martes, 18 mayo 2021
16:27
, última actualización

Eva contra Eva, ¿dónde el conflicto?

El Teatro Lope de Vega sube a escena, un solo día, la última obra de Ana Belén, una adaptación del clásico cinematográfico de Mankiewicz, ‘Eva al desnudo’.

02 may 2021 / 13:37 h - Actualizado: 02 may 2021 / 13:38 h.
$hmKeywords_Schema
  • Eva contra Eva, ¿dónde el conflicto?

Suele ocurrir, cuando se lleva al teatro un relato cinematográfico, que la dramaturgia no logre hacer justicia a la película original. Es justo lo que le ocurre a esta adaptación de Pau Miró del famoso film de Mankiewicz ‘Eva al desnudo’.

Aunque el guion de la película de Mankiewicz gira en torno al enfrentamiento de dos actrices de diferentes edades que tienen que interpretar en escena el mismo papel, más que centrarse en un ejercicio de metateatro se adentra en los conflictos psicológicos que llevan a las dos mujeres a enfrentarse. La actriz madura todavía se encuentra en la cima del éxito, pero siente el vértigo de la caída libre a la que se precipita en su profesión, debido a la dificultad de encontrar personajes de su edad. La joven, en cambio, es la fiel representante de la actriz joven ambiciosa, dispuesta a triunfar por encima de todo. Y para ello pone en marcha un mecanismo de seducción que logra embaucar a todos, menos al crítico, que es el único que logra verla tal como es, de ahí el título, ‘Eva al desnudo’.

Pero por desgracia, en esta adaptación de Pau Miró la ambición y el poder de seducción de la actriz joven, interpretada con frescura por Mel Salvatierra, se quedan en un segundo plano para destacar, por encima de todo, el conflicto interno del personaje de la actriz madura encarnada por Ana Belén, una lucha interior que Miró intenta subrayar con una escena onírica. Pero más que potenciar las emociones esa escena solo sirve para confundir al espectador. Tal vez por ello no acabe de convencer la interpretación de Ana Belén que aunque correcta, como no podía ser de otra manera teniendo en cuenta su demostrado talento y maestría, no acaba de resultar verosímil.

No obstante, cabe destacar el curioso juego especular que elabora la puesta en escena de Silvia Munt, gracias a una cámara en directo que se proyecta sobre los dos grandes espejos que presiden la escenografía de Enric Planas. Munt se sirve de ese recurso para trasvasar las fronteras físicas del escenario y regalarnos, entre otros, un hermoso primer plano de Ana Belén conduciendo. Lástima que se quede como un instrumento aislado. La mayor parte del relato Munt se decanta por una suerte de puesta en escena naturalista, aunque salpicada de simbolismo, que delimita un ritmo denso y tedioso. Por fortuna remonta al final, cuando el juego metateatral se impone y coge por sorpresa al espectador.

Obra: Eva contra Eva

Lugar: Teatro Lope de Vega, 30 de abril

Producción: Bitó

Adaptación y dramaturgia: Pau Miró

Dirección: Silvia Munt

Interpretación: Ana Belén, Mel Salvatierra, Javier Albalá, Manuel Morón y Ana Goya

Calificación: 2 estrellas


Edictos en El Correo de Andalucía