Menú

Amparo Larrañaga: «La mentira es absolutamente necesaria»

22 ago 2022 / 16:52 h - Actualizado: 22 ago 2022 / 16:53 h.
"Teatro","Navidad","Tradiciones","Entrevista","Humor","Pandemia"
  • Amparo Larrañaga: «La mentira es absolutamente necesaria»

«La mentira es absolutamente necesaria», defiende la actriz Amparo Larrañaga, que vuelve a los escenarios el próximo mes de septiembre con «Laponia», un montaje en el que se debate sobre la verdad y la mentira y los secretos familiares en un tono de humor.

Es la primera obra que estrena la directora Tamzin Townsend tras la pandemia y llega al Teatro Maravillas de Madrid el viernes 9 de septiembre, donde Amparo Larrañaga (Madrid, 1963) estará acompañada de los actores Iñaki Miramón, Mar Abascal y Juli Fabregas.

También es la primera obra tras la pandemia de Amparo Larrañaga, que en 2018 realizó su último trabajo teatral con el espectáculo “El Reencuentro” de Ramón Paso, dirigida por Gabriel Olivares, aunque en televisión el pasado año se sumó al reparto de la nueva etapa de la serie «Los hombres de Paco».

«Laponia», de Cristina Clemente y Marc Angelet, relata unas navidades en Finlandia, país al que acuden Mónica, a la que da vida Larrañaga, Ramón y su hijo de cinco años, para pasar las fiestas de Navidad con la hermana de Mónica, Nuria, su compañero finés y la hija de los dos, Aina, de cuatro años.

La velada entre dos familias se presenta idílica pero todo se estropea cuando Aina desvela a su primo la verdad sobre Papá Noel y las dos parejas contrapondrán dos maneras de educar a los hijos totalmente opuestas, debatirán sobre la verdad y la mentira, las tradiciones y los valores familiares.

Para Amparo Larrañaga la mentira es «absolutamente necesaria», aunque hay mentiras aceptables y otras no: «los sinceranoides no me gustan nada», confiesa en una entrevista con Efe.

«Mentimos constantemente», dice la actriz, que además sostiene que hacer creer a los niños en Papá Noel «no es una mentira, es otra cosa, es una ilusión que se acaba tarde o temprano».

La obra aborda estos asuntos desde la comedia y el humor que su directora, Tamzin Townsend, cree que son muy necesarios para la actualidad y para estos temas, ya que «hace reír hablando de la familia, de la polarización y de las verdades y las mentiras».

Los personajes también plantean el dilema entre la educación de un país como Finlandia, a la cabeza de los sistemas educativos, o la española, en un país donde hay más tradición en «decir verdades a medias».

En este sentido, Amparo Larrañaga se define como «una patriota rara» ya que, aunque nunca se ha envuelto «en banderas», cuando está en el extranjero, y ella viaja mucho desde niña, se acuerda de cómo le gusta España.

Aunque Larrañaga y Townsend destacan el apoyo de los gobiernos a la cultura en otros países y abogan por mayores políticas de promoción en España.

«La cultura ha dejado de ser popular», asegura la actriz madrileña, que se pregunta «qué programas promocionan un libro más allá de dos minutos» o «qué político hace de la cultura su bandera»: «estamos en un oscurantismo de la cultura como no he visto nunca», lamenta Amparo Larrañaga.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos