Menú

Las Cantigas reinventadas por Nahzun

El mestizaje cultural se dio cita en esta singular propuesta integrada en el homenaje que las Noches del Alcázar brinda a Alfonso X El Sabio

26 ago 2021 / 09:41 h - Actualizado: 26 ago 2021 / 09:44 h.
$hmKeywords_Schema
  • Foto: Actidea
    Foto: Actidea

Son varias las citas que este año conmemoran el ochocientos aniversario del nacimiento del emblemático Rey Alfonso X El Sabio, paradigma de la cultura y la música practicadas desde el poder absoluto. Pero casi todas se enmarcan en el apartado de música antigua, salvo esta singular propuesta del grupo Nahzun, cuyo nombre con h y z intercambiadas proviene de una adelantada poetisa granadina medieval. La de este conjunto se incluye en Músicas del mundo por su particular tendencia al mestizaje y la combinación de estéticas y culturas. Por eso acercarse a ellos suponía un gesto de curiosidad, con el atractivo de comprobar cómo suena esta música medieval que hoy casi nadie se atreve a interpretar sin seguir los rigores del historicismo, en manos desprejuiciadas y abiertas a la innovación y la más estricta creatividad. La curiosidad no derivó precisamente en satisfacción, tampoco en decepción, pero puestos a innovar o dar un toque diferente al repertorio, sí esperábamos algo más de atrevimiento, una mayor dosis de ingenio que no se limitara a acentuar el carácter orientalizante en la obra del rey sevillano ni impregnarlo de matices aflamencados.

No cabe duda de que los cuatro integrantes del conjunto son unos excelentes músicos, empezando por su principal artífice, el veterano y siempre inquieto Vincent Molino, sobre cuyas espaldas descansa el legendario grupo Radio Tarifa de la década de los noventa del pasado siglo, y siguiendo con el sudanés Wafir Sheikheldin Gibril, tan refinado y sutil en la percusión como afinado en la viola, el cantaor y guitarrista gaditano Juanmi Cabral y el laudista Víctor Muñiz. Pero la propuesta siguió derroteros muy transitados, rutinarios y apenas proclives a la sorpresa. Al canto a dos voces, la más aguda y poco en estilo (La fuente fría) de Muñiz y la más oscura, grave y profunda de Gibril, se unió tomando las riendas del protagonismo el flamenco de Cabral, una licencia que pudo funcionar en algún momento puntual pero no como constante durante todo el concierto, incluidos los estridentes remates con los que finalizó cada intervención. De él lo que más nos llamó la atención fue su instrumento principal, un gimbri o laúd tricorde de caja rectangular que el músico manejó con igual destreza que la guitarra flamenca a la que está acostumbrado. También destacó el generoso repertorio de instrumentos que eligió Molino, entre ellos el ney del que es especialista y con el que arrancó el concierto, el cromormo y su evocador y estridente sonido o el armonio con el que acompañó la viola de Gibril con tanta elegancia como discreción.

En el apartado de programación, nos quedamos con la sensualidad de la pieza del poeta y Minnesänger centroeuropeo del siglo XII Walter von der Vogelweide, un efectivo ejercicio de inmersión en el misterio y la fascinación del desierto, la combinación de las cantigas número 100 (Santa Maria Estrela do Dia), una de las más populares del manuscrito, ofrecida a ritmo samai de tres tiempos, y la 166 (Como podem) a un ritmo contrastante y vertiginoso, presto al virtuosismo. Pero sobre todo fue el conductus Crucifigat omnes del Códice de Las Huelgas, que terminó por centrar la propuesta en las Cruzadas, lo que más nos llamó la atención, por su contundencia ritual y el magisterio con el que Nahzun lo acometió. Entre bromas, introducciones poco precisas y juegos de palabras que hicieron las delicias del público, consumieron el tempo dejándose atrás dos obras, algo incomprensible teniendo en cuenta que se trataba de su segunda y última comparecencia en estas Noches del Alcázar, por lo que ya podrían haber tomado nota de la anterior.
NAHZUN **

XXII Noches en los Jardines del Real Alcázar. Víctor Muñiz, guitarra, ud, voz; Juanmi Cabral, gimbri, voz; Wafir Sheikheldin, ud, percusiones, viola, voz. Vincent Molino, ney, oboe de poitou, cromorno, axabeba, flautas de pico, armonio. Programa: Selección de Cantigas de Alfonso X El Sabio, y obras de Walter von der Vogelweide y de la tradición sefardí y europea medieval. Miércoles 25 de agosto de 2021


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos