Menú
Exposiciones

Iceberg Expo 92. 30 años después, la materia como artefacto y clase magistral de Cendrine Bonami

Exposiciones, debates, mesas redondas, encuentros y clases magistrales en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla

23 abr 2022 / 15:06 h - Actualizado: 23 abr 2022 / 15:12 h.
"Arte","Arquitectura","Escultura","Exposiciones"
  • Imagen de Curro, la mascota de la Expo 92, ante la Instalación del Domo construido en la Facultad de Bellas Artes.
    Imagen de Curro, la mascota de la Expo 92, ante la Instalación del Domo construido en la Facultad de Bellas Artes.

Pasamos delante de la Facultad de Bellas Artes –en realidad Escuela Superior de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría, de Sevilla- sin apenas reparar en lo que hay dentro del antiguo claustro de la que fuera Universidad Literaria, y más anteriormente aún, de una de las más importantes sedes de la Compañía de Jesús. No es el momento ahora de recordar estas dos instituciones, pero sí de destacar la labor callada que diariamente, curso tras curso y día tras día, se viene desarrollando ahí entre los profesores, el alumnado, el decanato, el personal administrativo, de mantenimiento, los “seguratas” y ... la cafetería incluso.

Iceberg Expo 92. 30 años después, la materia como artefacto y clase magistral de Cendrine Bonami
Uno de los debates sobre el iceberg de la Expo 92 dentro del domo. FOTO: T.L.

Habitualmente y en lo que a las exposiciones se refiere dentro del centro, estas suelen realizarse a lo largo de todo el periodo académico a veces simultáneamente en dos salas: las llamadas Espacio Laraña y la Transversal, aunque en realidad toda la facultad es un espacio expositivo común, como pueden serlo cada una de las aulas en donde se intercambia algo más que la transmisión de conocimientos. También un Museo Vivo en continua transformación y un ágora de expresión libre como la que ahora y hasta el próximo 29, “okupará” el claustro con la instalación de una estructura geodésica, denominada “Domo” en cuyo interior y alrededor suyo, se pone al día el estado de la cuestión, sobre una de las actuaciones que se realizaron dentro de todas las efemérides transcurridas hace ya 30 años, en el recinto y contexto de la que fuera la Expo de Sevilla, de 1992.

Iceberg Expo 92. 30 años después, la materia como artefacto y clase magistral de Cendrine Bonami
Rocío Arregui y Santiago Cirugeda junto a un participante, rodeados de fotos del Safari Fotográfico y recopilación de imágenes de la Expo 92. FOTO: facilitada por los organizadores.

Los actos celebrados con este motivo han sido posible gracias al Taller impartido en la facultad de Bellas Artes, por el arquitecto Santiago Cirugeda tituladoTerritorio Crítico junto a miembros de su equipo Recetas Urbanas. Para ello se ha contado con el comisariado de la Directora del Máster de Bellas Artes Idea y Producción 2021-2022 -la profesora-doctora Rocío Arregui Paradas- contando a su vez, con la coordinación del profesor-doctor y pintor Fernando García García, colaborando en la construcción de la estructura del domo por miembros del Colectivo COA -en origen autores chilenos- y alumnos en “la casa”, al que se han unido artistas sevillanos participantes en él, como son: Elena Coca, Carlos Mayol, Alberto Muñoz, Alberto Rey, Jesús Saéz e Ignacio Traverso y otros alumnos del grado y del máster, contando además con la intervención y colaboración de Alice Attout y Jorge Barroso, Bifu.

Iceberg Expo 92. 30 años después, la materia como artefacto y clase magistral de Cendrine Bonami
El iceberg chileno traído al Pabellón de Chile de la Expo 92. FOTO: Cedida por los organizadores.

Dentro de las Jornadas, se ha incluido la participación de los profesores José Mª Lerdo de Tejada, organizador del grupo interdisciplinar “Paseando y Dibujando Sevilla” y el también profesor-doctor Rafael Llácer, quienes se han encargado de traernos a la extraordinaria paisajista francesa Cendrine Bonami Redler, quien impartió una clase magistral dibujística y paisajística mostrando su trayectoria y metodologías, con propósito docente, neutral y amor por el dibujo y los entornos urbanos y naturales.

Iceberg Expo 92. 30 años después, la materia como artefacto y clase magistral de Cendrine Bonami
Cendrine Bonami Redler y Fernando García García tras la intervención de la primera. FOTO: T.L.

Este “evento” ha supuesto por tanto la celebración de encuentros internacionales, mesas redondas, un activismo artístico y social al que se han unido asociaciones ecologistas y colectivos como Urban Sketchers de Sevilla, promoviendo además de lo mencionado, un debate sobre las consecuencias ecológicas del iceberg que se trajo desde la Antártida hace ya 30 años a la Expo del 92, esto es, desde 11.000 Km. de distancia desde Punta Arenas, con el coste medioambiental que supuso respecto a las toneladas de carbono en CO2 emitido, por no hablar del económico en cuanto a su mantenimiento e hipotético traslado de regreso a su origen, o las múltiples lecturas incluso ideológicas que esto pudo suponer tanto para España como para Chile en sus momentos históricos y políticos, y las que se pueden hacer hoy desde los diferentes puntos de vista que queramos, pues una de ellas y ateniéndonos a la Nota de Prensa que nos facilitan y citando textualmente lo que el sociólogo chileno Tomás Moulian dijo en su momento: “El iceberg fue la escultura de nuestra metamorfosis. El iceberg representaba el estreno en sociedad del Chile nuevo, limpiado, sanitizado, purificado por la larga travesía del mar. Era como si Chile acabara de nacer. El iceberg fue un exitoso signo, arquitectura de la transparencia y de la limpieza donde lo dañado se había transfigurado”.

Esta opinión coincide con la de los participantes en la mesa redonda celebrada de forma virtual desde Santiago de Chile, con activistas sociales y artistas como han sido: Isabel Núñez Urra, de Rattha Gallery y Luís Alarcón, de Galería Metropolitana, quienes comparten la idea de que el iceberg –y siguiendo la misma N. de P. suponía “mostrar una imagen de limpieza del pasado político y social de la época de Pinochet, además de más cuestiones de importancia” (sic.).

Iceberg Expo 92. 30 años después, la materia como artefacto y clase magistral de Cendrine Bonami
Obras de Manuel Cid en la sala Transversal de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla. FOTO: T.L.

Por otra parte y hasta el 28 de este mes, puede verse en la sala Transversal situada en la galería de la 1ª planta, la exposición de Manuel Cid, comisariada por la profesora de Bellas Artes y pintora María Arjonilla, titulada La Materia como Artefacto: una serie de obras realizadas a partir de las numerosas posibilidades plásticas y usos cotidianos que pueden tener vegetales como la Catalpa, uno de los árboles llegados a Europa en el XVIII (en concreto, en 1726 por Marc Catesby), y el Girasol, planta que llegó nos llegó a los europeos a fines del XVI con una función ornamental en los jardines europeos, todo lo cual significa también una reflexión sobre la Naturaleza, su riqueza y múltiples posibilidades.

Iceberg Expo 92. 30 años después, la materia como artefacto y clase magistral de Cendrine Bonami
Uno de los momentos del debate entre profesores, alumnos. FOTO: T.L.

Así que desde el punto de vista de las artes, estas actividades han supuesto la elaboración de arte efímero (si es que el iceberg, motivo por el cual se ha organizado el máster junto a la crítica al legado de la Expo, y a lo que esta supuso durante y después de su celebración para Sevilla), ya que este bien podría considerarse en el contexto artístico como una verdadera obra de arte (al paso que vamos con las lechugas y los plátanos expuestos en Ferias Internacionales), unido a la no mejor “performance” que supuso su traslado.

También en lo que respecta al Domo, pues aunque podrá reproducirse tantas veces se requiera, así como las reproducciones que albergaba en su interior, lo cierto es que ahora ejerce una perdurabilidad transitoria, a la que ha contribuido la lluvia de abril transformando algunos de sus elementos formales y estructurales.

Pero lo que hay que destacar por encima de las anécdotas, es desarrollar el sentido crítico en los tiempos que corren entre el alumnado y la sociedad en general; la concienciación ecológica; el respeto al medio ambiente y a la Naturaleza de la que formamos parte. Por supuesto que un llamado a los políticos para que se conciencien de lo que supone aparte del absurdo, el despilfarro de las arcas públicas y la esquilmación del Planeta.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos