Jorge Pardo & Daniel Casares iluminaron las ‘Noches del Colón’

El ciclo musical Noches Icónicas del Colón regala experiencias. En febrero fue Mayte Martín la estrella. Anoche, el dúo Pardo & Casares encantó. El 7 de abril Argentina y el 19 de mayo Cuca Roseta deleitarán.

Juan-Carlos Arias jcdetective /
11 mar 2022 / 10:51 h - Actualizado: 11 mar 2022 / 11:02 h.
"Bolsa","Podemos","Flamenco","Teatro","Música","Conciertos","Arte","San Roque","La Estrella","Espacio","Gastronomía","Publicidad","Jazz","La Pasión","Musical","Pandemia"
  • Fotos Andalucía Viva
    Fotos Andalucía Viva

Hay veladas mágicas, inolvidables, imborrables, imperecederas.... La Sevilla de Lunita Plateada no se oscureció en las denominadas ‘Noches del Colón’. Anoche, el remozado Hotel Colón Gran Meliá 5* GL acogió un concierto memorable. Hubo doble fusión, Flamenco & Jazz más Cuerda & Viento.

Los organizadores del exitoso Icónica Fest (Green Cow Studio) en la Plaza de España meses atrás regalaron a las noches otoñales sevillanas la mejor música, gastronomía y luz multicolor al monumento más visitado de Sevilla. Las ‘Noches del Colón’ se disfrutan en un inigualable contexto sin salir del Hotel y con aforo limitado. Hace del asistente un privilegiado.

El arte con mayúscula ya reformó el Hotel gracias a los Arquitectos Álvaro & Sandra Sans. Dejó intacto el lobby con cúpula-luminaria policromada, actualizó El Burladero, creó la Abacería, añadió la Librería, el Discovery o la espléndida Terraza-Planta 7, la estratégica atalaya de la Sevilla total.

La noche del flamenco-jazz

El Colón arrastra tantas leyendas como las escritas por Bécquer. Inaugurado en 1929 para la Expo Iberoamericana como Majestic fue elegido por toreros, literatos, artistas, espías, políticos para disfrutar de la hospitalidad hispalense. Hasta el Rotary Club Sevilla International sesiona allí. Desde 1957 cambió el nombre a Colón. Desde 2001 Meliá aporta la excelencia de la más importante multinacional española hotelera que, además, cotiza en bolsa.

Los días de la guerra fratricida (1936-39) y IIGM (1941-45) el Hotel fue ‘el más ocupado’, según rezaba la publicidad de entonces, pues se llenó de escritores-espías (Maughan, Hemingway...) para cenar, escuchar o planear sabotajes. El Abwher nazi del Almirante Cannaris alquiló dos plantas para sus agentes. Lustros después, la pasión de Lola Flores por Manolo Caracol hizo de las suyas, como los secretos de alcoba de toreros ‘macho’.

Un aperitivo excelso, incluyendo deliciosos molletes de cola de toro, regado con caldos jerezanos de Williams & Humbert bajo el sonido de batir cocteleras por una talentosa bar-woman, calentó el ambiente. Esperaban en la Librería Imperial la flauta y el saxo de Pardo más la guitarra de Casares.

De entrada, el currículum de Jorge Pardo (1956) impresiona. Da muchísimo respeto el músico madrileño afincado en San Roque (Cádiz). Precoz alumno del Conservatorio, junto a Pedro Ruy Blas fundó el grupo Dolores, génesis del jazz español junto al hospitalario Johnny (sobrenombre del desaparecido Colegio Mayor San Juan Evangelista). Desde entonces, Pardo marida jazz y flamenco con sello propio y paso firme. Con la flauta, el saxo o el clarinete es la leyenda viva de la innovación.

Su discografía propia (entre 1982 y 2015), colaboraciones, giras por todo el mundo y conciertos le unen al podio musical de lo excelso (Montoliú, Iturralde, Hermanos Amador-Pata Negra, Pat Metheny, Paco de Lucía, Camarón, Auserón, Carles Benavent, J.A Amargós, Mecano, Di Geraldo...) https://es.wikipedia.org/wiki/Jorge_Pardo_(m%C3%BAsico) Pardo ostenta el Premio Nacional de la Música (2015) siendo el Mejor Músico Europeo según la Academia de Jazz de Francia (2013).

Daniel Casares (1980) es un esteponero que hace de la guitarra su razón de ser artística. Ha grabado ocho álbumes propios, hizo giras por los mejores escenarios mundiales (Covent Garden, Carnegie..) y ha tocado con artistas 10: Cecilia Bartoli, Loreena Mckennitt, Dulce Pontes, Toquinho, Chucho Valdés, Miguel Poveda y Alejandro Sanz. Fue distinguido con el Premio Nacional de Guitarra y un ‘Bordón Minero’ https://danielcasares.es/ Su versión del Concierto de Aranjuez, con la Orquesta Filarmónica malagueña iguala o supera a la que hizo el irrepetible algecireño Paco De Lucía.

El coqueto y reducido escenario donde actuaron Pardo & Casares se hizo grande ante el rasgueo de guitarra y las emotivas notas de flauta y saxo. Poco a poco los músicos se sincronizaron, se miraron cómplices y maridaron, impecables, sus respectivos sellos. La compenetración era total.

Jorge Pardo & Daniel Casares iluminaron las ‘Noches del Colón’

El público poco a poco descubrió los homenajes que se hacían con guitarra, flauta y saxo a los inolvidables Paco de Lucía, Camarón o Chick Corea. Pardo ahí llevaba la batuta. Compartió vivencias, estudio y tablas con ellos. Casares aportaba un toque singular, aunque marcando el clásico del toque y su originalidad. La fusión Pardo & Casares respetó sendos números en solitario de los músicos, muy aplaudidos. Denotaban su entrega al instrumento y talento. La mezcla de estilos hizo disfrutar de temas como “Surcos”, “Rosa María”, “Que no quiero dinero” o “Volver”. Las palabras de Camarón, De Lucía y su guitarra o las teclas que acarició Corea revoloteaban en el ambiente.

Jorge Pardo y Daniel Casares se felicitaban porque se percataron que las sinergias eran totales. No precisaron ni pentagrama, ni acudir a ortodoxias, ni a estándares; la unión de los músicos conectó con un público que los descubrió, pieza a pieza, en estado de gracia. La gratitud del respetable se plasmó con fuertes aplausos, vivas y bravos más móviles y cámaras parpadeando para registrar en digital una noche irrepetible.

Jorge Pardo & Daniel Casares iluminaron las ‘Noches del Colón’

Pardo ya confesó, antes del concierto, al cronista que la pandemia causó estragos al mundo del arte y espectáculo, como sabíamos. Pero se felicitaba por incrementarse sus actuaciones en España. Añadía que declinó actuar en Moscú ante una propuesta de concierto reciente. Su dignidad ante la barbarie ucraniana se deslizaba. Prefiere, para vivir, los vientos de San Roque que oxigenan su veteranía, sobre el Madrid que le vio nacer.

Las ‘Noches del Colón’ son una magnífica propuesta, por muchas razones. La de ayer es patente y se detalla hasta donde podemos. Qué pena que no dieran fe del concierto consagrados críticos, como Manuel Bohórquez o el escritor-pregonero Alberto García Reyes. Tan humilde servidor lo intenta ante dos artistas que amplían el horizonte del Jazz y el Flamenco con un virtuosismo al que faltan palabras para describirlo. En esos maridajes, en tales empeños, todos ganamos.

Post Data: Assejazz abrió sede

El pasado fin de semana (4-6 marzo) la Asociación Sevillana de Jazz (ASSEJAZZ) abrió una espaciosa sede en c/ Escarpia 2 (Polígono Store, junto al Parque de Miraflores). Un antiguo salón de celebraciones que laminó el cerrojazo hostelero por la pandemia renació para la cultura sevillana gracias a un crowfunding solidario incontables voluntarios que trabajaron allí gratis et amore y la bonhomía del trompetista-pianista neozelandés Trevor Coleman que compró, antes, el negocio arruinado. El programa inaugural incluyó conciertos, degustaciones gastronómicas y la presentación del libro Odisea del Espacio (Fuego Fatuo, 2022) sobre el inolvidable escritor-letrista flamenco Carlos Lencero. La sede acoge una sala de conciertos que nada envidia a la de los mejores Clubs del mundo, cocina, barra, amplia terraza para decenas de ocupantes y hasta apartamentos para músicos.

Jorge Pardo & Daniel Casares iluminaron las ‘Noches del Colón’

ASSEJAZZ alojará en su nueva sede Talleres, Master Class y ensayos de su Big Band. Prepara ciclos y otras actividades que son posibles a sus más de 200 socios y el trabajo -en parte desinteresado- de los artistas. A diferencia de otros colectivos y entes culturales subvencionados mantiene programación propia auto-financiada a precios muy asequibles y reducidísimos para socios.

Mantiene programación de conciertos en varios puntos de la geografía sevillana (CICUS, Monasterio de la Cartuja o Sala Turina-antiguo teatro Álvarez Quintero), más las recomendables y concurridas Jam Sessions gratuitas de los domingos entre las 13-17 horas en el Platea-Odeón (CC Plaza de Armas).


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos