Menú

SOS por el alga invasora en el litoral andaluz

Los Ayuntamientos de la Costa del Sol piden ayudas al Gobierno central para combatir los estragos del alga asiática en plena temporada turística mientras la especie se extiende ya hasta Almería

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
24 jul 2022 / 17:48 h - Actualizado: 24 jul 2022 / 17:51 h.
"Crisis","Fondos","Universidad","Málaga","Granada","Levante","Gasoil","Presupuestos","Reciclaje","Limpieza","Alquiler","Pesca","Verano","Playas"
  • SOS por el alga invasora en el litoral andaluz

El alga asiática Rugulopterix okamurae, inscrita en el Catálogo español de especies exóticas invasoras del Ministerio curiosamente desde que irrumpió la crisis del coronavirus, en marzo de 2020, habría llegado a las costas del Estrecho de Gibraltar en 2015, según ha calculado ahora el director de la Cátedra de Ciencias del Litoral Costa del Sol de la Universidad de Málaga, Francisco Ignacio Franco. Pero no ha sido hasta este verano, superadas todas las restricciones turísticas y la primera etapa de la invasión de la especie que ya ha alterado la biodiversidad de buena parte del litoral andaluz, cuando esta está causando estragos en el turismo, especialmente en localidades malagueñas como Estepona, Marbella, Mijas o Benalmádena, cuyos ayuntamientos llevan meses haciendo encajes de bolillos con sus presupuestos para retirar de madrugada decenas de toneladas de kilos. No solo hay que pagar horas extras de los trabajadores, sino el alquiler de camiones con el gasoil por las nubes y, sobre todo, las tasas de las plantas de reciclaje. Todo sea porque el turista no vea la playa en esas condiciones.

Sin embargo, como aún no hemos llegado al ecuador de las vacaciones festivales y los consistorios no terminan de ver el fin de su permanente limpieza, la mayoría de los alcaldes de estas localidades especialmente afectadas han pedido ayudas urgentes al Gobierno central para financiar la recogida y el tratamiento de esta especie que ya ha alcanzado también las costas de Granada y Almería.

Franco ha explicado que la Rugulopterix okamurae, que está retirando al alga autóctona de las costas andaluzas, “crece sobre roca y no sobre la arena”, lo que explica, por ejemplo, por qué no se extiende en las playas de Fuengirola o Torremolinos, cuyos fondos son más arenosos. Una vez reproducida el alga en fondos rocosos muy próximos a la orilla, las corrientes la van arrastrando luego “como si fueran una alfombra de residuos de algas”. La única costa que, hasta el momento, no se ha visto afectada por el alga invasora es la de Huelva, donde varios Ifapas están llevando a cabo estos meses labores de comparación científica entre el alga autóctona y la invasora.

El experto Franco ha considerado que “deberían empezar a tomarse actuaciones para que la invasión no avance más de la cuenta y puedan protegerse los fondos marinos del levante español y el Mediterráneo”, si bien actualmente sigue sin haber “ninguna estrategia que permita frenar el alga, salvo la natural”, a pesar de que afecta incluso a la pesca, pues este alga tiene un sabor mucho más amargo y los bancos de peces se desplazan a otros lugares.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos