Cinco lobitos: ser madres y padres más allá de los treinta ***

La directora vasca Alanda Ruíz de Azúa se estrena en el largometraje con una interesante aunque irregular película

21 may 2022 / 14:15 h - Actualizado: 21 may 2022 / 14:17 h.
"Cine"
  • Cinco lobitos: ser madres y padres más allá de los treinta ***

TAGS:

Aunque nacida en el País Vasco su formación en el campo audiovisual la desarrolla en la conocida ECAM, Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid. Con este primer largometraje y los premios conseguidos en el último Festival de Málaga, Biznaga de Oro y Premio del Público de dicho certamen, se une a la larga lista de directores afamados de dicha escuela, Paco Plaza, Rodrigo Sorogoyen o Miguel Ángel Vivas.

Amaia, papel que interpreta Laia Costa, tiene treinta y cinco años y acaba de ser madre. Su pareja se llama Javi y tiene como profesión la de diseñador de sonido para teatro. Ambos acaban de ser madre y padre. Cada cual se toma esta responsabilidad de forma diferente. Ella la vive con estrés, la llegada del bebé la desborda, no sabe cómo enfrentarse a la maternidad y experimenta una nueva realidad que la supera. El responde al prototipo de padre ausente, más preocupado en evadir sus responsabilidades que en afrontarlas, por eso ante la disyuntiva de ayudar a cuidar a la bebé o irse a trabajar, elige la segunda. Educado y por lo tanto, intoxicado con y por sobredosis de machismo, es el tipo de padre varón que rehúye o no sabe de sus obligaciones.

Ante este panorama ella decide refugiarse en casa de su padre y de su madre que viven en un pequeño pueblo del País Vasco. Allí, ya nada será como cuando era una niña. Su padre y su madre han envejecido, ahora son otras personas. Ella, obligada por las circunstancias, se convertirá en el faro de la familia, en la guía y sobre todo en la cuidadora.

En manos de la realizadora, el nacimiento de la niña se convierte en un sufrimiento y lo que debería ser motivo de alegría y gozo se convierte en un dramón. En la primera parte de la película se nos hace muy difícil empatizar con ninguno de los cuatro protagonistas. A pesar del esfuerzo de Laia Costa, no convence su desborde, ni el comportamiento del evasivo padre, tampoco la impertinencia, ni la agresividad de la abuela, y mucho menos el del pamplinas del abuelo. Lo entendemos como cosas del guión. Tanto querer ensanchar la situación que la hace cíclica. Y el exceso llega a provocar fatiga.

Habrá que esperar a la estancia en el País Vasco para que las cuerdas vayan perdiendo tensión. Y será allí donde la película encuentre su sitio. Por fin la directora se suaviza y va desgranando con sutileza y elegancia lo que significa ser madre. Aparecen la ternura y la comprensión y una explosión de sentimientos. Allí nos irá desvelando las marcas de ellas, valor, fortaleza, determinación y serenidad, todas ellas significadas por el ciclo de la vida, y evidenciando lo que ya sabíamos de ellos, falta de compromiso, ausencia y pérdida.

Cinco lobitos ***

España 2022 104 min.

Dirección Alanda Ruíz de Azúa Intérpretes Laia Costa, Susi Sánchez, Ramón Barea, Mikel Bustamante, José Ramón Soroiz.

Drama


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla