Menú

Homenaje a Ella Fitzgerald y memorable Jam session en el platea

Juan-Carlos Arias jcdetective /
12 abr 2021 / 10:08 h - Actualizado: 12 abr 2021 / 10:12 h.
$hmKeywords_Schema
  • Fotos. Andalucía Viva
    Fotos. Andalucía Viva
  • Homenaje a Ella Fitzgerald y memorable Jam session en el platea
  • Homenaje a Ella Fitzgerald y memorable Jam session en el platea
  • Homenaje a Ella Fitzgerald y memorable Jam session en el platea

Texto: JUAN-CARLOS ARIAS Fotos: ANDALUCÍA VIVA

La antigua estación Plaza de Armas registró un intenso fin de semana. Un tributo a la irredenta dama del jazz e improvisada descarga musical centraron el espectáculo

Los infinitos días de pandemia, toques de queda, restricciones a la movilidad, vacunación y medidas de seguridad ante el dichoso virus no rinden a la Sevilla más vanguardista y que quiere disfrutar la mejor música. Venimos reseñando en este Correo que la cultura, y la música en particular, no deben resentirse más de lo debido ante el imperativo de quedarnos en casa. Desde primeros de enero el Platea (Odeón-Imperdible) congrega el mejor jazz local que patrocina ASSEJAZZ (Asociación Sevillana del Jazz)

A través de Jam sessions se congregan músicos y vocalistas a primera hora de la tarde de los domingos. En la cubierta de la antigua estación ferroviaria resuenan voces, acordes y notas musicales de profesionales que deleitan al público con su trabajo y entusiasmo. No hay que pagar entrada por disfrutar la música, sólo las consumiciones que se pidan. El espacio es seguro ante el Covid-19. Tiene las debidas medidas de seguridad, se guarda la distancia social y las mascarillas son obligatorias si no se come o bebe. Además, el Platea limita su aforo. Cierran el paso de nuevos clientes si se supera el límite de personas legalmente establecido.

Ella, la más grande

Todos los géneros musicales tienen pioneros, rompedores, innovación y clásicos. Ella Fitzgerald (1917-1926) es todo eso y más en cuanto al Jazz. Como cualquier desheredado en los EEUU, país de oportunidades donde cualquiera puede ser su presidente, la Fitzgerald lo pasó muy mal cuando era joven, se abría camino hasta brillar, con luz propia, en un mundo de hombres, donde los afroamericanos lideraban el estrellato.

Esa Primera Dama es historia con mayúsculas por su prolífica discografía que alegra sus millones de seguidores en el mundo. Fue y es aclamada como una de las mejores cantantes en la historia. Fue artista total, usó su voz como un instrumento musical y se ganó el respeto de los grandes: Louis Amstrong, Duke Ellington, Charlie Parker o Count Basie.

En un camerino del Lope de Vega en 1990, cuando este cronista preguntó a Dizzy Gillespie por el aporte de la Fitzgerald y su experiencia con ella se le iluminó la cara con una sonrisa de felicidad. Esa fue su respuesta. La Dama del Jazz adoptó el bebop y a Gillespie. Y el inolvidable trompetista prohijó a incontables músicos de bandera. A Sevilla, en 1990, vino al frente de la United Nations Orchestra que aplaudió, con brío, el personal. Aquel concierto ante la militancia local del jazz sigue siendo inolvidable.

Pues bien, a los 25 años de la muerte de Ella, una alemana afincada en Sevilla decidió homenajear a la más grande con un disco, Divas del Jazz y dos conciertos en el Platea. Las tardes-noche del viernes y sábado lo petó, si se admite ese coloquialismo. Lovis G, la cantante que tributa a la Fitzgerald, es otra dama del escenario vocal jazzístico. Marida con su voz y estampa glamour, touch of class y ese charme que es difícil definir en el idioma de Goethe aunque canta en el inglés del midwest como Fitzgerald.

How High The Moon, Special Airmail y Stardust ya mostraban el virtuosismo de la Fitzgerald. En la voz de Lovis G es magia que rememora y extiende los sones del jazz. Lovis G también se enamoró de la bossa nova y la franja brasilera del jazz. La que subyugó a Stan Getz en Río o a Bebo Valdés en Bahía. Lovis G homenajeó a Ella acompañada de excelentes músicos, tanto en Divas del jazz como en directo: Manolo Torres, José Gómez, Billy Marrows, Alberto Palau, Jorge Vera. Lovis G ya demostró su talento, registros y cómo imita el sonido de instrumentos musicales con su voz el pasado Día de los Enamorados en el Platea

Memorable Jam Session

Ayer, durante varias horas, desde la una de la tarde ocurrió en el Platea lo que suele cada domingo en tiempos de brunch, la tendencia neoyorquina de unir desayuno y almuerzo tan holgazana mañana. Un buen puñado de músicos se alternaron en el escenario dando lo mejor de sí. La Jam Session se improvisó sobre lo programado, es decir, como mandan los cánones. El cuarteto inicial lo integraron Gustavo Díaz (Saxo), Luis Chico Salto (Contrabajo), Óscar Álvarez Rifbjert (Piano) y Luis Landa Luisongo (Batería). Varios temas, con impecable ejecución, abrieron la sesión.

Posteriormente, la temperatura musical subió enteros. Casimiro Rivas, Stefano Di Rubbo y Fernando Caro compartieron batería. Ramón Molero y Toni Martin se sucedieron al piano. Jaime Serradilla, Javier Delgado, Carlos Sánchez, Manuel Calleja y Román Groove estuvieron al Contrabajo. Manuel Morillo deleitó al personal con solos de flauta travesera. Warre VDP y Bernardo Parrilla estaban muy inspirados al saxo, Nacho Löring les igualó con la trompeta y Juanmi con el clarinete.

El compositor neozeolandés Trevor Coleman tuvo uno de sus días de gracia, como la plantilla musical de ésta Jam. A la trompeta y al piano repartió su arte. Como las vocalistas Leora Glasgow, Miriam Flores y Lola Botello. Todas compartieron sellos personales y registros tímbricos inigualables. Parecía que el duende, ese que buscan irredentos los flamencos, revoloteaba por las cristaleras multicolores de la Plaza de Armas una tarde primaveral.

La Jam Session se alargó horas porque, si los músicos y las cantantes están a gusto y bien acompañados por el cálido aplauso, sucede cualquier cosa. Debemos destacar que el gran número de músicos y vocalistas extranjeros en los eventos del jazz sevillano se debe a que suelen estar encantados en la capital de La Giralda. Ya le sucedió a Abdu Salim o Ángel de Jesús tras abandonar el ejército norteamericano con el saxo y la trompeta.

Marina Rodríguez (Gerente de Platea) estaba contenta por los continuos llenos del espacio ante el jazz. Gracia Gata, fedataria del Jazz con excelentes fotografías, sólo capta los mejores momentos de la música, la voz y el buen rollito que busca. Insiste al cronista que esta es la generación más sana de músicos y vocalistas por su valía y profesionalidad. La fotógrafa lleva razón, tras ver su ejemplar trabajo en vivo y donde publica

ASSEJAZZ no para. Sus cientos de socios y miles aficionados tienen el calendario repleto de actividades. En el Espacio Turina (antiguo teatro Álvarez Quintero, calle Laraña) programan un concierto de pesos pesados del Jazz español CMS TRÍO (Sambeat, Colina y Miralta) dará por fin un concierto a aplazado por el confinamiento el próximo jueves 15 de abril. Para el domingo 18, y con entrada libre hasta llenar aforo en el CAAC (Isla de la Cartuja), brindarán un superconcierto dos Big Bands. Una la integran músicos de ASSEJAZZ y otra del Conservatorio Superior Manuel Castillo. Decenas de músicos ensayan ya una nueva descarga del mejor jazz sevillano que promete mucho.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos