sábado, 25 enero 2020
05:45
, última actualización

Mientras dure la guerra: lección de historia no aprendida, de aquellos barros, estos lodos

28 sep 2019 / 16:09 h - Actualizado: 28 sep 2019 / 16:12 h.
"Podemos","Historia","Derechos Humanos","Cine español","Historia","Premios Goya","República"
  • Mientras dure la guerra: lección de historia no aprendida, de aquellos barros, estos lodos

A Alejandro Amenábar se le deben algunos de los mayores éxitos del cine español de los últimos tiempos. Se dio a conocer con Tesis (1996) con la que obtiene el beneplácito de la crítica y siete premios Goya. Al año siguiente estrena Abre los ojos (1997) y con ella da el salto internacional, premios incluidos como el de mejor película en el Festival de Tokio. Los otros (2001) y Mar adentro (2004) demuestran su gran talento y tanto una como la otra obtienen elogios y laureles allí donde se presentan. La segunda llega a obtener el Oscar de ese año en la categoría de mejor película de habla no inglesa. Sin ser desdeñables, sus posteriores trabajos, Ágora (2009) y Regresión (2015) tuvieron un recibimiento y una vida algo más discreta.

La cinematografía estadounidense es muy dada a realizar películas que analizan, estudian, debaten y ponen en tela de juicio su propia historia. Le gusta polemizar sobre sus orígenes, su guerra civil, sus desmanes como imperio y profundizar sobre las grietas y fisuras de su democracia. Posiblemente sea una de las herramientas que tienen para construir nación y además les sirve de estrategia para cimentar sentimiento patriótico. Sabemos que aprovechan la cultura para retroalimentarse, cuestionan y consolidan con el poder de la imagen una forma de vida y una manera de entender el mundo. Rara vez nos libramos de ver enarbolar su bandera.

No ocurre lo mismo en España. Como quiera que sea, tratar en el cine alguna parte de la historia de este país ni junta ni une, más bien disgrega. A veces provoca encendidos debates, otras ni eso. La mayoría de películas son objeto de un silencio sepulcral. Salvo que traten sobre la Guerra Civil, en ese caso, el comentario es despectivo y generalizado: ya tenemos otra película más sobre la Guerra Civil. La mayoría de la crítica cinematográfica se une al relato y la escasa intelectualidad calla.

No debería ser así, porque nunca serán suficientes las películas que se hagan sobre nuestra historia. Gracias a ellas podemos conocernos mejor, saber más sobre nosotras y nosotros mismos: quienes somos, qué pensamos y por qué, que nos separaba, que nos une y nos ayudará a mejorar. También nos debiera servir para aprender de los errores.

Con la figura de Miguel de Unamuno como eje sobre el que pivota la historia, en Mientras dure la guerra, Amenábar habla sobre los sucesos que acontecieron tras la rebelión militar contra la República en el año 1936. Por una parte reconstruye la imagen del escritor comprometido con su tiempo y da forma a la figura de un intelectual de prestigio, tan pasional como contradictorio, que pasa en poco tiempo de mostrar su apoyo a renegar de los sublevados, y por otra, desentraña no sin ciertos desequilibrios, el modo de operar de una cúpula militar terriblemente obscena que antepuso simbología e intereses personales en lugar de la lucha y defensa de los derechos humanos fundamentales. Así, vemos que vencieron por su fuerza bruta, por el temor y terror que provocaron, por su vileza. No convencieron, castigaron y mataron impunemente. Tras ganar impusieron un yugo durante cuarenta años y del que aún no hemos conseguido desprendernos.

Hay quien sigue defendiendo al dictador Francisco Franco y a la cuadrilla militar que lo encumbró. Nada justifica todo el mal que hizo ni durante la contienda ni en los cuarenta años de dictadura, porque lo que hicieron se podía haber hecho de otra manera, con más democracia y sin derramar sangre. Ha pasado casi un siglo y seguimos sin aprender, pregunten a los responsables de los partidos de la derecha incapaces aún de renunciar al régimen. Ojalá que esta película y las que tienen que venir nos ayuden a perdonar, a no olvidar y a aprender a ser mejores personas.

Mientras dure la guerra ***

España, Argentina 2019 107 min.

Dirección Alejandro Amenábar Intérpretes Karra Elejalde, Eduard Fernández, Santi Prego, Luís Bermejo, Tito Valverde, Patricia López Arnáiz, Nathalie Poza, Inma Cuevas.

Drama


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016