sábado, 19 junio 2021
16:28
, última actualización

Jan Fabre al filo de lo reaccionario

El afamado coreógrafo y artista plástico Jan Fabre estrena en el Teatro Central de Sevilla su última propuesta, que se cuestiona la libertad que supone ‘salir del armario’

09 may 2021 / 10:07 h - Actualizado: 09 may 2021 / 10:12 h.
"Críticas"
  • Jan Fabre al filo de lo reaccionario

TAGS:

De todos es sabido que bajo la consigna ‘salir del armario’ se encierra un acto de rebeldía que, por lo general, pretende alcanzar la libertad de elegir el género al que queremos pertenecer, independientemente del cuerpo que la naturaleza nos ha otorgado. Sin embargo, con esta nueva propuesta, que fiel al estilo de su creador combina la danza con el teatro y las artes plásticas, Jan Fabre se cuestiona dicha libertad.

El espectáculo tiene un comienzo fascinante. El escenario está completamente a oscuras, y como si de un telón se tratara, las luces van poco a poco iluminando de abajo arriba el escenario, que se acaba transformando en un aula llena de mesas y sillas, delimitando una estampa de perfecta geometría horizontal. Los bailarines nos brindan una pieza de baile que contrasta con el aspecto formal de sus trajes. Hasta ahí todo hace presagiar que estamos ante una de esas obras de Fabre que se quedaran prendidas en nuestro imaginario. Pero no tardamos mucho en descubrir que este nuevo espectáculo no tiene nada que ver con el discurso provocador y visceral que le caracteriza.

La dramaturgia, en su empeño por rebelarse ante la profusión de toda esa gama de etiquetas de género que propugnan los colectivos que salen del armario, se limita a lanzar una serie de consignas y titulares que acaba delimitando un discurso un tanto reaccionario en su superficialidad, además de confuso, ya que en un momento dado mezcla la cuestión del género con las prácticas sexuales sin la más mínima justificación, con el consiguiente resultado de que, al final, no llegamos a entender lo que quiere denunciar.

Por fortuna, Fabre vuelca su creatividad como artista plástico en el vestuario, o más bien, en los cambios del vestuario que los bailarines integran en la danza, delimitando toda una gama de imágenes en movimiento inquietantes y subyugadoras. De la misma manera, la coreografía nos regala algunos números de danza soberbios con los que los bailarines rozan la excelencia.

Obra: The fluid force of love

Lugar: Teatro Central, 8 de mayo

Compañía: Troubleyn/Jan Fabre

Texto, dirección y coreografía: Jan Fabre

Dramaturgia y ayudante artístico: Miet Martens

Música: Hao Wu

Intérpretes: Sylvia Camarda, Annabelle Chambon, Cédric Charron, Conor Doherty, Stella Höttler, Ivana Joziæ, Pietro Quadrino, Matteo Sedda, Irene Urciuoli

Calificación: 3 estrellas


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla