martes, 10 diciembre 2019
16:55
, última actualización

Bruce Dickinson desafía al calor de Sevilla

El vocalista de Maiden repasa su trayectoria vital en la ciudad con un monólogo cómico lleno de anécdotas y rematado con un alarde de su portentosa voz

30 nov 2019 / 11:58 h - Actualizado: 30 nov 2019 / 12:04 h.
  • Bruce Dickinson desafía al calor de Sevilla

El vocalista del legendario grupo británico de heavy metal Iron Maiden, Bruce Dickinson, ha protagonizado en Sevilla uno de sus peculiares monólogos sobre su azarosa vida, rememorando su infancia, juventud y prolija carrera profesional como artista y piloto de aviación a través de anécdotas, guiños o fotografías curiosas y deleitando al público con algunas demostraciones de su grandiosa voz.

Durante el monólogo, de más de una hora y media de duración, Bruce Dickinson repasaba en tono cómico su infancia como niño protestón y rebelde y sus primeros encontronazos con "la autoridad", derrochando gestualidad y habilidades de comunicación no verbal ante un público claramente entregado por su devoción a la figura del vocalista de los míticos Iron Maiden.

Mediante bromas sencillas y directas, el artista narraba sus diversos avatares como adolescente, sus estudios académicos, su llamativa expulsión de una escuela por orinar en la cena del director de la misma, sus primeros pasos en el mundo de la música tocando bongos o su ingreso en la universidad para estudiar Historia Moderna, así como su desembarco en la formación musical Samson, su posterior fichaje clave por los Iron Maiden de Steve Harris y la prolongada gira mundial World Slavery Tour, a la que dedicó una mención especial.

Siempre con la complicidad del público, el artista se reía incluso de sí mismo rescatando fotografías de sus primeras giras, en las que posaba con atrevidas indumentarias, haciendo especial énfasis a unos pantalones que le fueron "robados" en Pamplona (Navarra) después de haberlos usado en un espectáculo con Iron Maiden.

TRAYECTORIA COMO PILOTO

Además de sus peripecias y curiosidades como músico, en la que figuran su ruptura con Iron Maiden, su carrera en solitario y su reingreso al conjunto de Steve Harris, el artista daba cuenta de su prolija trayectoria como piloto de aviación y sus múltiples y reconocidas experiencias en el campo aeronáutico, así como de su práctica de la esgrima. También tuvo momentos para rememorar el cáncer sufrido y superado durante 2015, un "invitado" al que gustosamente dejó "salir lentamente" de su vida.

Ya en el apartado de las preguntas, y en un ambiente tan distendido que Bruce Dickinson llegó a afrontar una petición de matrimonio por parte de una de las asistentes, el polifacético artista sorprendía con sus conocimientos sobre los modelos de avión del Ejército del Aire de España en el periodo de posguerra y bregaba con ocurrencias y buen humor ante los aspectos por los que el público, previamente, se había interesado por escrito.

"ES MI TRABAJO"

Por ejemplo, ante dos preguntas acerca de cómo superó el implacable y asfixiante calor sevillano en el concierto celebrado por Iron Maiden en la capital andaluza en julio de 2016, con una vestimenta no precisamente adecuada para la ocasión, el artista se encogía de hombros contestando en ambos casos que es su "trabajo", rememorando después el episodio de los pantalones robados en Pamplona porque a día de hoy, aún los quiere "de vuelta".

Para finalizar la sesión, y como broche de oro a la misma, Bruce Dickinson accedió a las peticiones del público y protagonizó un espectacular alarde de habilidades vocales con algunos versos del mítico tema de Iron Maiden Powerslave.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016