jueves, 17 octubre 2019
14:58
, última actualización

Susana Díaz pide al Gobierno más medios para el Campo de Gibraltar

La lancha que mató al niño había sido requisada hace poco por su relación con el narcotráfico

15 may 2018 / 21:34 h - Actualizado: 15 may 2018 / 23:37 h.
  • El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se desplazó ayer a Huelva. / Julián Pérez (Efe)
    El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se desplazó ayer a Huelva. / Julián Pérez (Efe)

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha pedido este martes al Gobierno más medios en la comarca gaditana del Campo de Gibraltar y con carácter permanente «porque hay que restablecer la seguridad», puesta en cuestión por el empoderamiento de las bandas de narcotráfico con provocaciones constantes: este año se acumulan asaltos a un hospital para liberar a un cabecilla, robo de pruebas en los depósitos judiciales, tiroteos a los agentes, una paliza a nueve guardias civiles fuera de servicio o la muerte de un niño arrollado por una embarcación vinculada al narcotráfico, ocurrida el lunes.

La presidenta autonómica destacó la «lealtad absoluta de Andalucía» con el Gobierno en materia de seguridad y prometió que no va a hacer «contiendas políticas» con este asunto.

No obstante, señaló que tras la muerte del niño en la playa de Getares en Algeciras, se hace «necesario» restablecer la seguridad en la zona y, por eso, el mismo día trasladó al Ejecutivo que se convocase ayer una junta de seguridad.

Incidió en que los dispositivos que se desplacen a esa comarca tienen que ser más y tener carácter permanente porque hay que restablecer la seguridad de una zona donde la «inmensa mayoría de las familias son personas trabajadoras». La presidenta lamentó la muerte del niño.

La muerte de Manuel, de 9 años –los cumplió el sábado, lo arrollaron mortalmente el lunes–, fue fruto de «la temeridad» del piloto de la lancha que arrolló la embarcación en la que estaba el niño con su padre, en un suceso desvinculado de «cualquier venganza o ajuste de cuentas» y que no tiene «nada que ver con el narcotráfico». El comisario de la Policía Nacional de Algeciras, Luis Esteban, aclaró este mares que el siniestro, que ha consternado a la comarca, se debió a que el piloto realizó «piruetas y maniobras peligrosas y temerarias», lo que hizo que «perdiera el control».

La zona en la que ocurrió el accidente y el hecho de que la lancha que arrolló al pequeño fuera similar, aunque de menor tamaño, a las narcolanchas que habitualmente se utilizan para trasladar hachís desde Marruecos ha llevado a que el suceso se haya relacionado con la sucesión de incidentes provocados por el narcotráfico en el Campo de Gibraltar.

Algo que ha molestado mucho a la familia del pequeño, que, tras enterrar el martes a Manuel en el cementerio nuevo de Algeciras, difundió un comunicado en el que ruega que no los «mezclen en noticias falsas, que no manipulen un trágico accidente» y que respeten tanto «a un padre que solo pide enterrar con honor a su hijo» como al niño, «un pescaíto que ha subido al cielo directo desde Getares». Allegados a la familia llegaron a apedrear el coche de un equipo de televisión.

Aunque el accidente se ha desvinculado del narcotráfico, la embarcación que lo provocó había sido interceptada dos semanas antes por la Guardia Civil cargada de combustible, presumiblemente, para abastecer a narcolanchas, indicó no obstante el comisario.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, señaló que la ley que prepara el Gobierno para prohibir las «narcolanchas» está a expensas de los informes del Consejo de Estado y del Consejo General del Poder Judicial.

La junta local de Seguridad de Algeciras se reunió el martes por la tarde en sesión extraordinaria y urgente para analizar lo ocurrido en la playa de Getares.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha pedido este martes al Gobierno más medios en la comarca gaditana del Campo de Gibraltar y con carácter permanente «porque hay que restablecer la seguridad», puesta en cuestión por el empoderamiento de las bandas de narcotráfico con provocaciones constantes: este año se acumulan asaltos a un hospital para liberar a un cabecilla, robo de pruebas en los depósitos judiciales, tiroteos a los agentes, una paliza a nueve guardias civiles fuera de servicio o la muerte de un niño arrollado por una embarcación vinculada al narcotráfico, ocurrida el lunes.

La presidenta autonómica destacó la «lealtad absoluta de Andalucía» con el Gobierno en materia de seguridad y prometió que no va a hacer «contiendas políticas» con este asunto.

No obstante, señaló que tras la muerte del niño en la playa de Getares en Algeciras, se hace «necesario» restablecer la seguridad en la zona y, por eso, el mismo día trasladó al Ejecutivo que se convocase ayer una junta de seguridad.

Incidió en que los dispositivos que se desplacen a esa comarca tienen que ser más y tener carácter permanente porque hay que restablecer la seguridad de una zona donde la «inmensa mayoría de las familias son personas trabajadoras». La presidenta lamentó la muerte del niño.

La muerte de Manuel, de 9 años –los cumplió el sábado, lo arrollaron mortalmente el lunes–, fue fruto de «la temeridad» del piloto de la lancha que arrolló la embarcación en la que estaba el niño con su padre, en un suceso desvinculado de «cualquier venganza o ajuste de cuentas» y que no tiene «nada que ver con el narcotráfico». El comisario de la Policía Nacional de Algeciras, Luis Esteban, aclaró este mares que el siniestro, que ha consternado a la comarca, se debió a que el piloto realizó «piruetas y maniobras peligrosas y temerarias», lo que hizo que «perdiera el control».

La zona en la que ocurrió el accidente y el hecho de que la lancha que arrolló al pequeño fuera similar, aunque de menor tamaño, a las narcolanchas que habitualmente se utilizan para trasladar hachís desde Marruecos ha llevado a que el suceso se haya relacionado con la sucesión de incidentes provocados por el narcotráfico en el Campo de Gibraltar.

Algo que ha molestado mucho a la familia del pequeño, que, tras enterrar el martes a Manuel en el cementerio nuevo de Algeciras, difundió un comunicado en el que ruega que no los «mezclen en noticias falsas, que no manipulen un trágico accidente» y que respeten tanto «a un padre que solo pide enterrar con honor a su hijo» como al niño, «un pescaíto que ha subido al cielo directo desde Getares». Allegados a la familia llegaron a apedrear el coche de un equipo de televisión.

Aunque el accidente se ha desvinculado del narcotráfico, la embarcación que lo provocó había sido interceptada dos semanas antes por la Guardia Civil cargada de combustible, presumiblemente, para abastecer a narcolanchas, indicó no obstante el comisario.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, señaló que la ley que prepara el Gobierno para prohibir las «narcolanchas» está a expensas de los informes del Consejo de Estado y del Consejo General del Poder Judicial.

La junta local de Seguridad de Algeciras se reunió el martes por la tarde en sesión extraordinaria y urgente para analizar lo ocurrido en la playa de Getares.

COCAÍNA EN ALGECIRAS... Y AHORA MUCHO HACHÍS EN HUELVA

La Policía Nacional y Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria han intervenido en el puerto de Algeciras 420 kilos de cocaína en dos operaciones. En la primera fueron aprehendidos casi 300 kilos de cocaína ocultos en dos contenedores que transportaban bananas procedentes de Guayaquil (Ecuador) y con destino a los Emiratos Árabes Unidos.

Debido a que el buque estaba en tránsito y sus paradas se encontraban fuera de España, se retiraron los precintos para abrir los contenedores, donde se localizaron varias bolsas deportivas que contenían casi 300 kilos de cocaína.

La segunda operación se llevó a cabo la pasada semana, aunque trascendió este martes, tras saber los agentes que varios contenedores podían llevar una importante cantidad de cocaína.

Tras analizar la documentación aduanera, se verificó que tenían como origen asimismo Ecuador y que Algeciras era su puerto de transbordo. Los investigadores localizaron varios contenedores entre los que se encontraba el que contenía la droga, en dos fardos de arpillera de 60 kilos cada uno.

Por otra parte, la Guardia Civil se ha incautado en alta mar de 2.336 kilos de hachís que iban a ser introducidos en las costas onubenses, en una operación en la que han sido detenidos cuatro hombres. El operativo se inició tras tener conocimiento de la navegación de una narcolancha. Inmediatamente se activaron las patrulleras del Servicio Marítimo de la Guardia Civil junto con el helicóptero del Servicio Aéreo, que detectó a unas 11 millas de Isla Cristina un bote con cuatro tripulantes que, al detectar la presencia de los agentes intentaron escapar a gran velocidad y lanzaron al agua fardos de hachís.

Finalmente, los agentes lograron saltar al bote de los narcotraficantes y reducirlos, aunque un guardia civil fue agredido durante el forcejeo. Mientras tanto, otra patrullera recuperó del mar toda la droga arrojada.

A DISPOSICIÓN JUDICIAL LOS DETENIDOS POR LA TRIFULCA CON LOS GUARDIAS CIVILES

Los siete detenidos por su presunta relación con la trifulca multitudinaria en un restaurante del barrio de El Rinconcillo de Algeciras en la que resultaron heridos nueve agentes fuera de servicio del Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil pasarán este miércoles a disposición judicial. La Policía Nacional abrió una investigación. En la pelea uno de los agentes realizó tres disparos al aire al verse rodeado por 40 agresores.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016