Menú

Moreno estrena su mayoría absoluta frente a una oposición cargada de dudas

29 ago 2022 / 13:46 h - Actualizado: 29 ago 2022 / 13:47 h.
  • Moreno estrena su mayoría absoluta frente a una oposición cargada de dudas

La actividad política en Andalucía comenzará esta semana a recuperar la normalidad con la reunión el martes del Consejo del Gobierno para encarar un curso en el que Juanma Moreno desplegará su recién estrenada mayoría absoluta frente a las dudas de la oposición y retos tan importantes como la sequía, la inflación o las elecciones municipales de mayo de 2023.

Durante los más de dos meses transcurridos desde que el PP consiguió la mayoría absoluta en las elecciones del 19 de junio, que dejó descolocados a los partidos de la oposición, el Gobierno de Moreno ha mantenido una intensa actividad en las dos primeras semanas del mes de agosto, en las que ha aprobado dos leyes y decenas de nombramientos en sus trece consejerías.

En la primera quincena de agosto, el primer gobierno monocolor del PP en Andalucía no ha parado de hacer oposición al Ejecutivo de Pedro Sánchez en asuntos como el decreto de ahorro energético que, a diferencia de la Comunidad de Madrid, no quiere judicializar en el Constitucional, y con demandas como las medidas contra la sequía y la reforma de la financiación autonómica.

Oficialmente, la actividad en el Parlamento de Andalucía de la XII legislatura comenzará el 1 de septiembre y a partir de esa fecha los populares desplegarán un paquete legislativo, un «tsunami» de leyes, con el encargo de Moreno de «dialogar y consensuar», pese a la mayoría absoluta.

El grupo del PP (58 diputados de 109) quiere que la «mayoría suficiente no se note» y asevera que «no habrá rodillo», algo que no se cree la oposición, con lo que el paquete legislativo que tiene previsto presentar entre septiembre y diciembre supondrá la prueba del algodón para una y otra parte.

La intención de Moreno pasa también, según fuentes populares, por acometer cambios en la dirección del PP-A, tras la marcha de Elías Bendodo a la coordinación nacional y la incorporación a su gobierno de la secretaria general, Loles López, como consejera de Inclusión Social e Igualdad.

UN MAL VERANO PARA EL PSOE-A

El PSOE-A ha comenzado, por su parte, a activar a sus cuadros para afrontar los comicios locales, en los que se juega cuál será el color político de la comunidad y comprobar si el partido y su líder Juan Espadas se han recuperado del batacazo electoral del 19J, en el que los socialistas (30 diputados) cosecharon el peor resultado de su historia en la comunidad.

Desde las elecciones autonómicas, los socialistas han ido acumulando durante julio y agosto noticias negativas que han dejado tocada su moral y su capacidad de oposición. A finales de julio, el Tribunal Supremo hizo pública la condena por el caso de los ERE a los expresidentes de la Junta José Antonio Griñán y Manuel Chaves, así como a otros quince altos cargos.

Y más recientemente, este mes de agosto la familia de Griñán confirmó que prepara pedir un indulto parcial al Gobierno de Pedro Sánchez para evitar que el expresidente vaya seis años a prisión por prevaricación y malversación.

«La condena es injusta y la petición del indulto es una cuestión personal», esgrime la dirección del PSOE-A, que dará de nuevo explicaciones sobre este asunto cuando se conozcan los argumentos de la condena del caso ERE en septiembre, ocho meses antes de las municipales, y con decenas de piezas aún por enjuiciar.

LA TENSA UNIDAD DE LA IZQUIERDA

La situación interna y económica de Por Andalucía (5 diputados) es aún peor, con una «tensa» unidad y pendiente de la evolución de Sumar, el proyecto de la vicepresidenta Yolanda Díaz que no acaba de arrancar ni llegará a tiempo para las municipales.

La coalición de IU, Podemos, Más País, Equo, Iniciativa del Pueblo Andaluz y Alianza Verde obtuvo un pésimo resultado electoral que ha dejado a IU con un solo diputado (la candidata Inma Nieto) y, por primera vez, sin ningún parlamentario comunista. Los otros cuatros son tres de Podemos y una de Más País.

El futuro del grupo parlamentario Por Andalucía estará condicionado por el devenir de las relaciones entre Podemos y el resto de fuerzas, especialmente con IU.

EL ADIOS Y LA REAPARICIÓN DE OLONA

Poco más de un mes ha durado Macarena Olona al frente de Vox (14 diputados) en Andalucía. La líder y diputada más fugaz del parlamentarismo andaluz dejó sus cargos por motivos de salud, abandonó la política y el partido ha tenido que retroceder y volver a recurrir a Manuel Gavira para convertirlo de nuevo en portavoz. Ya lo fue en el anterior mandato.

Ahora, Olona ha reaparecido en las redes sociales para anunciar que emprenderá mañana lunes un nuevo camino, el de Santiago. En concreto, irá desde Sarria a Santiago de Compostela, una vuelta que incluso ha sorprendido a sus compañeros de Vox.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos