sábado, 04 diciembre 2021
05:00
, última actualización

‘Anfitrión’ estrena su andadura con aires de cabaret

Laviebel inaugura el festival de artes escénicas ‘Anfitrión’ con Babylon Cabaret, una obra que aúna la atmósfera envolvente del cabaret con la espectacularidad del circo.

08 jul 2020 / 19:27 h - Actualizado: 09 jul 2020 / 09:57 h.
"Flamenco","Música","Danza","Patrimonio","Itálica","Circo","Teatro Central","Humor","Musical"
  • ‘Anfitrión’ estrena su andadura con aires de cabaret

El festival de las artes escénicas 'Anfitrión' recoge el testigo del anterior 'Festival Teatros Romanos de Andalucía', que nació con la vocación de llevar el teatro clásico a sus escenarios naturales con el claro objetivo de promocionar, tanto al teatro clásico, como al patrimonio histórico de nuestra Comunidad. Siguiendo su estela 'Anfitrión' se propone ofrecer una programación netamente andaluza de alta calidad, acogiendo todo tipo de propuestas de teatro y danza de compañías referentes del teatro andaluz, como 'Laviebel', cuya obra Babylon Cabaret, ha sido la elegida para inaugurar el festival en el marco de nuestro Teatro Romano de Itálica.

'Laviebel' es una veterana compañía granadina, que a lo largo de su trayectoria se ha ido adentrando en el lenguaje del teatro musical y el cabaret hasta obtener un sello propio de calidad refrendado por reconocimientos tan relevantes como el Premio el Público de RTVA, que recibió en 2011, o los premios Max al Mejor Espectáculo de Teatro Musical por su obra 'Cabaret Líquido' (2010) y el Max 2011 a la Mejor Dirección Musical por 'La Barraca del Zurdo'.

Fiel al espíritu creativo que le caracteriza, su director, Emilio Goyanes, ha optado para esta nueva propuesta por combinar las canciones y la música en directo con algunos números de circo que poco a poco van delimitando un ritmo ascendente. Así, al desenfado, el humor picarón y la grandiosidad envolvente de los números musicales, se une la espectacularidad de la acrobacias en el mástil chino, la rueda cyr y el trapecio. En ese sentido cabe destacar la integración de los acróbatas en el discurso musical y dancístico, que llega a su culmen en el número de la trapecista, quien no contenta con jugar con los límites de la gravedad nos canta, boca abajo colgada del trapecio, un tema musical que subyuga al respetable.

Cabe resaltar también la entrega y maestría de los artistas, imperturbables a la elevada temperatura, nada menos que 33º a las 11 de la noche a los que habría que sumar el calor que desprenden los focos y el vestuario, cuyo diseño no es precisamente de corte veraniego. De no haber sido por su talento y dominio probablemente más de un espectador se hubiera marchado antes de tiempo, a la búsqueda de un buen local con aire acondicionado. Muy al contrario, el público se mantuvo en todo momento expectante y se puso de pie en los aplausos finales, dedicando a la compañía una sentida ovación.

El viernes y el sábado le tocará el turno a una compañía sevillana que ha logrado mantener un lenguaje propio, a caballo entre el flamenco y la danza contemporánea. Se trata de la Compañía Marco Vargas & Chloé Brûlé, que llevarán a las tablas del teatro romano su última obra: 'Los cuerpos celestes', un espectáculo que obtuvo, en su estreno en el Teatro Central, de Sevilla una esplendida acogida de público y crítica la pasada temporada.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla