sábado, 22 enero 2022
16:05
, última actualización
Cine

Madeleine Collins: defendiendo como derechos el cariño y los afectos

Virginie Efira nos regala una gran interpretación: atractiva, sugerente e inquietante (***)

15 ene 2022 / 14:26 h - Actualizado: 15 ene 2022 / 14:35 h.
"Cine"
  • Un momento de la película ‘Madelaine Collins’.
    Un momento de la película ‘Madelaine Collins’.

TAGS:

La actriz Virginie Efira tiene una larga y dilatada carrera, primero en su Bélgica natal donde empezó haciendo televisión y más tarde en Francia que la adoptó y nacionalizó. En el país vecino ha participado en más de una veintena de películas. Sus primeros trabajos para el cine los hace en la belga de Nabil Ban Yadil ‘Les barons’ y en la comedia francesa de Philippe Lefebvre ‘Le Siffleur’, ambas del año 2009. En España se da a conocer en el año 2015 con ‘Le goût des merveilles’, ‘Pastel de pera con lavanda’ título en español, melosa comedia romántica que dirigía Eric Besnard. Pero será con las películas de Justine Trier, ‘Los casos de Victoria’ (2016) y ‘El reflejo de Sibyl’, (2019) cuando su trabajo empieza a considerarse. Sus mayores éxitos hasta ahora los consigue con Albert Dupontel y su ‘Adiós, idiotas’ (2020) y sobre todo, protagonizando ‘Benedetta’ (2020), la controvertida obra de Paul Verhoeven.

La actriz, acostumbrada a interpretar papeles embarazosos, cuando no surrealistas, nos obsequia con Madeleine Collins, con otro rol tan sugerente como inquietante. Ella es Judith, madre, esposa en Francia con dos hijos, y amante con una hija en Suiza. ¿Es posible? Si, si se gana la vida como intérprete y se pasa la mayor parte del tiempo trabajando fuera de casa.

Intentando completar el rompecabezas que nos plantea Antoine Barraud, lo difícil es que nos convenza su propuesta porque en la pantalla la vida para ella es dichosa y placentera, pero para quienes la seguimos, no deja de ser cuestionable y discutible aunque parezca gozosa. Si lo hace, nos gana.

La película está organizada como un juego retorcido que aprovecha el talento de la actriz y su capacidad interpretativa para que Judith sea al mismo tiempo fría, calculadora sin dejar de ser vulnerable. El guión, a pesar de sus debilidades, trampas no le faltan, está bien urdido y es capaz de mantener el interés.

Lo curioso y significativo es que está protagonizada una mujer y que sus intereses no se desarrollan y expanden desde la entrepierna, al contrario, se dirigen más hacia el mundo de los sentimientos y de los cuidados. Va más, sobre cómo proteger y mantener los afectos y el cariño de las personas a las que quieres, sin la necesidad de renunciar a nada ni a nadie.

La ficha

Madeleine Collins ***
Francia, Bélgica, Suiza 2021 106 min.

Dirección Antoine Barraud Intérpretes Virginie Efira, Bruno Salomone, Quim Gutiérrez, Valérie Donzelli, Navad Lapid, Jacqueline Bisset, François Rostain.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla