Menú

La máquina que fabrica agua viaja de Aznalcázar al mundo

La empresa ya produce unas diez unidades al mes, que se han enviado a distintos rincones del mundo, mientras que varios inversores se han interesado por esta iniciativa

26 jul 2022 / 13:48 h - Actualizado: 26 jul 2022 / 13:49 h.
$hmKeywords_Schema
  • La máquina que fabrica agua viaja de Aznalcázar al mundo

La empresa sevillana Aquaer, creadora de una máquina que obtiene agua potable de la atmósfera aprovechando la humedad del ambiente, ya produce unas diez unidades al mes de su ingenio, que exporta a varias países desde su sede central en la localidad de Aznalcázar.

A este municipio sevillano se ha trasladado para producir ya a demanda, y desde allí está implantando una idea que puede funcionar en cualquier lugar con unas condiciones climáticas mínimas.

El gerente de la empresa, Juan Veiga, ha explicado que la producción se mantiene constante desde que hace un año dieron al conocer el ingenio, que se fabrica en tres tamaños distintos, y se vende a lugares tan dispares como México, Chile, Perú o Vietnam, además de distintos lugares de España.

Según señala, funciona aprovechando el vapor de agua y la propia humedad del aire, incluso trabajando con 40 grados centígrados y con humedades relativas de en torno a un 20 %”, pero incluso puede generar agua potable con porcentajes de humedad menores.

Distintos tamaños en marcha

Actualmente, el prototipo de menor tamaño, del que se fabrican unas cinco unidades al mes, produce entre 50 y 75 litros; el mediano de 500 a 1.000; y el grande hasta 20.000 litros, siempre con la premisa de mantener el trabajo de la máquina produciendo agua durante 24 horas para llegar a su capacidad total de trabajo y producción.

La empresa dispone de un soporte técnico centralizado desde Sevilla, de modo que si se produce alguna avería se puede solventar sin necesidad de desplazarse, aunque cuando se instala se dan previamente cursos de formación a las personas que la van a manejar a diario.

Uno de sus últimos prototipos se encuentra trabajando en una plataforma petrolífera del Mar de China, además de que los responsables de la empresa están en contacto con inversores internacionales para aumentar la producción en meses venideros.

Un visionario procedente de Galicia

La idea la sacó adelante Enrique Veiga, el padre del actual gerente de la empresa, que a sus 83 años supervisa cada día el trabajo de la compañía en su nave de Aznalcázar.

En 1965, este entonces un joven vigués, llegó a Sevilla para trabajar en la industria frigorífica y ya entonces, con solo 26 años, pensaba en hacer algo que hiciese que su trabajo fuese más allá de su empresa y que tuviese valor social.

Sin saberlo, este perito industrial que se formó en la Escuela de Peritos de Vigo y en la promoción de 1962, estaba ya pensando en el ingenio con el que puede pasar a la historia: una máquina que crea agua casi de la nada, solo aprovechando el aire a su alrededor.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos