jueves, 23 septiembre 2021
16:08
, última actualización
Danza

François Chaignaud, exquisita transgresión

François Chaignaud al Festival de danza de Itálica con un exquisito espectáculo que da rienda suelta a su imaginario trasgresor sumergiéndose en la cultura tradicional (*****)

10 jul 2021 / 10:22 h - Actualizado: 10 jul 2021 / 10:28 h.
"Flamenco","Teatro","Música","Danza","Itálica"
  • Imagen de la obra. / Fotos: Lolo Vasco
    Imagen de la obra. / Fotos: Lolo Vasco
  • François Chaignaud, exquisita transgresión
  • François Chaignaud, exquisita transgresión
  • François Chaignaud, exquisita transgresión
  • François Chaignaud, exquisita transgresión

Un exquisito espectáculo que funde la herencia cultural tradicional con la vocación trasgresora del coreógrafo, bailarín y cantante François Chaignaud. Es el punto de partida de este fascinante espectáculo, fruto de la colaboración entre el artista francés y el músico y artista plástico Nino Laisné, donde la música y la poesía medieval adquieren un cierto viso de contemporaneidad.

Chaignaud recoge en su canto y en sus danzas a figuras míticas de los romances medievales, como la doncella que se viste de hombre para ser soldado, el 'San Miguel' de García Lorca o 'La Tarara'. Todo ello bajo una banda sonora que, con un curioso tratamiento de los instrumentos que se atreve a poner la viola de gamba al servicio de la zambra y el bandoneón al de la música barroca, hermana el tango argentino con el villancico medieval, la canción tradicional sefardí, la folia canaria, la alborada asturiana, la zarzuela, las marchas de semana santa, la canción de cuna barroca, la zambra, la rondeau y la copla.

Y como era de esperar, no es el único atrevimiento de la propuesta. En realidad, todo el espectáculo podría definirse como un sutil y exquisito ejercicio de transgresión que cuestiona la noción del género en la cultura tradicional. Así, en el primer acto, Chaignaud se viste soldado y canta con voz femenina (falsete) el 'Romance de la doncella guerrera', mientras que en el segundo acto se sube a unos sofisticados zancos para representar al 'San Miguel' de García Lorca. Su baile remite a danzas tan tradicionales como la jota, pero también tiene reminiscencias del ballet clásico y del flamenco. Subido en sus zancos Chaignaud reta a los límites del equilibrio con una encomiable limpieza técnica, mientras alterna el falsete con la voz de pecho, perfilando una cierta condición andrógina. Una imagen que se apoderará del todo del personaje en el tercer acto, cuando el artista francés se viste de gitana para brindarnos una interpretación de 'La Tarara' que roza lo sublime.

Al igual que Jean-Baptiste Henry al bandoneón, Robin Pharon a la viola de gamba, Daniel Zapico a la tiorba y la guitarra barroca y Pere Olivé a las percusiones históricas y tradicionales. La excelencia de su interpretación elevó nuestro ánimo hasta situarnos en un hermoso y cautivador terreno de emoción compartida.

La ficha

Obra: Romances inciertos. Un autre Orlando
Lugar: Teatro Romano/Itálica Festival Internacional de Danza, 8 de julio
Producción: Mandorle productions
Idea original, puesta en escena y dirección musical: Nino Laisné
Idea original, coreografía, canto y danza: François Chaignaud
Bandoneón: Jean-Baptiste Henry
Viola da gamba
: Robin Pharo
Tiorba y guitarra barroca: Daniel Zapico
Percusiones históricas y tradicionales: Pere Olivé
Calificación: 5 estrellas


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla