Fernando Repiso: «Chueca y la Alameda son un burbuja»

La Estación de las Letras de La Rinconada concluye sus tres meses de viaje por la literatura con la presentación de ‘Las agujas de la noche’, novela negra ambientada en una Sevilla desconocida

22 jun 2022 / 11:36 h - Actualizado: 22 jun 2022 / 11:39 h.
"Libros"
  • Fernando Repiso en La Estación de las Letras (Foto: Francisco J. Domínguez)
    Fernando Repiso en La Estación de las Letras (Foto: Francisco J. Domínguez)

TAGS:

El tren de la literatura de La Rinconada ha llegado a su destino tras tres meses de viaje. ‘Las agujas de la noche’ ha sido el último trayecto de una expedición que ha llenado la primavera de libros y de letras. A bordo de este trayecto postrero ha viajado su autor, Fernando Repiso, que mostró con su característica y permanente sonrisa la parte oculta de una novela que ya de por sí muestra lo oculto detrás del relumbrón de las fachadas y las apariencias. Y con el mapa locuaz, de ironía fina y humor desbordante de Mercedes de Pablos, el periplo llegó a término marcando así el final del trayecto para esta Estación de las Letras de La Rinconada de 2022.

‘Las agujas de la noche’ toma a Sevilla como coprotagonista de una novela negra clásica a la vez que transgresora y provocadora. La ciudad bella, la de la historia, las hermandades, las tradiciones y las costumbres se abre para mostrar una faceta tan real como oculta, que se conoce, pero se obvia. En sus páginas la ciudad va de la mano de Iván de Pablos, el más claro exponente de esa Sevilla y a la vez el policía atípico, lejos de la ortodoxia maniqueísta que presupone bueno e impoluto al que tiene en su mano la ley y el orden. Con esos mimbres ha de enfrentarse a un crimen en una sauna gay, adentrándose en un entorno que él mismo conoce y vive.

Fernando Repiso: «Chueca y la Alameda son un burbuja»
La delegada municipal de Cultura, Raquel Vega, presentó a Mercedes de Pablos y Fernando Repiso (Foto: Francisco J. Domínguez)

Sexo y drogas en una novela que no es literatura gay

Es esta una novela de “guetos voluntarios” que desvelan la fragilidad de los que los frecuentan; donde hay drogas y sexo, dobles vidas y dobles caras. Pero no es literatura gay ni un canto a las adicciones. Como tampoco es una novela de tópicos, porque no aboca los submundos a ningún colectivo, sino que reparte a cada palo su vela para que la aguante. Aun así, tampoco pinta la vida de color de rosa. “El armario sigue existiendo, sobre todo a partir de cierta edad y ciertos ámbitos. Chueca y la Alameda son una burbuja. Esa no es la realidad LGTBI”.

Repiso no elude esta realidad, sino que la afronta con vehemencia y claridad en una novela que se construye de forma conjunta con el lector que la desgrana. En su concepción primigenia aseguró que siempre tuvo claro a Iván de Pablo así como al culpable – “asesino, asesina o asesine”, para no destripar el final –, y en torno a ellos construyó este imbricado laberinto de vidas rectas y disolutas (según quién les ponga el adjetivo), en el que hay cofradías, empresarios, gente normal, callejones traseros, gente de la noche y noches con gente; trabajos de éxito y empleos precarios, realidades de explotación y de droga que están ahí, que se miran de soslayo y que Repiso no evita ni disfraza con eufemismos. Personajes verosímiles, escenarios desconocidos al común pero no por ello inventados, y una trama que va atrapando irremediablemente en la historia contenida tras una ochentera portada de luces de neón.

Fernando Repiso: «Chueca y la Alameda son un burbuja»
La periodista y el escritor conversaron sobre la segunda novela del autor sevillano (Foto: Francisco J. Domínguez)

Mercedes de Pablos, periodista y escritora – “mi hada madrina”, según la tilda el autor – se prodigó hasta en epítetos para presentar y acompañar en este acto a un escritor “de oficio” de “de verdad que lo que les gusta es escribir”. En este cierre de temporada en la que libros y autores se han puesto de largo, la Hacienda Santa Cruz – junto a la estación de tren que tanto ha supuesto para el desarrollo de La Rinconada y cuya metáfora toma esta feria del libro pionera y prolongada – ha sido el escaparate donde mirarse en las contradicciones entre tradición y modernidad, en un reflejo de la verdadera diversidad que ni los mismos que la viven alcanzan a ver. Y que, aunque no sea el proyecto inminente para Repiso, deja una puerta abierta a tener continuidad, y para lo que Mercedes de Pablos le animó con ahínco, visionaria de que en ‘Las agujas de la noche’ están los pilares para una de las grandes sagas de la literatura en español.

Tres meses de literatura en La Rinconada

Para llegar hasta esta presentación han transcurrido tres meses intensos de literatura, de libros y de autores. De rutas por las vías de todos los géneros, compartiendo vagón con los autores en un tú a tú de afición común, hablando de algo que llega a ser incluso una forma de vida con quienes mejor ejemplifican cómo vivirla.

Fernando Repiso: «Chueca y la Alameda son un burbuja»
Repiso presentó en La Estación de las Letras su segunda novela, ‘Las agujas de la noche’ (Foto: Francisco J. Domínguez)

De Juan Eslava Galán – premio Factoría Creativa de las Letras 2022 – a Héctor Abad – premio Factoría Creativa de las Letras Iberoamericanas 2022 –, de Inés Martín Rodrigo – Premio Nadal 2022 – a Paloma Sánchez Garnica – finalista del Premio Planeta 2021 –, pasando por diez escritores y escritoras locales, de la provincia y de Andalucía que han encontrado en esta Estación un trampolín y a la vez una compañía segura para su inicio en este noble arte. Con Víctor del Árbol dando salida a este tren desde su pregón inaugural justo al inicio de la primavera, el día 21 de marzo, con un tren tan bien fletado de libros que ha recorrido – en tres meses, 27 paradas y más de 30 escritores y escritoras – cada centro cultural de la localidad hasta concluir el primer día del verano.

Tras llevar a Repiso hasta La Rinconada, el tren quedará ahora en el andén, cargando sus compartimento de nuevas historias, con las que a buen seguro más pronto que tarde pondrá a funcionar sus máquinas para viajar de nuevo por la literatura actual.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla