Menú

Luis Landero, el novelista que empezó tocando por soleá

El escritor extremeño, que se dio a conocer en 1989 con ‘Juegos de la edad tardía’, se alza hoy con el Premio Nacional de las Letras

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
07 nov 2022 / 15:53 h - Actualizado: 07 nov 2022 / 15:55 h.
$hmKeywords_Schema
  • Luis Landero, el novelista que empezó tocando por soleá

Acaban de concederle el Premio Nacional de las Letras al novelista extremeño Luis Landero (Alburquerque, Badajoz, 1948). La noticia ha saltado hace menos de una hora, y no deja de ser una alegría para los amantes de la literatura contemporánea porque se trata de la historia de un artista que no empezó con las letras, sino con la guitarra flamenca, acompañando a aquellos cantaores que precisaron de su sonanta por el Madrid de la Transición. Precisamente de toda esa faceta da buena cuenta su inquietante y entrañable novela El guitarrista (2002), donde el protagonista narra sus peripecias desde su Extremadura natal hasta una capital de España en la que mezcla las oportunidades de un artista de tercera con las clases que tiene que impartir a la mujer de su jefe. Sería relativamente tarde, ya maduro, cuando Landero irrumpió en el panorama novelístico con una obra de título significativo: Juegos de la edad tardía, con el que obtuvo el Premio de la Crítica de Narrativa y el Premio Nacional de Narrativa.

Aunque Landero ha publicado ya 11 novelas, son las más basadas en su propia vida, como El balcón de invierno (Tusquets, 2014), una especie de memorias, donde más se luce y con las que ha conseguido captar a miles de lectores. El autor de Una historia ridícula, publicada en Tusquets este mismo año, ha ido ofreciendo títulos cada cuatro o cinco años, sin demasiada prisa, y mejorando precisamente su fina prosa empapada de humor y melancolía. Siempre ha compaginado su carrera como escritor con su labor como profesor en el instituto Calderón de la Barca de Madrid y en la Escuela de Arte Dramático. También ha dado clases en la Universidad de Yale (EEUU).

El jurado del Premio Nacional de las Letras se ha referido al autor como “un extraordinario narrador, creador de numerosas ficciones con personajes y atmósferas de gran expresividad y excelente escritura, recuperando la tradición cervantina con dominio del humor y la ironía e incorporando con brillantez el papel de la imaginación”. Por otro lado, el jurado ha señalado que “Luis Landero pertenece a la primera generación de la democracia española y ha jugado un papel fundamental en la renovación de nuestra literatura”.

El jurado en esta edición ha estado compuesto por Inés Fernández-Ordóñez, en representación de la Real Academia Española; Rosario Álvarez, por la Real Academia Gallega; Sagrario Aleman, por la Real Academia de la Lengua Vasca; Ángela Vilallonga, por el Instituto de Estudios Catalanes; Rosa María Agost, de la Academia Valenciana de la Lengua; Montserrat Iglesias, a propuesta de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE); Manuel Rico, por la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE); Francisco José Díaz de Castro, por la Asociación Española de Críticos Literarios; Carmen Rodríguez, por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE); Juan Manuel Goig, a propuesta del Centro de Estudios de Género de la UNED; Marta Sánchez y Nieves Fernández por el Ministerio de Cultura y Deporte; y el escritor José María Merino, premiado en 2021 con este mismo galardón.

El Premio Nacional de las Letras está dotado con 40.000 euros, arrancó en 1984 y el primer ganador fue el autor en lengua catalana Josep Vicenç Foix. En la primera década, recibieron esta distinción José Hierro (1990), Francisco Ayala (1988) o Carmen Martín Gaite (1994), entre otros, y en ediciones más recientes han sido premiados Rosa Montero (2017), Francisca Aguirre (2018), Bernardo Atxaga (2019), Luis Mateo Díez (2020) o José María Merino (2021). Las bases del premio establecen que no puede declararse desierto ni concederse a título póstumo.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos