miércoles, 26 enero 2022
11:35
, última actualización

Apoteosis de Corelli en la penumbra

Una escisión de Les Arts Florissants, con Resche-Caserta a la cabeza, ofreció en penumbras, obligadas pero agradecidas, un precioso concierto en torno a Corelli

02 nov 2021 / 09:25 h - Actualizado: 02 nov 2021 / 09:28 h.
"Conciertos","Danza","Magia","Otoño","Espacio Turina"
  • Fotos: Luis Ollero
    Fotos: Luis Ollero

El violinista francoitaliano Emmanuel Resche-Caserta es una de las voces más prominentes del conjunto liderado por William Christie Les Arts Florissants, y no cabe duda de por qué es así, comprobadas sus espléndidas aptitudes en este concierto del Otoño Barroco organizado por la Asociación de Amigos de la Barroca de Sevilla. Su sonido sedoso y homogéneo, tan difícil de lograr en instrumentos de época, y una flexibilidad en la que se combinan técnica y buen gusto, lograron resultados espectaculares en sus interpretaciones de un nutrido número de obras relacionadas todas en cierta manera con el legado de Arcangelo Corelli. Tanto sus conciertos grossi Op. 6 como sus sonatas Op. 5, y entre ellas la nº 12 La Follia, han ejercido una considerable influencia en músicos contemporáneos y posteriores, entre los que se encuentran los convocados en esta ocasión por el conjunto EXIT, integrado además por otras dos importantes voces de Les Arts, la clavecinista Béatrice Martin y la violonchelista Elena Andreyev. El violinista sevillano Rafael Núñez se encargó una vez más de dar réplica y acompañar a Resche-Caserta en sus intervenciones a dúo.

Apoteosis de Corelli en la penumbra

Uno de esos concerti grossi, el número 4 en su versión para trío, sirvió para abrir la velada. Corelli dio carta de naturaleza a este género concertante, y sus conciertos también pueden interpretarse sin ripieno, solo dos violines y bajo continuo completando las tres voces. El violín de Resche-Caserta brilló en sintonía y agilidad extrema en su allego inicial, revelándose cálido y hermoso en el adagio y vertiginoso en el vivace y el allegro final, siempre con la complicidad a tono de Núñez y el excelente trabajo del continuo. Completado el Largo de la Sonata Op. 2 nº 2 de Handel - que tanto aprendió del maestro de Fusignano durante su estancia en Roma - con similar compostura estética, sobrevino un apagón, tan a propósito de lo mucho que se amenaza ahora con uno global, que obligó a interrumpir el concierto hasta que pasados diez minutos y sin esperanza inmediata de arreglo, se optó por unos led para iluminar las partituras. El resto quedó a oscuras y la experiencia sobrecogedora y llena de magia. Así abordaron la Sonata Op. 5 nº 5 del compositor alemán y el Pasacalle del mismo que Martin bordó al clave con tanta delicadeza como refinamiento y un control absoluto de la digitación.

La vertiente francesa del concierto la puso Couperin, que tanto admiraba a Corelli que compuso una Apoteosis como homenaje alegórico, así como otra para Lully en cuyo final coinciden ambos compositores, esa Paix du Parnasse elegida para la ocasión, en la que ambos violinistas evidenciaron su buen gusto y habilidad técnica para evocar la dulzura y delicadeza habitual del repertorio galo, y con el mismo espíritu libre e imaginativo con el que los solistas abordaron el resto del programa en sus complejas ornamentaciones y cadencias. Esta integración de danzas propias de las suites francesas en el repertorio italiano se dejó entrever también en una Chacona de Antonio Caldara resuelta con prodigiosa combinación de melodía y armonía, exuberancia y generosas resonancias. Así hasta llegar a La Follia de Vivaldi, otro reflejo de la presencia de Corelli en el programa, cuyas variaciones sobre la misma danza de origen español son tan populares como las del autor veneciano. Haciendo acopio de todos los recursos de la sonata a tres, con gran variedad de figuras melódicas y rítmicas, contrastes y diálogos, acabaron este precioso recital justo cuando las luces reaparecieron de forma gradual e igualmente mágica.

EXIT ****

Otoño Barroco 2021. EXIT: Emmanuel Resche-Caserta y Rafael Núñez, violines; Elena Andreyev, violonchelo; Béatrice Martin, clave. Programa: Concerto grosso en Re mayor Op. 6 nº 4 y Sonata en Do mayor para violín y bajo continuo Op. 5 nº 3, de Corelli; Largo de la Sonata en trío en sol menor Op. 2 nº 2 HWV 387, Sonata en trío en Si bemol mayor Op. 5 nº 7 HWV 402 y Passacaille en sol menor para clave HWV 432, de Handel; Ciaccona en trío en Si bemol mayor Op. 2 nº 12, de Caldara; Gran Sonata en trío en si menor “La Paix du Parnasse”, de Couperin; Sonata en trío en Re mayor “La Follia” Op.1 nº 12 RV63, de Vivaldi. Espacio Turina, lunes 1 de noviembre de 2021


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla