viernes, 23 octubre 2020
13:08
, última actualización
Entrevista

El FOC, todo un referente

El Festival Cultura con Orgullo se confirma como todo un referente del teatro para la diversidad

21 sep 2020 / 17:58 h - Actualizado: 21 sep 2020 / 20:36 h.
"Cultura","Teatro","Música","Espacio","Violencia de género","Viento Sur","Universidad Pablo de Olavide","Entrevista","Homosexualidad","LGTBI","Festival de Cine Europeo de Sevilla"
  •  Piermario Salerno. / El Correo
    Piermario Salerno. / El Correo

A pesar de su corta vida -este año celebra su 4ª edición- el Festival Cultura con Orgullo (FOC), se ha convertido ya en todo un referente para la cultura LGTBI en nuestro país, y va camino de serlo también en la escena internacional. Hablamos con su subdirector Piermario Salerno.

¿Qué hace un italiano como tú en un lugar de la cultura como este?

Si, no deja de ser curioso, ¿verdad? Pues mira yo llegué primero a Barcelona para hacer un Erasmus. Estudiaba en Italia 'Disciplinas de las artes de la música y del espectáculo'. Y en Barcelona me animé a hacer las pruebas para el Instituto del Teatro, por supuesto a escondidas de mis padres, y entré en el Instituto, donde me especialicé en teatro físico gestual.

¿Y como descubriste que en el sur el teatro también existe?

Pues por amor, porque a Sevilla llegué por amor. Cuando terminé los estudios ya llevaba tres años con una relación a distancia con mi pareja. Le había conocido en Barcelona pero era de Sevilla y cuando acabó de estudiar se vino para acá. Así que cuando terminé mis estudios, tres años después, vine a visitarlo. Y me gustó mucho esta ciudad, y él estaba aquí... Así que decidí quedarme.

¿Y antes de venir llegaste a trabajar en Barcelona en el teatro?

En Barcelona con otros compañeros del Instituto del Teatro montamos una compañía de teatro de calle, y llegamos a participamos en la Feria de Tárrega como espectáculo invitado. Con esta compañía estuvimos 2 años en varios festivales de otras comunidades autónomas.

¿Y tus inicios profesionales en Sevilla?

Pues al principio comencé a dar clase de teatro gestual por mi cuenta, pero luego conocí a los organizadores de Emergentes, el Encuentro de Teatro Joven de Mairena del Alcor, y más tarde conecté también con la compañía Salamandra, que es una compañía de trabajo social que está especializada en obras que tratan sobre la violencia de género. Con esta compañía he trabajado en centros sociales, promovidos por el Instituto de la Mujer y también hemos llevado varias obras a los institutos de enseñanza media, con la finalidad de concienciar a los jóvenes sobre el maltrato y la violencia de género. Y poco a poco he ido creciendo profesionalmente en esta ciudad, hasta llegar a ejercer de profesor y director del aula de artes escénicas de la Universidad Pablo de Olavide.

¿Cómo llegaste al FOC?

Pues llegué el mismo año que se fundó en 2017, con una obra mía que ya tenía montada, 'Amor en guerra', con la que obtuve el 'Premio Nazario Espectáculo de Teatro'. A partir de ahí me propusieron formar parte del jurado del 'Premio Ocaña', que es un galardón que otorga el FOC dentro del Festival de Cine Europeo de Sevilla, y al año siguiente, en 2018, me hice cargo de la subdirección del festival. Ese año, debido a un problema de salud de su director, Javier Paisano, tuve que emplearme de lleno.

‘Amor en guerra’ la vais a reponer en la Sala La Fundición

Si, la reponemos el sábado 26 y el domingo 27 a las 20.30 en la Sala La Fundición. En principio íbamos a estrenar este año otra obra titulada ‘Pasolini en crudo’, que como su nombre indica gira en torno a la figura del insigne cineasta italiano, pero a causa de la pandemia no hemos podido terminarla. Así que la vamos a estrenar como producción propia del FOC en la próxima edición.

Todo ello relacionado con la cultura LGTBI, ¿esa tématica da para tanto?

Si, da para mucho. En los últimos años incluso hemos comprobado que ya se hacen obras expresamente para este festival.

¿Y la respuesta de público?

El FOC ha ido bien de público desde el principio. Una de las razones es que creamos sinergia con el resto de las actividades y movilizaciones del mes de la diversidad LGTBI. Por eso el festival se ha celebrado en sus tres anteriores ediciones en junio, pero este año hemos tenido que cambiar su celebración del 15 de septiembre al 4 de octubre por el problema de la pandemia.

Se podría decir que hábeis ampliado entonces la oferta de actividades LGTBI aportando una mirada más artística

Si, plenamente. Lo has expresado muy bien. Lo cierto es que no hemos sido conscientes de hasta qué punto estábamos explorando algo nuevo hasta que hemos visto la respuesta del público y la repercusión que está teniendo en todo el país.

Pero limitar el contenido de un festival solo a la temática LGTBI podría interpretarse como algo sectario

Bueno, es que, aunque parezca lo contrario, con respecto a nuestro colectivo todavía hay mucho que hacer. Por una parte porque sigue siendo necesario concienciar a la gente con nuestra problemática, y por otra, y esto es algo que nos sorprendió desde el principio, porque hay muchos miembros del colectivo LGTBI que necesitan sentirse identificados con su problemática y ese hueco había que cubrirlo. Había que llenar el teatro con una temática que, por lo general, no suele estar en las tablas.

¿Qué destacarías de la experiencia del FOC en estos años?

Pues además de la acogida del público, que ha superado todas nuestras expectativas, podemos destacar la implicación de instituciones, como La Fundición 3 Culturas, el Ayuntamiento, y muy en especial de la Fundadión SGAE, que desde el año pasado es el colaborador oficial del festival. También merece la pena resaltar el apoyo de otros espacios alternativos como la Sala El Cachorro o la librería Caótica. Y por supuesto las salas de teatro privadas que programan el FOC: La Fundición, TNT, Sala Cero, Távora Teatro Abierto y Viento Sur Teatro. En las anteriores ediciones ha programado también Casala Teatro, pero como su aforo es tan reducido este año no ha podido participar. Todo ello nos ha permitido crecer mucho y muy deprisa. En tan solo cuatro ediciones el FOC ha pasado de tener en cartel unas cuantas obras de teatro a programar un mes entero, incluso con compañías de otros países. Este año tenemos una de Portugal.

¿Y qué destacarías de esta edición?

Pues pensando en las dos semanas próximas creo que quedan todavía muchas propuestas interesantes y animaría al público a que le echara un vistazo a la programación. Y además del teatro merece también la pena destacar la exposición ‘Te quiero...’ que viene de una colección privada de Madrid, y la organiza el Ayuntamiento en el Espacio Santa Clara. Se inaugura el próximo jueves 24. También hay una propuesta de teatro off, del performe Álvaro Prados, titulada ‘Autotune cara B’, que como su nombre indica se inspira en esa aplicación que distorsiona la voz. Y para cerrar el FOC podremos disfrutar de la propuesta portuguesa, ‘El evangelio de Van Gog’ que gira en torno a la vida de este pintor y su supuesta homosexualidad. Tendrá lugar en la sala Távora Teatro Abierto el 3 y 4 de octubre.

Toda una aventura, teniendo en cuenta la que está cayendo, ¿crees que podemos esperar que el FOC tenga continuidad?

Bueno, ahora mismo vamos día a día. Cada vez que termina una representación respiramos por la satisfacción de que haya sido posible. Mañana ya veremos. Pero esperamos que sí, que el FOC tenga una larga vida, porque la verdad es que ha tenido una acogida que ni nosotros mismos esperábamos.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016