Menú

Manu Mitchell: «La literatura es un refugio»

El autor rinconero mezcla poesía y relato en ‘El rincón de los treinta minutos’ para usar las letras como sanación para los problemas y dolores del alma y de la mente

30 abr 2022 / 12:59 h - Actualizado: 30 abr 2022 / 13:02 h.
"Literatura"
  • El autor local Manu Mitchell en La Estación de las Letras de La Rinconada (Foto: Francisco J. Domínguez)
    El autor local Manu Mitchell en La Estación de las Letras de La Rinconada (Foto: Francisco J. Domínguez)

TAGS:

Hace justo un año, Manu Mitchell hacía parada en La Estación de las Letras de La Rinconada para hablar sobre ‘La Consulta’, un texto dramático nacido en el confinamiento e incluido en el recopilatorio ‘Teatro para una crisis’. Este viernes, un año después, e igualmente subido al tren de la literatura, se ha bajado en este andén primaveral que es el Centro Cívico Los Silos para mostrar, tras un viaje que ha supuesto un cambio radical, la que es su segunda obra, ‘El rincón de los treinta minutos’.

La de este viernes fue una tarde de valentía. La que ha tenido el autor para volcar en este volumen el dolor, el miedo, la oscuridad y tantas “cárceles de cristal” que cualquier persona puede vivir, pero que nadie se atreve a sacar y contar. Porque, a través de un libro que podría catalogarse como mixto, que no es de poesía ni de narrativa pero que suma poemas y relatos, Mitchell acude a ese espacio personal – que no tiene por qué ser físico – donde se ordenan las ideas, las reflexiones y los sentimientos, para poner nombre y curar tantas heridas infligidas por el camino vital.

Manu Mitchell: «La literatura es un refugio»
El autor habló sobre su libro, de género mixto entre poesía y relato, ‘El rincón de los treinta minutos’ (Foto: Francisco J. Domínguez)

Reivindicación de la salud mental

A través de Mario, un chico de género no binario de 26 años nacido de la ficción – pero que a la vez podría ser el alter ego del propio autor – Mitchell relata la historia del protagonista, que es a la vez la suya, para hablar de maltrato infantil, buylling, violencia de género y muchos de los males que atenazan a nuestra sociedad.

Mario recurre a su rincón personal 30 minutos cada día para recolocar y aprovechar ese pasado como oportunidad para salir de él. Un rincón que “tenemos dentro cada uno. Inconscientemente cada día tenemos un momento para reflexionar u ordenar nuestra cabeza. Esos 30 minutos siempre están en una persona, no hay que irse a una habitación concreta para tenerlos”, explicó el autor.

Pero, igualmente, el personaje recurre a los profesionales de la psicología para encontrar la forma de poner luz entre tanta oscuridad. Rompe de esta manera el autor rinconero una lanza a favor de la salud mental. “En España hay un psicólogo para cada 25.000 personas. Es un dato que da mucho que pensar”. Aseguró en la presentación que “en nuestro país no se valora la salud mental. Ir al psicólogo es tabú, en los centros educativos no se trabaja la educación emocional”. Aseguró igualmente que “la mente nos causa más dolores que las patologías físicas de nuestro cuerpo. Las heridas mentales son más profundas que las físicas”. Y, ante tanto dolor, “la literatura es un refugio”.

Manu Mitchell: «La literatura es un refugio»
El Centro Cívico Los Silos volvió a ser el espacio de fomento de la literatura en clave local (Foto: Francisco J. Domínguez)

Herramienta y referencia para lectores en situación similar

Es por ello que Mitchell entiende ‘El rincón de los treinta minutos’ en particular y la literatura en general como “la vía de escape para los sentimientos, positivos y negativos”. Y aunque no sea la literatura la que cure, “quizás sea una tirita para las heridas, para ese dolor del alma. Porque quien cura es el tiempo”, aseveró. Con ello, Mitchell afirmó que “la literatura más que para curar sirve para que los que vienen detrás sepan que pueden encontrarse en situaciones difíciles y que pueden salir adelante. Que vean referencias, modelos para poder decir estoy en esta situación, he leído esto y no me parece para tanto”.

Con dos partes diferenciadas, una primera más expositiva y la segunda más curativa, esta segunda obra del escritor local pretende además de la sanación personal ofrecer una herramienta más a quien no encuentre rumbo en su camino. “La literatura podría ser la llave para salir de las cárceles invisibles, en las que quizás vivamos sin darnos cuenta, y que llevamos como una carga en nuestras espaldas”. Cárceles que pueden ser compartidas, que no se identifiquen, pero encontrarlas escritas puede hacer ver que otros han estado presos ahí y que “leyendo pueden romper esos barrotes que, aunque no se vean, son difíciles de superar”.

Manu Mitchell: «La literatura es un refugio»
El escritor Jairo Valencia Piedrahíta acompañó a Mitchell para hablar de su último libro (Foto: Francisco J. Domínguez)

Animar a la lectura por gusto y no por obligación

En este sentido, abogó por acercar la literatura a los más jóvenes “sin la connotación de la obligación. Empezando por los más pequeños y mostrándoles que en la literatura pueden encontrar una forma distinta de ver la vida, herramientas, ocio. Fomentar la lectura en casa y por gusto, eligiendo lo que se lee sin que se imponga”.

Para ello, y aunque su medio natural sea el teatro, Manu Mitchell ha optado por la poesía – experiencia que le ha resultado “sorprendente” – como “vía para que lean lectores que nunca han leído”, ya que es un género “que se lee rápido, por lo que cumple el

parámetro de la inmediatez de nuestra sociedad”, además de que “cuenta algo en poco tiempo, acorde con una sociedad que no tiene tiempo que perder” y que abre la posibilidad a “diferentes interpretaciones, por lo que da la posibilidad de imaginar lo que quieras”.

Nuevamente, como hace un año, ha sido el escritor y colaborador de Radio Rinconada, Jairo Valencia Piedrahíta, el que ha acompañado al Mitchell en su escala en La Estación de las Letras, hablando de una obra que “se defiende por sí sola y que solo hay que animar a leerla”. Y ante los nuevos proyectos del autor, inmerso ya en la escritura de una novela, quedaron emplazados para dentro de un año, para volver a parar en esta estación para hablar de libros, literatura y de curación personal a través de la escritura y la lectura.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos