miércoles, 22 septiembre 2021
17:05
, última actualización

En Sevilla la vanguardia también existe

La antigua fábrica de artillería acoge esta semana una vanguardista exposición, fruto de la unión de los colectivos ‘Recetas Urbanas’ y ‘La Habitación Semihundida’

04 jun 2021 / 10:48 h - Actualizado: 04 jun 2021 / 12:19 h.
"Ayuntamiento de Sevilla","Teatro","Danza","Arte","Arquitectura","Escultura","Artes plásticas","Investigación","Espacio","Construcción","Youtube","Fábrica de Artillería","Poesía","Musical"
  • En Sevilla la vanguardia también existe

De todos es sabido que Sevilla es una ciudad fiel a su cultura tradicional. Pero también alberga una actividad artística de vanguardia, tanto en el campo de las artes plásticas como en el de las artes escénicas. Podemos comprobarlo en la Real Fábrica de Artillería que esta semana acoge una singular exposición del Laboratorio XM2 (Laboratorio por metro cuadrado), una iniciativa que surge de la unión de dos colectivos que giran en torno al arte de vanguardia, la arquitectura y la participación ciudadana: 'Recetas Urbanas' y 'La Habitación Semihundida'.

El primero, 'Recetas Urbanas', es un curioso estudio de arquitectura que se caracteriza por la continua investigación de nuevos protocolos y cláusulas sociales que replantean los procesos constructivos a nivel socio-educativo, con objeto de facilitar la participación de la ciudadanía y conseguir una cercanía con los organismos públicos Por su parte, 'La habitación Seminhundida' es un “Centro Efímero de Investigación Artística” donde se reúnen colectivos inconformistas, subversivos e insaciables en la búsqueda de nuevas propuestas e ideas socioculturales.

Esta exposición es una de sus actividades prácticas que se plasma en un proyecto básico llamado Laboratorio Xm2, incluido en el Programa Interreg Magallanes ICC, un banco de proyectos que implica al Ayuntamiento de Sevilla, La Junta de Andalucía y algunas instituciones del Algarve portugués, cuyo objetivo es incentivar las industrias culturales y creativas mediante la creación de espacios físicos que propicien el emprendimiento y el establecimiento de un servicio transfronterizo de promoción de proyectos creativos conjuntos.

La exposición se articula en 10 piezas relativas a algunos elementos básicos de la construcción, como puertas, paredes o techos. Todo ello tratado desde un punto de vista artístico y por lo tanto subjetivo, en contrapunto a la supuesta objetividad recogida en la normativa vigente sobre arquitectura. Y desde luego que para ello no podían haber elegido un espacio mejor que el de ese edificio medio en ruinas que alojó en su día a una floreciente fábrica de artillería. Se trata de un espacio cerrado y diáfano de carácter monumental, sumamente evocador y romántico. En ese entorno llama la atención el contrapunto que ejerce el carácter vanguardista de la exposición, que nos lleva hacia un recorrido sensorial en torno a la arquitectura, tanto en su vertiente artística como en la práctica.

Así la exposición la exposición comienza con una pieza musical inspirada en las escaleras, compuesta por un músico discapacitado cuya visión de este elemento arquitectónico, dada su incapacidad de abordarlo, es única. Acto seguido nos encontramos con un breve paseo auditivo e interactivo en torno al concepto del canon arquitectónico que culmina en una suerte de performance de Jorge Barroso “Bifu” y David Gutiérrez que se cuestiona los límites del uso de algunos edificios o elementos de arquitectura. A su término nos encontramos con 'El muro de las lamentaciones' una instalación luminotécnica de Santiago Cirugeda y Jorge Barroso “Bifu”que recoge, mediante los titulares de periódicos enmarcados en unos cuantos cuadros iluminados, la relación del colectivo con el Ayuntamiento desde sus orígenes, que se remontan a la creación de La Carpa Espacio Artístico, una iniciativa de la compañía Varuma Teatro con Jorge Barroso a la cabeza, que en sus 4 años de duración albergó diferentes iniciativas de creación artística y de docencia, entablando una conversación directa, dinámica y continua con la ciudadanía. En el último cuadro podemos ver el contrato que ha dado lugar a esta exposición, y podemos comprobar que, aunque la Resolución favorable del proyecto se publicó el 22 de julio de 2020, el contrato no se ha firmado hasta el 29 de mayo de 2021.

A partir de ahí la exposición de impregna de poesía y denuncia. Una puerta alberga un texto de la socióloga y antropóloga cultural Martina Helmke; un cuadro expone, a manera conceptual, una denuncia del colectivo al Ayuntamiento; una escultura de Jorge Barroso sumamente evocadora se queja de la mala situación de las artes de vanguardias en general y las artes escénicas en particular; el poeta Miguel Sutilo, nos brinda 10 poemas sobre los elementos básicos de la arquitectura y la video danza, titulada 'Ventana’ nos lleva al periodo de confinamiento en el que fue creada. Podemos verla en el enlace: Volatility 600mg – YouTube.

Y por si todo esto fuera poco, al final nos encontramos con la faceta más práctica del laboratorio, un domo (bóveda semiesférica) tan funcional como original, ya que está construido totalmente con madera y cubierto con la tela de un paracaídas que sirvió de escenografía para un espectáculo de Alex Peña. Y para terminar, la exposición se centra en el concepto “techo” y, a manera de muestra, recoge uno de los 4 prototipos de Aulas Abiertas, que el colectivo creó para colegios necesitados de espacios que cumplieran con la normativa europea de distanciamiento sobre la COVID-19. En concreto, dicha estructura de techo se llevó a Sevilla (barriada de la Oliva), Jerez, San Juan de Aznalfarache...


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla