viernes, 22 enero 2021
17:34
, última actualización

De Keersmaeker y su afán investigador

La reputada coreógrafa Anne Teresa De Keersmaeker vuelve al Teatro Central con un solo de danza que coreografía las Variaciones Goldberg de Bach

29 nov 2020 / 09:38 h - Actualizado: 29 nov 2020 / 09:40 h.
"Críticas"
  • De Keersmaeker y su afán investigador

TAGS:

Anne Teresa De Keersmaeker es uno de los puntales de la danza contemporánea del siglo XX que, por fortuna, todavía tiene mucho caudal creativo que explotar. Es lo que demuestra con esta propuesta, un solo de danza que traza coreografías alrededor de las Variaciones Goldberg de Bach.

La obra está compuesta por dos partes claramente diferenciadas. En la primera, la bailarina y coreógrafa aparece en escena descalza, sin más vestido que una especie de negligee negro transparente, junto al pianista, que también está descalzo y viste solo unas calzonas y una camiseta blanca. Con ello nos indican, aunque no acabamos de entenderlo hasta la segunda parte, que van a entregarse a una suerte de investigación coreográfica en la que el cuerpo de la bailarina indaga sobre las diferentes emociones que propone la música, con un continuo ejercicio creativo. Aquí la coreografía se eleva a primer plano, aunque nos brinda algunas piezas de baile subyugadoras, como el solo sin acompañamiento musical del principio, al que le sigue una singular sintaxis de movimientos junto al piano de Pavel Kolesnikov, quien roza la excelencia con su interpretación.

En la segunda parte la bailarina y el pianista aparecen vestidos con ropas elegantes y, en el caso de ella, incluso brillantes. La danza, aun sin abandonar su impronta intimista y secuencial, se vuelca hacia el espectador y la iluminación delimita espacios geométricos que subrayan el potencial emotivo de las imágenes. La bailarina incorpora los cambios de vestuario y calzado a la coreografía, la interpretación de Kolesnikov alcanza cotas poéticas y la danza muestra un elevado grado de complicidad con la música. Pero por desgracia, tal vez por una excesiva duración de la primera parte o por el empeño de De Keersmaeker en situar la indagación coreográfica por encima de la interpretación, llega un momento en que la obra se acaba volviendo un tanto tediosa y fría.

Obra: The Goldberg Variations, BWV 988

Lugar: Teatro Central, 28 de noviembre

Coreografía y danza: Anne Teresa De Keersmaeker

Música: Johann Sebastian Bach, The Goldberg Variations, BWV 988

Piano: Pavel Kolesnikov

Colaboración musical: Alain Franco

Calificación: Tres estrellas


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016