofrecuencia, tres turismos, diez teléfonos móviles, 10.000 euros en metálico, tres máquinas termoselladoras, tres balanzas y cuatro máquinas de picado, entre otro efectos. En uno de los registros, los policías localizaron también una infraestructura utilizada para albergar peleas de gallos. Los detenidos han sido presentados ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Málaga.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016